José Pablo Alfaro Rojas. 7 febrero
Rándall Brenes (izquierda) le dio su adhesión a Mario Redondo en el partido Alianza Demócrata Cristiana. Ahora el alcalde espera que forme parte de su proyecto para desarrollar el deporte del cantón.
Rándall Brenes (izquierda) le dio su adhesión a Mario Redondo en el partido Alianza Demócrata Cristiana. Ahora el alcalde espera que forme parte de su proyecto para desarrollar el deporte del cantón.

Al nuevo alcalde de Cartago, Mario Redondo, le molesta la etiqueta de fracaso que tiene el equipo de fútbol, pues asegura no refleja la mentalidad exitosa de los ciudadanos brumosos.

Redondo sostiene que en la Vieja Metrópoli existe el material humano y el talento necesario para que Cartaginés levante la copa y acabe con el conformismo que predomina en el club, lo que también serviría como motivación y ejemplo para todos los jóvenes de la provincia.

El político le explicó a La Nación el tipo de vínculo que desea crear con la dirigencia de la institución blanquiazul para desarrollar un proyecto que fortalezca las bases y le permita pelear por la corona en el mediano plazo.

Confiesa que, de llegar a un acuerdo, la Municipalidad podría invertir dinero en el desarrollo de las fuerzas básicas y en la implementación de un convenio para levantar el estatus del equipo, aunque aclaró que todavía no hay nada en firme, pues debe reunirse con los dirigentes.

"Quiero sentarme con la Junta Directiva, quiero hacer algo articulado. Creo que es una aspiración nacional el hecho de que Cartaginés quede campeón, creo que toda la gente del país se va a alegrar", explicó Redondo.

“Se cayó en una especie de conformismo. El tema es sacudirse de ese conformismo mediocre y aprovechar la potencialidad que tenemos. Al cartago le duele que un Esteban Granados se haya ido; cómo lo dejamos ir a Heredia, él amaba al equipo, le ponía alma vida y corazón", dijo Redondo.

El Chiqui. La aspiración de Redondo de apoyar al Cartaginés para que sea campeón nació desde días atrás, cuando lo manifestó públicamente, luego de ser electo como alcalde.

El exdiputado apuntó: “Ya es hora de que Cartago tenga un equipo campeón. Lo empezamos a construir ya, somos todos nosotros, este es el equipo campeón para generar oportunidades, bienestar, progreso y, por qué no, para que vuelva a ser campeón en el fútbol nacional".

Colaborar con el club será uno de sus objetivos, en una sinergia en la que asegura también proyectará el deporte del cantón a través de la figura de Rándall Chiqui Brenes.

El exjugador tendría un papel esencial dentro del plan de Redondo, aunque por ahora se desconoce cuál puesto ocupará en la Municipalidad, o en el Comité Cantonal de Deportes.

Mario Redondo al dar un discurso como triunfador en Cartago. Foto de Jorge Castillo
Mario Redondo al dar un discurso como triunfador en Cartago. Foto de Jorge Castillo

“Estamos afinando un programa de prevención del delito y del combate a la criminalidad. Tiene que ver con llevar programas especiales de apoyo a las ligas menores en materia deportiva. Para llegar a las barriadas más problemáticas del cantón, necesitamos de personas con liderazgo y ciertas características, queremos que Chiqui encabece el proyecto”, apuntó.

Redondo también evalúa una propuesta elaborada por el futbolista para crear un colegio deportivo que permita desarrollar las habilidades de los atletas del cantón.

Al mismo tiempo, el alcalde reconoce que la Municipalidad tendrá que trabajar en poner a funcionar la piscina del polideportivo y en aumentar el protagonismo del cantón en Juegos Deportivos Nacionales, pues cree que se ha perdido terreno.

“Queremos intervenir en el Comité Cantonal y llevar gente que tenga la capacidad de renovar el deporte en el cantón”, añadió Redondo.

Mario Redondo, futuro alcalde de Cartago: ‘Hay gente que llega al poder y construye feudos para unos