Cristian Brenes. 18 marzo

Cartaginés no esconde sus temores; la suspensión del Torneo de Clausura 2020 por la emergencia que genera el nuevo coronavirus produce tensión en su presidente Leonardo Vargas, a quien le preocupa toparse con un escenario crítico en sus finanzas.

Vargas es realista y reconoce que este parón afecta por completo todo lo planificado y lo deja con pocas alternativas en una situación económica que de todos modos ya era compleja. Frenar hasta el próximo 13 de abril (casi un mes) le corta los ingresos, según relató, y aunque ya se jugaba sin público, al menos contemplaba entradas por la televisora, patrocinios y alguna compensación de FUTV, que ya se había conversado.

“Voy a esperar a la reunión de presidentes de este miércoles, en la que analizaremos lo que pasa. Dependiendo de esto le diré a los jugadores: 'No hay salarios para el próximo mes, no tengo forma de pagarles. Si entra un 10% al club, les pago un 10%, si entra un 30% les pago esto y ojalá entrara todo para cumplirles con todo. Sin embargo, si no hay fútbol no tengo como presionar y llevar recursos al club. Hago mucho velando por todo lo que acarrea el Cartaginés, como para también asumir esto. No es que no quiera, es que no puedo”, manifestó el dirigente.

Cartaginés disputó su último partido del Torneo de Clausura 2020 ante Grecia, el domingo anterior. Los brumosos se impusieron 3 a 2 en la fecha 15, luego de esto se suspendió el campeonato. Fotografía: Jorge Castillo.
Cartaginés disputó su último partido del Torneo de Clausura 2020 ante Grecia, el domingo anterior. Los brumosos se impusieron 3 a 2 en la fecha 15, luego de esto se suspendió el campeonato. Fotografía: Jorge Castillo.

El jerarca no comparte que se cancelara la fecha 16, pactada para este miércoles y en la que su equipo debía medirse con Alajuelense en el Fello Meza. Más allá de que es consciente que primero está la salud y que hay un decreto de emergencia, recalcó que se les había autorizado a competir sin afición y al menos así podía recaudar algo.

La cabeza de los blanquiazules buscará asesoría legal, para determinar qué pasa con los contratos firmados con sus socios comerciales y también para conocer cómo proceder con sus trabajadores.

“La afectación económica es total. Cartaginés no tiene como hacerle frente económicamente a esta situación. En este mes la situación con la televisora es diferente, pero al no jugar ya no hay posibilidad de negociar nada con ellos. Tengo que leer el contrato, ver qué me asesoran para conocer qué podemos conseguir. Depende mucho de quién se responsabiliza o quién suspende el campeonato, esto es importante”, destacó.

Vargas aceptó que su postura no es popular, pero comparó el fútbol con lo que pasa en el resto de empresas, incluida la suya, donde sus empleados siguen laborando y no hay una restricción para que no se presenten.

Para el presidente el fútbol es un tema mediático y por lo mismo se trata diferente. Sin embargo, a su parecer las consecuencias que se avecinan pueden ser catastróficas.

“La semana pasada le cancelé a los jugadores el mes, pero para el próximo no tengo como pagarlo... Hablé con mis jugadores y con el cuerpo técnico este martes, les expliqué toda la situación y el por qué tomaba las decisiones y ellos entendieron... Sé que lo pueden juzgar a uno, pero tendrían que sentarse y ver la situación de cada club para que vean que las medidas no eran irresponsables”, indicó.

Además, agregó que: “¿Qué pasa con todo el resto de trabajadores del país? En mi caso, tengo a toda la gente de mi empresa trabajando, por ahora seguimos porque el gobierno no nos ha dicho que suspendamos y tampoco en Costa Rica pasa como en otros países, donde se ayuda con la comida, se anulan pagos y hay colaboración. El gobierno está valorando acciones, pero mientras que no lo exprese no puedo contar con eso y por lo mismo no puedo mandar a mis trabajadores a la casa, ellos necesitan que yo les genere para pagarles. Lo mismo es el fútbol, solo que es mediático”.

El presidente de Cartaginés asistirá a la reunión con sus colegas de este miércoles por la mañana en el Proyecto Gol, en la que también estarán miembros de la Fedefútbol. De está actividad espera salir con más claridad sobre lo que pasará, pero por ahora el temor lo invade.