Taquilla alcanzó para cubrir gastos

Por: Cristian Brenes 17 septiembre, 2017
La poca afición que llegó al Estadio Nacional tuvo que cubrirse de la intensa lluvia. Esta familia llegó con buena capa.
La poca afición que llegó al Estadio Nacional tuvo que cubrirse de la intensa lluvia. Esta familia llegó con buena capa.

La Sabana

Cartaginés no tuvo pérdidas económicas, pero tampoco ganancias, al verse obligado a jugar como local en el Estadio Nacional por la recomendación de las autoridades de no utilizar el Fello Meza.

Los brumosos recaudaron cerca de ¢8 millones tras la asistencia de al menos 2.000 personas; cantidad que cubre el alquiler, seguridad, limpieza, logística y alimentación, según indicó Luis Fernando Vargas, presidente del club.

Las reparaciones en obra pública que se efectúan en las afueras del reducto de los centenarios, provocaron que el Ministerio de Seguridad Pública le sugiriera a la Unafut que no se usara el Fello ante la Liga.

"La lluvia nos afectó porque los equipos venían bien y en el Fello hubiéramos hecho el doble. Salimos con los costos y aunque no era lo que esperábamos, tampoco fue que escogimos el Nacional para tener un rendimiento económico, sino que fue obligado", dijo Vargas.

El jerarca reveló que inicialmente pensaron utilizar el Ricardo Saprissa, su cancha alterna, pero los morados también jugaban ahí ayer y consideraron que los seguidores rojinegros no asistirían a la Cueva.

"La taquilla en el Fello hubiera sido un aliciente importante para nosotros, pero no se logró. Llegaron poco más de 2.000 personas y evidentemente el clima afectó, creo que en otras circunstancias huera sido más positivo, pero al menos salimos sin perder", recalcó el dirigente.

Luis Fernando añadió que hasta el momento no han logrado buenas taquillas en lo que va del Torneo de Apertura, algo que esperan que cambie para lo que resta del campeonato.

"Salimos satisfechos por la actitud de nuestro plantel. El equipo mostró una cara muy ofensiva y se vienen haciendo bien las cosas", finalizó.

Cartaginés no tuvo perdidas económicas, pero tampoco ganancias, al verse obligado a jugar como local en el Estadio Nacional por la recomendación de las autoridades de no utilizar el Fello Meza.

Etiquetado como: