Por: Daniel Jiménez.   2 septiembre
Daniel Colindres en un juego de Saprissa en este Apertura. Fotografía: Albert Marín.

Alajuela. Fue el primero en salir al césped y el último en llegar a dar palabras al grupo antes de comenzar el juego. El capitán de Saprissa, Daniel Colindres, se despedía del club en un escenario ideal: clásico nacional.

El atacante morado lo intentó. Quería ser protagonista ante el archirrival a quien le había anotado cinco goles con la casaca de la S. Esta vez no lo logró. Incluso, su club cayó 1-0 y perdió el invicto, mas no el liderato.

El primer intento de Colindres fue a los cuatro minutos con una tijereta que se fue al saque de puerta.

Al minuto 10 topó con pared: Mauricio Vargas. El arquero manudo le negó el gol en dos oportunidades, ambas tapadas de muy buena factura.

En el primer tiempo mostró lo de siempre: sacrificio y ser encarador, la fórmula de entrega predilecta del extremo izquierdo.

En la parte completaría le centró el balón a Johan Venegas, quien estrelló un cabezazo en el horizontal.

El jugador puso todo su empeño, al final fueron 90 minutos en un campo al que ha herido, pero que al menos este domingo vivió la amargura de caer ante el archirrival.

Tras el juego, Colindres entrelló su mano con Michael Barrantes y dio sus últimas palabras como futbolista del Monstruo.

“Todos los partidos fueron especiales, todos significaron algo, siempre luché por ganarme un puesto en Saprissa porque la competencia es muy dura”, comentó Colindres, quien irá a la Liga Premier de Bangladesh.

El futbolista afirmó que esto podría ser un hasta pronto y no una despedida de por vida: “Puede que no sea un adiós definitivo, sino un hasta pronto. Las puertas están abiertas porque mi trabajo habló por sí solo”.

Colindres reveló que hubo cuatro intentos para salir en este mercado. El primero fue en el fútbol de Suramérica, el segundo en la India, el tercero en Malasia y este último en Bangladesh.

“Es una Liga Premier que tiene 10 equipos, tiene condiciones, es un club relativamente nuevo, voy a estar en la capital (Daca) y vamos a ver qué nos depara el futuro”, acotó.

Al despedirse afirmó: “En un futuro no sé (si se retire en el país). Sí volveré. Al menos a vivir a Costa Rica. Vamos a ver qué trae el futuro”.