Christian Gamboa

 29 septiembre, 2013

Usted es el jugador más regular de su equipo y el costarricense que acumula más minutos en toda Europa. ¿Cómo ha logrado eso?

Creo que trabajando duro, tratando de demostrar en cada partido, siempre dando lo mejor y aprovechar cada minuto que tengo en la cancha.

La etapa con el Copenhague (de Dinamarca) me ayudó mucho a madurar y a valorar la titularidad que tengo ahora en el Rosenborg.

El frío intenso, otro idioma, otras comidas, otra cultura... ¿Cómo se adaptó a la vida en Noruega?

Al principio fue un poco difícil adaptarse a entrenar y jugar en el invierno, más porque yo soy de Liberia y fue un cambio muy drástico. Con las comidas no ha sido tan difícil, porque no hay tanta diferencia. Con respecto al idioma, me costó un poco al principio porque no hablaba bien inglés y mucho menos noruego, pero mejoré mi inglés y poco a poco he ido aprendiendo noruego, de hecho estoy en un curso.

¿Y su adaptación al fútbol?

Los primeros meses fueron un gran cambio para mí por lo intenso de los entrenamientos y el ritmo de los partidos en la liga noruega.

¿Cuál es el nivel del campeonato noruego?

Se juega un fútbol muy físico y con mucha intensidad. Los equipos son muy profesionales, siempre brindan todo lo necesario para desarrollarse como futbolista.

Con Liberia Mia, el Fredrikstad y el Rosenborg ha tenido regularidad, pero en sus dos temporadas con el Copenhague no jugó ni un minuto en la liga. ¿Qué pasó?

El jugador que estaba en mi posición era el capitán del equipo y el lateral derecho titular de la selección de Dinamarca, por lo que nunca tuve la oportunidad ni la confianza del cuerpo técnico.

¿Cuantos años de contrato le quedan con el Rosenborg?

Firme 5 años, me quedan 4 más.

¿Cuáles son sus aspiraciones en el fútbol europeo?

Mis aspiraciones siempre han sido tratar de llegar a las mejores ligas del mundo, uno de mis grandes sueños es poder jugar en la Bundesliga o en la Premier League.

¿Hay equipos interesados en sus servicios?

Por el momento no he escuchado ofertas de ningún equipo.

¿Cómo es la vida en Noruega?

Es muy tranquila. Es un país muy organizado, con sistemas sociales muy buenos y una economía muy estable.

¿Cómo se vive el fútbol?

Se vive mucho, los aficionados son muy fieles a sus equipos.