Esteban Valverde. 23 febrero
Eduardo Li fue detenido en mayo del 2015, cuando asistía a un congreso de FIFA en Zúrich, Suiza. Fotografía: Archivo/ Herbert Arley
Eduardo Li fue detenido en mayo del 2015, cuando asistía a un congreso de FIFA en Zúrich, Suiza. Fotografía: Archivo/ Herbert Arley

Después de que la empresa panameña Mimo aceptara que sobornó al expresidente de la Federación Costarricense de Fútbol, Eduardo Li, para provocar un cambio de patrocinador de vestimenta de Costa Rica en 2014, la Fiscalía Federal de Brooklin dio a conocer la acusación en la que se revela cómo se gestó el trato.

La Nación tiene una copia de la acusación contra Mimo International Imports and Exports, Inc. en la que se detalla el paso a paso de los hechos.

(Video) Empresa panameña se declara culpable de pagar $500.000 de forma ilícita a Eduardo Li

Para comenzar hay que entender que Mimo es una empresa panameña, con tres socios principales, los cuales son nombrados por la fiscalía como: Socio A, Socio B y Socio C.

Este trío comandaba dos empresas panameñas que en la acusación son llamadas como Compañía de Patrocinio y la otra Compañía de Importación.

El negocio de Mimo International era, según la información recopilada por las autoridades estadounidenses: ‘Importar, distribuir y manufacturar bajo licencia productos de una marca italiana de ropa deportiva’. Aunque no se detalla el nombre en la acusación, coincide con Lotto. Mientras, la empresa ‘Compañía de Patrocinio’ era la que tenía como su razón negociar los contratos, en nombre de Mimo, con equipos o federaciones de fútbol. Tanto Mimo Internacional como la 'Compañía de Patrocinio' eran manejadas por el 'Socio A'; sin embargo, las decisiones importantes eran consultadas con sus otros compañeros.

Por otra parte, la 'Compañía de Importación' tenía como centro de su negocio la importación y distribución de productos de una marca estadounidense con sede en Massachusetts. El nombre de la marca deportiva tampoco se da a conocer oficialmente, sin embargo, coincide con New Balance, que tiene su casa matriz en Boston, Massachusetts. Este segmento del negocio tenía como su manejador al ‘Socio B’.

En esta parte de la acusación se lee como los propietarios de Mimo Int. También formaban parte de una organización encargada de la importación y distribución de la marca New Balance.
En esta parte de la acusación se lee como los propietarios de Mimo Int. También formaban parte de una organización encargada de la importación y distribución de la marca New Balance.

En síntesis: Mimo Internacional tenía los derechos de Lotto y sirvió como una especie de intermediario con New Balance.

En 2012, la ‘Compañía de Patrocinio’ llegó a un acuerdo con la Fedefútbol para patrocinar y proporcionar vestimenta a las selecciones nacionales de Costa Rica. Los reportes que arrojan la investigación indican que la negociación se dio entre el ‘Socio A’, representando a Mimo y a la ‘Compañía de Patrocinio’, y Eduardo Li, en representación de la Federación.

El acuerdo que se firmó fue de 2012 a 2018, sin embargo tenía una cláusula de rescisión para ambos lados, es decir, si la Federación quería abandonar a la ‘Compañía de Patrocinio’ debía pagarle un monto multimillonario y viceversa.

Según la Fiscalía, para agosto del 2014, Li tomó la decisión, en nombre de la Fedefut, de buscar un nuevo patrocinador para Costa Rica. Ante este panorama, el Socio A acuerda con Li acabar con el contrato; no obstante, Mimo como empresa, le comunica que no renunciará a la cantidad de dinero que le corresponde por rompimiento de contrato, como encargado de los derechos de la empresa italiana.

Así, el exjerarca del fútbol tico y el ‘Socio A’ comienzan a buscar una marca que esté de acuerdo en pagar la rescisión y además presente mejores condiciones de patrocinio ante la Federación, para que así la oferta no fuera rechazada por el Comité Ejecutivo de la organización. En la Fedefútbol aseguran no haberse enterado de nada hasta que Eduardo Li les presentó que New Balance quería comprar los derechos para vestir a la Sele.

(Video) Eduardo Li en el fútbol de Costa Rica: la historia

En medio de la búsqueda, representantes de la marca deportiva estadounidense que tiene sus oficinas en Boston se muestran interesados en Costa Rica. De esta forma, le comentan su interés a Eduardo Li, otros oficiales de la Federación Costarricense —cuyos nombres no se especifican—, también al ‘Socio A’ y ‘Socio B’ y otros empleados de Mimo.

La Fiscalía dio a conocer que después de un viaje de Li a Boston, la marca deportiva americana manifestó estar dispuesta a pagar la rescisión del contrato actual y brindar un mejor patrocinio a las selecciones nacionales.

Con un interesado ya en la mesa, el expresidente de la Federación se reunió con el ‘Socio A’ para negociar los términos para finalizar la relación con Lotto.

En esta negociación es que se acuerda entre el Socio A y Eduardo Li el pago de $500 mil (¢285 millones al cambio actual) para que el expresidente activara la cláusula de rescisión (según la cual, en condiciones normales, la Fedefútbol habría tenido que pagar una indemnización).

"Li, en nombre de la Fedefut, y el Socio A, en nombre de la Compañía de Patrocinio y el defendido MIMO, negociaron los términos específicos de la terminación del acuerdo del 2012 entre la Fedefut y la Compañía de Patrocinio. Durante esta negociación, Li y el Socio A estuvieron de acuerdo en que Li recibiría un soborno de $500.000 por firmar un nuevo contrato de patrocinador con la Compañía de Ropa Deportiva #2 y activara el pago de una multimillonaria cláusula de rescisión para la Compañía de Patrocinio", se lee en el documento.

Este es el párrafo en el que la Fiscalía de Brooklyn describe el ofrecimiento que se le hizo a Eduardo Li.
Este es el párrafo en el que la Fiscalía de Brooklyn describe el ofrecimiento que se le hizo a Eduardo Li.

Aunque la acusación no detalla el monto para la ruptura de contrato, La Nación sabe que la claúsula estipulaba $3 millones (¢ 1. 711 millones al tipo de cambio actual). Se desconoce si al final esa fue la cifra que Mimo Internacional le cobró a New Balance, con la anuencia de Eduardo Li, para cederle el derecho de vestir a la Sele.

Sobre el acuerdo entre Li y el ‘Socio A’, la acusación añade que este último no le informó a la empresa estadounidense el pago que se le haría al tico y además le pidió al costarricense que no lo hablara con nadie. La Fiscalía no relaciona a New Balance con ninguna componenda por debajo de la mesa.

La acusación finaliza dando a conocer que para el otoño estadounidense de 2014 (de setiembre a noviembre) el ‘Socio A’ inició el proceso de recolección del dinero que le daría a Li. Todos los pagos se hicieron en efectivo y la plata llegó procedente de Mimo International.

El exfederativo recibió parte del monto en Costa Rica, gracias al traslado de empleados de Mimo al país y también otra parte fue facilitada a Li en Panamá, en las oficinas de la empresa canalera.

(Video) Presidente de Fedefútbol recuerda cómo fue detenido Eduardo Li

Al final, el ‘Socio A’ en nombre de Mimo le pagó a Eduardo Li $306 mil (¢175 millones al tipo de cambio actual) antes de que el expresidente fuera detenido, el 27 de mayo del 2015, en Suiza, por el mayor escándalo de corrupción de la FIFA.

Paso a paso que llevó a la componenda entre Eduardo Li y la empresa MIMO Int. para romper el contrato que vinculaba a la Sele con Lotto y hacer que New Balance le pagara a MIMO Int. Además, Li recibiría $500.000 a escondidas de New Balance.
Paso a paso que llevó a la componenda entre Eduardo Li y la empresa MIMO Int. para romper el contrato que vinculaba a la Sele con Lotto y hacer que New Balance le pagara a MIMO Int. Además, Li recibiría $500.000 a escondidas de New Balance.

Colaboró el periodista Mauricio Marín.