Cristian Brenes. 13 enero

Darryl Parker por un instante deseó que la tierra se lo tragara, que no existieran las redes sociales o que muy pocos hubiesen visto el error que él mismo considera como el más grosero en su carrera de portero. Sin embargo, su autogol en los 90 Minutos por la Vida ante Herediano, de la semana anterior, no pudo ser menos difundido y hasta los amigos le jugaron una que otra broma.

Parker asumió lo ocurrido como un fallo técnico para despejar una pelota con los pies, que terminó en el fondo de las redes, tras lo que se conoce popularmente como un arrollado. Luego de tragar grueso, soportar el bullying de propios y extraños por ocho días y sin poner excusas, hizo lo más difícil: se repuso y sacó una actuación sobresaliente contra el Santos, en el inicio del Clausura 2020.

Incluso, el arquero de Cartaginés fue protagonista de una doble tapada fenomenal, en la que primero se impuso en el mano a mano contra Chimdum Johnny Mez, luego le ganó en velocidad al atacante y se lanzó para sacar la redonda sobre la línea de gol. La afición brumosa le respondió de inmediato y ahí se liberó de la culpa por la derrota en el amistoso ante Herediano, en los 90 Minutos.

“Lo de los 90 minutos fue la peor vergüenza que he pasado, no era una bola muy complicada, pero son situaciones que pasan. Son errores que lo ayudan a uno a crecer, ser más fuerte y valorar las cosas, porque cuando uno lo tiene todo se relaja. Ahora toca darle vuelta a la página y seguir adelante… Igual, un portero no puede volverse loco por una gran tapada, porque en la siguiente, si uno se relaja, le pasa un chasco”, manifestó el cancerbero.

Darryl ahora se toma todo con buen humor. No obstante, recalcó que analizó la jugada con detenimiento, escuchó consejos del preparador de guardametas, trabajó en la técnica para que no se repita y también tuvo una conversación con Hernán Medford, quien lo orientó.

Eso sí, nada de esto quita que lo sigan vacilando por su fallo y por lo mismo mejor prefiere sonreír y tomar todo como parte de su aprendizaje.

“Entre nosotros nos vacilamos cuando pasan estos chascos. Ya en frío lo vi más en broma, mis compañeros me estaban molestando un poco y hasta Néstor Monge, que está en México, me puso un mensaje con el video para ver si lo podía subir a redes sociales, pero le dije que mejor no porque me mataba. Es difícil, conforme pasan los años la madurez me ha enseñado a no caer ante las situaciones complejas, sino que levantarme y escuchar los consejos. ”, añadió.

Parker afronta su cuarto certamen con los blanquiazules, club con el que es indiscutible y ha destacado por buenas acciones. En el debut frente a los guapileños tuvo cuatro tapadas más de gran nivel y se reivindicó como un meta de confianza.

A sus 26 años el cancerbero mantiene los sueños de estar en la Selección y jugar en el extranjero. Sin embargo, reveló que le hizo una promesa a Leonardo Vargas, presidente de Cartaginés, y espera cumplirla muy pronto.

“Siempre he apuntando a lo grande, lo mío es salir del país. Si no se me ha dado es por pequeños detalles que no he corregido. Debo enfocarme en los detalles que no me han permitido dar el salto, pero no me desespero con este tema. Igual, quiero sumar más minutos en Cartaginés, seguir con la confianza que tengo, mejorar y tratar de llegar a la Selección. Incluso, le dije al presidente del club que la única forma de salir de Cartaginés es quedando campeón con este equipo”, finalizó.

05/01/2020/ Partido entre los equipos de Cartaginés vs Herediano durante los 90 Minutos por la Vida en el Estadio Nacional / Fotografía: John Durán
05/01/2020/ Partido entre los equipos de Cartaginés vs Herediano durante los 90 Minutos por la Vida en el Estadio Nacional / Fotografía: John Durán