José Pablo Alfaro Rojas. 23 marzo
Bolaños y McDonald disputan el balón, durante el clásico nacional realizado el pasado nueve de febrero. Fotografía: Rafael Pacheco.
Bolaños y McDonald disputan el balón, durante el clásico nacional realizado el pasado nueve de febrero. Fotografía: Rafael Pacheco.

En los clubes de Primera División se evalúa solicitar un rebajo en el salario de los futbolistas, una medida legal a la que pueden optar, a pesar de que el contrato firmado entre equipo y jugador presenta algunas diferencias con el de cualquier otro trabajador del sector privado.

"La crisis la vamos a sufrir todos, incluyendo jugadores. En algo tienen que contribuir en esto. Los clubes van a quedar con una situación de menor ingreso y una de las cosas que se puede plantear es esto (rebajo)", explicó Julián Solano, presidente de la Unafut.

El dirigente reconoció que los equipos le presentaron a la Asociación de Jugadores Profesionales (Asojupro) algunas medidas de contingencia para amortiguar las crisis económica que está provocando el nuevo coronavirus.

Una de las propuestas es justamente el rebajo salarial.

La legislación de Costa Rica reconoce a los futbolistas como trabajadores, por lo tanto, están sujetos a la norma aplicada por el Gobierno para bajar los salarios. El objetivo esencial de esta medida es disminuir al mínimo los despidos que está provocando la crisis mundial generada por el covid-19.

La norma dice que el patrono puede reducir un 50% de las jornadas de trabajo cuando sus ingresos disminuyeron en un 20%, y puede bajar hasta un 75% de su jornada, cuando logra demostrar que la disminución alcanza el 60%.

"Que los jugadores tengan un contrato por tiempo determinado, sujeto a un torneo de competición, no hace distinta la aplicación de esta posible norma", explicó el abogado laboral, Marco Durante, socio director de la firma BDS Asesores.

El florense Esteban Granados abraza al guardavallas brumoso, Darryl Parker. Fotografía: Rafael Pacheco.
El florense Esteban Granados abraza al guardavallas brumoso, Darryl Parker. Fotografía: Rafael Pacheco.

El letrado sí especificó que, por el tipo de contrato que se firma entre equipo y futbolista, existe la opción de que haya cláusulas específicas que obligarían al patrono a pagar el salario completo, aún si se autoriza al club a rebajar los salarios.

Por ejemplo, si el documento menciona que ambas partes acordaron que en caso de que se produjera una suspensión por cualquier razón ajena a la voluntad del trabajador, se le seguiría cumpliendo el 100% de su salario.

Pero, ¿está por encima la ejecución de una cláusula de la medida tomada por el Gobierno a causa de una emergencia nacional? Durante explicó que en el derecho laboral hay un principio protector de que la norma siempre protege al trabajador, en este caso al futbolista, que podría hacerla valer y cobrar el salario completo.

El abogado deportivo, Rodrigo Chaves, explicó que en los estatutos de FIFA no hay ningún artículo que impida el rebajo salarial, pues a los jugadores se les aplica el código de trabajo de Costa Rica.

El jurista agregó que en la reunión del Consejo de FIFA del pasado 18 de marzo, se decidió crear un grupo de trabajo para evaluar el impacto de la pandemia en el fútbol y estudiar la creación de un fondo de ayuda de escala mundial.

En la Unafut también se valora crear un fondo de solidaridad, con un dinero proveniente de patrocinadores que estarían dispuestos a adelantar el pago de sus contratos, otra de las medidas presentadas a la Asojupro.

“Haremos todo lo posible para mantener y finalizar el torneo, porque al día de hoy ni siquiera sabemos si lo podemos jugar a puerta cerrada", afirmó Solano.

Al día de hoy, clubes de todo el mundo han utilizado distintos mecanismos. Por ejemplo, la directiva del Barcelona negocia con la plantilla para rebajar los salarios de los futbolistas; según medios españoles, hay anuencia.

En Francia, el Olympique Lyon mandó a paro temporal a sus figuras y suspendió la totalidad del salario de los jugadores por un tiempo indefinido.

Al legionario tico, Deyver Vega, lo despidieron temporalmente de su club, el Valerenga de Noruega. Así lo confirmó el propio futbolista.

Durante explicó que en Costa Rica no existe la figura de despido temporal, pues aquí se rompe por completo el vínculo y no se garantiza que lo vuelvan a contratar.

(Video) Quedate en casa. Así promueve la CCSS el aislamiento

Un caso llamativo fue el del Borussia Mönchengladbach de Alemania, en donde los propios jugadores tomaron la iniciativa de rebajarse el sueldo y colaborar con la economía de su club. Aparentemente, ahorran $1 millones por mes.

La Nación trató de localizar al presidente de Asojupro, Alejandro Sequeira, pero este no contestó ninguna de las ocho llamadas realizadas por este medio; hace seis días dijo que no se había barajado la opción de rebajar salarios.

Todo cambió con el pronunciamiento del Gobierno.

Según Solano, esta semana se podría llegar a un consenso entre los clubes y los futbolistas, en este caso representados por la Asojupro, con el objetivo de anunciar las medidas a tomar y anunciarlas en conferencia de prensa.