Cristian Brenes.   3 mayo

El nombre de Rándall Brenes es casi un sinónimo de Cartaginés, resulta difícil no asociar a uno con el otro; y cómo no, si el exatacante se formó con los blanquiazules, debutó con esta camiseta en 2004 (única que defendió en Costa Rica) y celebró 103 goles en 286 partidos. Sin embargo, la relación entre ambas partes llegó a su fin el martes anterior.

Brenes se retiró a mediados del 2018, al no entrar en los planes de Paulo Wanchope, técnico de ese momento. Por 10 meses se desempeñó como encargado de liga menor, hasta que la dirigencia decidió separarlo del cargo.

¿Cuáles son las razones que da la directiva actual para el despido?

Leonardo Vargas, vicepresidente e inversionista de los brumosos, asegura que no estaban satisfechos con lo que hacía Chiqui en la cantera, y por ende, optaron por una decisión que reconocen que es impopular, aunque para ellos era necesaria.

“La salida de Rándall se debe a un reacomodo de lo que son las ligas menores. No estábamos contentos con el trabajo de él y tomamos la decisión de prescindir de sus servicios. Fue un cambio administrativo, porque creemos que en el club hay gente mejor preparada para ese puesto, que puede desenvolverse mejor y dar mejores resultados”, afirmó Vargas.

Rándall Brenes estuvo al frente de la liga menor de Cartaginés por 10 meses. El exdelantero fue despedido el martes anterior. Fotografía: Mayela López.

El directivo considera que no pueden valorar solamente si los equipos de la cantera clasificaban o no, ya que es algo más integral y que según él, no les daba el exgoleador.

“En el trabajo del día a día, Rándall no nos convencía. Es cierto que los equipos de liga menor clasificaron, pero es por un trabajo que viene desde hace años. No creo que todo esto cambie con la salida de Rándall, más bien buscamos obtener mejores resultados… Probablemente los que le dieron la continuidad en el club vieron en él la posibilidad de que se desarrollara en ese puesto, pero nosotros no quedamos satisfechos con su trabajo”, agregó.

El dirigente manifestó que la decisión de separarlo fue tomada tiempo atrás, aunque prefirieron posponerla para no generar tensión cuando el plantel estaba en competencia. Además, descartó que tuvieran problemas de índole personal con Brenes.

“El puesto de él era administrativo, pero tenía otras funciones que nos causaban problemas con el entorno de su trabajo. Esto se repetía, pero no quiero ahondar”, Leonardo Vargas, vicepresidente de Cartaginés.

Eso sí, relató que al exfutbolista no le gustó la decisión y por ende no firmó la carta que le entregaron. De igual forma, apuntó que le cumplirán con todo lo adeudado, no solo en la etapa de Rándall como administrativo, sino el finiquito que aún no le cancelan de su paso como jugador.

“Se le debe una plata grande, que es la liquidación de cuando fue jugador. No entiendo muy bien por qué fue tan alta, pero pese a que no la hice yo, tengo que asumirla, porque está firmada por los directivos anteriores. Aunque no se le pudo cumplir, no de parte nuestra, sino en aquel momento, se hablaba de pagarle interés por saldos que se adeudaran. En este caso, él los ha cobrado y de lo que le debemos nosotros le estamos cancelando intereses mensuales”, añadió Vargas.

La Nación intentó conocer la versión del Chiqui, sin embargo, el martes comunicó que no se referiría al tema por el momento. Este jueves se le contactó de nuevo y no respondió los mensajes.

La dirigencia aún no nombra a un nuevo encargado de liga menor, por ahora la institución se mantendrá con el personal con el que cuenta. El objetivo es realizar una reestructuración y dar a conocer a la nueva cabeza de esta área antes de agosto.

Finalmente, el vicepresidente apuntó que no le cierran las puertas a Brenes, quien sigue siendo un referente, y como tal, afirma que se le respeta.

“A Rándall se le sigue apreciando en el club como lo que fue, un gran jugador e ídolo de muchos de nuestros seguidores, eso no lo va a cambiar nadie. En lo laboral no obtuvimos los resultados acorde a las expectativas que teníamos sobre ese puesto, no las llenó”, concluyó.

Cartaginés busca rearmarse, luego de su novena eliminación en una fase regular. De momento, solo cerraron el fichaje de Rónald Mauricio Montero y las renovaciones de Jorman Sánchez y Luis Pérez. Mientras que Juan Delgadillo, Kevin Vega, Hernán Fener, Álvaro Aguilar, Marvin Esquivel y Jossimar Pemberton no siguen.