Esteban Valverde. 12 enero
Randall Azofeifa le gana un duelo aéreo a Ismael Gómez. Fotografía: John Durán.
Randall Azofeifa le gana un duelo aéreo a Ismael Gómez. Fotografía: John Durán.

El campeón nacional no tuvo un estreno de año sencillo. Herediano inició con enojo su andadura por el Clausura 2019, luego de que San Carlos le robara un punto de su estadio.

Pese a que rápidamente consiguieron su primer tanto, pues Jimmy Marín anotó en el minuto cuatro del duelo, esto no fue una señal positiva para el monarca, que vio como su adversario, esta vez dirigido por Luis Marín, despertó con bríos para igualar el cotejo.

El partido fue de buena calidad durante muchos tramos.

El Team buscó el marco contrario, provocó buenas paradas de Marco Madrigal y mostró pequeñas diferencias con el equipo que recién levantó el cetro.

Los florenses iniciaron el juego con una propuesta agresiva. La presión alta exigida por Hernán Medford se notó en el campo y tanto Marín como Gerson Torres ahogaron a Kevin Cunningham y Esteban Ramírez.

La transición rápida, en la que se buscaron pelotazos a las espaldas contrarias, fue otra característica con marca Medford y esta funcionó en el arranque.

Torres tomó un balón por derecha y desde la media cancha levantó la cabeza para asistir a Marín con un pase largo; el atacante ganó la posesión de la pelota con velocidad, enfrentó al arquero Madrigal y lo venció.

Después de la jugada, Harold Wallace, asistente de Luis Marín, se levantó y le pidió más concentración a sus dirigidos.

Una llamada de atención fue suficiente para ver una disposición diferente en el campo en los minutos posteriores al gol.

El problema de salida que generó la presión alta del Team fue solucionado por el alto protagonismo de Ismael Gómez para tomar la pelota y distribuir.

El argentino, de un uno contra uno envidiable, no pasó apuros porque quitaba la marca o provocaba que le cometieran falta, pero la esférica estaba segura en sus pies.

Así, en 10 minutos San Carlos ya le había bajado las revoluciones a los rojiamarillos.

Del minuto 16 al 23 los sancarleños contaron con cuatro ocasiones claras para anotar y fue Marcos Mena el que puso el 1 a 1 en el marcador.

El hábil delantero se aprovechó de un pésimo rechace de Heyreel Saravia, tomó al cancerbero Daniel Cambronero caminando y definió de derecha.

Hernán Medford empezó a mostrarse inquieto, el estratega caminaba de izquierda a derecha, hablaba con su asistente Mauricio Solís y peleaba cada infracción del juego para buscar que fuera a su favor.

El cotejo continuó con una buena dinámica y para el complemento quedaron opciones para los dos planteles.

El Pelícano, fiel a su estilo, se fue con todo hacia el ataque para conseguir el primer triunfo. Desde el banco incluyó a Berny Burcke y Aldo Magaña.

Luis Marín no se quedó atrás y le puso velocidad a la ofensiva para conseguir sacar ventaja de un contragolpe: Alberth Villalobos y José Luis Cordero se encargaron de esa labor.

Herediano pecó de buscar muchos centros, al final esos balones fueron sencillos de controlar para una defensiva alta y fuerte compuesta por Rudy Dawson y Aarón Salazar.

Las mejores ocasiones nacieron de los pies de Jimmy, el escurridizo extremo se quitó varias marcas, empero sus jugadas no tenían finalización porque le tapaban el ángulo de disparo, o tenía poca compañía.

En el 89’ Jimmy disparó de derecha y Marvin Obando sacó el balón de la línea de gol.

Los Toros sí tuvieron jugadas de mano a mano con Cambronero y fueron las buenas intervenciones del arquero las que frenaron la primera derrota del campeón en el campeonato.

Daniel detuvo con un achique un remate cruzado de José Luis Cordero, luego el propio cuidapalos se colgó sobre su brazo izquierdo para detener un segundo disparo a su puerta.

En los últimos cinco minutos del duelo, el guardavallas le hizo un paradón a Alberth Villalobos y ahogó el grito de gol.

El 1 a 1 fue justo. El campeón empata en casa y deja algunas dudas en su debut.