Fanny Tayver Marín. 21 julio
Enio Cubillo sonríe al cumplir uno de los mayores retos que ha tenido: construir la gramilla del Estadio Azteca. Fotografía: TMS
Enio Cubillo sonríe al cumplir uno de los mayores retos que ha tenido: construir la gramilla del Estadio Azteca. Fotografía: TMS

La empresa costarricense Turf Managers Specialist (TMS) se anotó un gol de Copa del Mundo al culminar este viernes la instalación de la gramilla híbrida del Estadio Azteca.

Esa cancha cuenta con la misma tecnología que usa el Real Madrid en el Santiago Bernabéu y con la que se construyó el terreno de juego del Estadio Alejandro Morera Soto.

Según el director de TMS, Enio Cubillo, esta semana se convirtió en toda una odisea para ellos, pues tuvieron que hacerle frente a varias dificultades y pese a estar bajo presión y contra el tiempo, esa gramilla 90% natural y 10% sintética ya es una realidad.

“Con respecto a lo que hicimos en el Morera Soto, el proceso fue totalmente diferente, porque aquí había que levantar la cancha natural que tenían anteriormente, aquí no había sistema de riego, regaban la cancha natural con tubería externa y ya a raíz de eso nosotros tuvimos que hacer una descompactación del terreno natural, hacer una incorporación de arena en el terreno y empezar a trabajar la nivelación”, relató Cubillo desde Ciudad de México.

(Video) Ticos construyeron la gramilla híbrida del Estadio Azteca

Tras instalar el sistema de riego, volvieron a nivelar hace diez días aproximadamente y a partir del domingo pasado se fueron a la finca, que es el campo anexo al estadio, donde sembraron el césped híbrido que tenían que cortarlo en rollos y trasladarlo al estadio para instalarlo.

“Ahí surgen un poco los problemas porque hay mucha lluvia en esta época en México, llovió a cántaros y eso nos provoca problemas porque nos satura la cancha que tenemos en arena”.

El lunes no les funcionaba una máquina, cosa que no les causó estrés porque el primer día en el vivero siempre sucede eso.

“El martes empezamos a instalar rollos, ya íbamos con ritmo y el miércoles volvió a llover a las 9 p. m., lo cual nos pone el cronograma de trabajo en números rojos. Fue maratónico, la gente aquí en México no creía que la cancha iba a estar a tiempo y no cuestiono eso, porque hasta en algún momento nosotros nos ponemos a ver números y estaba complicado”, citó Cubillo.

Al escampar, reanudaron labores el jueves a las 5 a. m. y tenían media cancha instalada, a sabiendas de que Cruz Azul llegaba el viernes a las 5 p. m. a entrenar sí o sí, porque este sábado recibirán a Puebla en ese recinto.

Trabajaron 24 horas seguidas. El viernes a las 5 a. m. se fueron a descansar, o al menos a refrescarse, porque les quedaba pendiente trasladar un 10% de la cancha al estadio y por eso, a las 8 a. m. estaban de nuevo en pie.

“Cruz Azul ya hizo su entrenamiento en una gramilla que tiene 24 horas de instalada y este sábado a las 4 p. m. hace su debut en la Liga MX”, citó.

—De todas las canchas híbridas que ha construido, ¿esta del Azteca ha sido la más complicada?

Todas tienen su grado de complejidad, yo recuerdo que la de Alajuelense la estrenamos antes de tiempo en un partido contra Santos. La de Pachuca tiene todo su tema porque era el primer pabellón femenil en todo México y la primera gramilla híbrida en todo México.

"La del América y la del Cruz Azul pues ya uno sabe lo que representan esos clubes aquí en México, donde tienen millones de seguidores. Las de Turrúcares eran las primeras gramillas híbridas en América para centros de entrenamiento, entonces, realmente, como que cada una de las ocho que hemos hecho al día de hoy tienen lo suyo.

"Evidentemente, el Estadio Azteca es icónico, es un estadio que a nivel de América es top 3, por ahí puede andar y a nivel mundial es de los cinco estadios con mayor capacidad. Es algo que la verdad hasta ahora que terminamos el trabajo y estamos detallando la cancha para el partido de este sábado, como que se va dando cuenta de lo que sucedió aquí.

“Fue algo maratónico, nuestro grupo de trabajo, la gente del Estadio Azteca, los muchachos de Turf Managers Specialist, hemos tenido una semana de 10 o 12 horas de sueño si acaso, partidas entre cinco días, pero la felicidad eso lo compra, se libera el estrés y ojalá salga todo bien”.

—¿Estuvo pendiente de lo que decían los muchachos de Cruz Azul al ir a reconocer la gramilla, qué les pareció, qué le dijeron?

El miércoles vino Ricardo Peláez, que es el director deportivo de Cruz Azul y tuvimos una conversación. Él me externó la preocupación de que la cancha no estuviera porque obviamente tiene que empezar el torneo aquí y las complicaciones que eso conllevaría.

"Estamos hablando de cancelar un partido en la liga mexicana, en un territorio de millones de personas, donde aquí vienen 85.000 personas a ver el partido, es el regreso del Cruz Azul al Estadio Azteca después de muchos años y eso era mucho.

"Antes del entrenamiento vino Peláez, estuvimos conversando, yo ya había conocido a (Pedro) Caixinha porque le estamos haciendo cancha a Cruz Azul y hablamos antes de la práctica. Le hice ciertas observaciones de dónde necesitaba que él entrenara, qué tipo de entrenamiento iba a hacer y dónde debíamos colocarnos.

"Justo al terminar el entrenamiento, Caixinha y Peláez me llamaron, estuvimos hablando sobre qué les pareció y qué es lo que sigue aquí en el Estadio Azteca, porque si bien es cierto es una gramilla con 24 horas de instalación, tendrá su 100% de estabilización en el estadio en 15 o 22 días, pero ya está lista para un juego clase A.

“La gramilla irá mejorando conforme pase este mes en tránsito y la verdad están contentos, crucé palabras con varios jugadores y estaban muy a la expectativa de la gramilla híbrida porque ha sido muy mediática acá en México, se pensaba que no se podría terminar y bueno, ya hoy el está. El Estadio Azteca tiene una gramilla híbrida y junto al Morera Soto son los únicos dos estadios en el continente con una gramilla híbrida de esta tecnología, yo creo que eso es de rescatar”.

—Haciendo la comparación entre gramillas, la del Real Madrid, la de Alajuelense y esta del Estadio Azteca, ¿tienen algo diferente por el tiempo que ha pasado?

Va siendo la misma tecnología. Obviamente y es algo de lo que yo he intentado es seguir evolucionando. Aquí lo que pueden cambiar son técnicas del mantenimiento, técnicas de instalación, técnicas en la construcción, la maquinaria con la que nosotros contamos. La tecnología es la misma, que al final de cuentas es muy moderna y entonces, sigue siendo la misma.

"Hay muchas similitudes entre la gramilla del Morera Soto con la del Azteca. Lo diferente son los tipos de césped por los tipos de climas, de conformaciones, pero vienen siendo de características muy similares.

—¿Hubo algo diferente entre el sistema de riego que instaló en el Morera Soto al que puso en el Azteca?

En los dos estadios lo pusimos desde cero, porque en el Morera Soto pasamos de la sintética a la híbrida y ahora en el Azteca el reto era un poquito mayor porque ellos cuentan con mucha contracancha, aparte del área de juego. Aquí utilizamos aspersores nuevos, de los que se usaron en el Mundial Rusia 2018 y aquí la gente de mantenimiento del estadio está muy contenta.

"Tuvimos una semana de mucha tensión, de mucho estrés. Esto es muy mediático, teníamos a muchas personas encima con este tema a la expectativa, pero hoy en día nos reímos, como quitándonos el estrés y la presión que había encima y ya todos estamos muy contentos.

“Después del entrenamiento retocamos la cancha y un poco el mantenimiento y demás para el partido de este sábado, pero es satisfactorio ver esta cancha”.

—¿Cuál reto sigue, porque el Estadio Azteca tiene su peso y ya eso lo marca a usted?

El Estadio Azteca tiene peso a nivel mundial, he recibido muchos mensajes de felicitaciones de varia gente del medio en América y en Europa. Se vienen algunos proyectos que tenemos entre manos y esperemos que se siga dando, sea donde sea, porque la idea de nosotros es seguir innovando, seguir siendo pioneros en nuevas tecnologías, en nuevas tendencias, en ir cambiando un poco el tema de cómo se ve a los que mantenemos los campos deportivos, que muchas veces no falta quien diga que es algo tan fácil como poner a tres personas a cortar una cancha.

“Todo lleva otro tema totalmente diferente, incluido el estrés que conlleva construir una cancha que el sábado y todos los fines de semana con los partidos de Cruz Azul y América la van a ver millones de personas, tanto en territorio mexicano como afuera. Inclusive, en Costa Rica se ve mucho fútbol mexicano”.

—En ocho años habrá partidos del Mundial en México, ¿ese es uno de los retos, estar a cargo de una cancha mundialista?

Cuando empecé a venir a México, me decía Marco Garcés, el director deportivo de Pachuca, algo que me dejó marcado y que después de eso lo he ido analizando y sé que es cierto. Lo que uno pensaba en diez años, pasa ese tiempo y usted descubre que es mentira. Uno se mantiene en constante innovación, en constante búsqueda de esa verdad y a uno se lo lleva el ritmo de vida y de la tecnología.

"Ocho años es mucho tiempo, uno de mis retos es estar en una Copa del Mundo, desde que empecé con esto de las canchas. Yo decía ‘¡qué tuanis hacer la gramilla de la Liga!’, que Alajuelense es la pasión mía. Pero después de eso uno quiere más y va creciendo.

“El Mundial es un tema de retos y me fascinaría, pero falta mucho. De aquí a eso pueden salir tecnologías nuevas. Aquí me hicieron una entrevista en Televisa, me preguntaban eso mismo y yo les decía que me encantaría, que en este momento esta es una tecnología muy nueva, pero de aquí a allá pueden haber otras o puede mejorar este tipo de tecnología y hay que estar en constante innovación para cuando llegue el momento, ya sea uno tomado en cuenta no solo por el nombre, sino por la calidad del producto y de las canchas que uno pueda seguir dando”.

—¿Ahora también está a cargo de las gramillas del Proyecto Gol?

Sí, estamos ahí con la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) ayudándolos con el mantenimiento, cambiando un poco la plataforma que tenía la Federación. Estamos entrando para cambiar el esquema del mantenimiento de las canchas del Proyecto Gol y ver qué temas de innovación podemos realizar. Yo soy súper fanático de la Liga y de la Selección también, entonces esas son cosas que a uno lo llenan mucho, porque la Sele es la Sele y la Liga ni se diga, la Liga es la Liga.