Fútbol Nacional

Christian Bolaños es el alma del cambio de Saprissa

Morados cambiaron de técnico y con ello también encontraron la mejor versión del experimentado futbolista, quien volvió a ser figura este martes en la victoria de 3-0 sobre San Carlos

La afición lo sabe, porque sería casi imposible ignorarlo: la diferencia es que ahora lo puede disfrutar en la Cueva, como sucedió la noche de este martes, con Christian Bolaños convertido nuevamente en la figura de la nueva versión del Deportivo Saprissa.

La ovación hacia el futbolista correspondió a lo que todos vieron: la victoria de 3-0 sobre San Carlos tuvo como eje la participación del número 2. Aunque se trata de un trabajo en equipo y los morados fluyen mucho mejor ahora, Bolaños es el alma del cambio.

En pocos días el experimentado jugador dejó muy claro su sentir con el cambio de dirección hecho por el Saprissa en el final del Apertura 2021. Desde sus primeras declaraciones sobre el nuevo entrenador, dio su “bendición” a Iñaki Alonso, luego fue figura ante Sporting FC y volvió a destacar los cambios implementados por el español.

Bolaños cambió de posición, pasó al centro y a partir de ahí empezó su mejor versión del torneo. Desde ese lugar, se acerca más al marco y participa en la mayoría de oportunidades importantes que genera la S. Así sucedió ante los norteños; incluso su equipo carecía de control.

No solo con palabras muestra su motivación, sino también con calidad y un espíritu atrevido, siempre pensando en ir al ataque. Esa es la forma en que le gusta jugar al fútbol y topó con un técnico que comparte la misma idea.

Alonso también fue directo con sus primeras palabras vestido de morado: le gusta el balompié decidido a ir al frente, con la pelota en los pies e intenso. Esa última característica, probablemente es la más notoria en el plan del europeo.

Los tres goles del Saprissa se generaron después de recuperar una pelota en campo rival. En todo momento los tibaseños están atentos para tener el balón de nuevo en su poder. Así fue como llegó el 1-0 de Jimmy Marín, cuando Bolaños sorprendió Christian Martínez (53′).

Los tantos de Marvin Angulo (73′) y Michael Barrantes (77′) también tuvieron como característica la constante presión de los morados para retomar el control.

Y así como Iñaki acierta en variar a Bolaños de posición y darle nuevos bríos ofensivos al equipo, también lo hace con cambios sorpresivos, pero necesarios, como sacar a Mariano Torres al medio tiempo en un juego apagado para el argentino (”está lesionado”, aclararía el timonel al final del juego).

Sin saber de su dolencia, para cualquier seguidor del Monstruo esa decisión habría sido imperdonable, pero los resultados no permiten ninguna discusión. Cuando salió Torres, también lo hizo Carlos Villegas y en sus lugares ingresaron Angulo y Barrantes.

En los pies de ambos futbolistas también estuvo la mejoría de la S. El estratega morado no estaba satisfecho con la primera parte y rápidamente decidió hacer las sustituciones, las cuales les respondieron con la misma velocidad.

Ya no solo se trataba de un Bolaños enchufado, sobre todo cuando se junta con Marín, sino también de un equipo más insistente, agresivo y efectivo. Incluso cuando le tocó a David Ramírez tener minutos, aportó con asistencia.

La meta de Saprissa es estar siempre cerca del área rival y por ahora los resultados le dan buenas señales, tanto por los goles anotados como por los que no recibe. Mientras la atención esté en la ofensiva, la zaga vive menos problemas.

La nueva versión morada se encamina a semifinales.

Fiorella Masís

Fiorella Masís

Periodista con nueve años de experiencia, seis de ellos en la sección deportiva de La Nación. Actualmente se encarga de la cobertura del Deportivo Saprissa y de deportes como atletismo, natación y triatlón. Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina y licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.