Steven Oviedo. 16 agosto
Esteban Alvarado es el portero titular del Herediano. Fotografia: John Durán
Esteban Alvarado es el portero titular del Herediano. Fotografia: John Durán

Cuando Esteban Alvarado jugó los 90 Minutos por la Vida con Alajuelense, en enero pasado, no se veía bien físicamente. Incluso, estaba pasado de peso, pero todo cambió.

Alvarado está muy cerca de su mejor forma física en varios años, gracias al trabajo y sacrificio que ha realizado desde que se colocó la camiseta del Herediano, pues ha perdido varios kilos.

“Esteban tiene muy buenas cualidades, él es un atleta comprometido. En la parte física, Miguel Segura le ha dedicado mucho tiempo, él ha trabajado con entrenamientos extra. A mí me ha sorprendido desde el día que llegó, cuando se quedó haciendo trabajos complementarios”, explicó Daniel Vargas, preparador físico del Herediano.

Cuando Alvarado firmó con el equipo de Jafet Soto, su porcentaje de grasa estaba en un 17% y pesaba 98 kilos, pero ahora el arquero bajó a menos de un 12% su grasa corporal y pesa 94 kilos.

Según el preparador físico florense, el objetivo es que Alvarado llegue a estar en menos de un 10% de grasa, pero sin bajar el peso que ya posee.

“El merito definitivamente es de él, es un jugador comprometido. La idea es mantener el músculo y bajar el porcentaje de grasa, por eso se ve con agilidad y liviano”, destacó Vargas.

El propio Esteban Alvarado ha mencionado, en reiteradas oportunidades, que no se siente al 100% de su capacidad, pero que cada día que pasa en el Herediano va mejorando.

Para el guardameta es fundamental retomar el nivel que lo llevó a jugar en la Primera División de Holanda con el AZ, para pensar en un regreso al extranjero y a la Selección Nacional.

“El compromiso no es solo en las horas de entrenamiento, también el compromiso es en la casa con las horas de sueño y la alimentación que es una parte fundamental. Él se cuida y sabe lo que tiene que hacer para llegar a su mejor nivel”, añadió Vargas.

Hay otros jugadores que también se han visto beneficiados al llegar al Herediano, como el caso de Freddy Álvarez, quien fue muy criticado por su peso cuando estaba en Alajuelense.

Álvarez bajó de 17% a 12% en su nivel de grasa, manteniendo el peso que tenía por recomendación del preparador físico, para que no tenga problemas al chocar o luchar por el balón.

“A pesar de que la percepción de la gente es que él estaba un poquito pasado de peso, no es así. Él es corto de estatura, pero tiene mucha masa muscular”, comentó Vargas.

Una de las claves que ha tenido el equipo florense para tener a sus futbolistas bien físicamente es la implementación del crossfit.

En el equipo rojiamarillo realizan rutinas de trabajo funcional cortas e intensas, con una duración de cinco o seis minutos, con el objetivo de oxigenar el músculo sin cargar las articulaciones. Inclusive, se hacen rutinas específicas por jugador.

Herediano tiene en sus filas un grupo de cinco jugadores que están muy bien físicamente, que llegan al punto de estar por debajo del 7% de grasa. Ellos son Christian Reyes, Áarón Salazar, Diego González, Bryan Rubio y Francisco Rodríguez.