Cristian Brenes.   24 enero

Cartaginés y FUTV ya se habían lanzado advertencias claras desde el sábado y era evidente que se avecinaba una disputa legal entre ambos, por los derechos de trasmisión del club. Sin embargo, este domingo se pasó de las palabras a los hechos, cuando los brumosos impidieron el ingreso de la televisora al Fello Meza, para pasar el duelo ante Limón.

Los blanquiazules ya habían adelantado que el compromiso solo se podría ver por sus redes sociales, pero de igual manera, encargados de la empresa con la que mantienen contrato emitir los duelos se hicieron presentes en el reducto horas antes al choque y nos se les permitió entrar.

De inmediato FUTV reaccionó con un comunicado en el que deja en claro que defenderá el contrato que tienen firmado ambas partes hasta el 2024 y que nunca han estado interesados en finalizar su relación. Esto, pese a que los centenarios buscan una rescisión unilateral.

“Funcionarios del Club Sport Cartaginés nos impidieron la entrada al estadio, razón por la cual el partido programado a las 5 p. m. no podrá ser transmitido por FUTV... Esta decisión perjudica gravemente nuestros intereses y representa igualmente una afrenta para todos los televidentes y anunciantes que depositaron su confianza en el equipo”, señalaron.

Además, agregaron que: “Hemos instruido a nuestros asesores legales a efecto de proceder de forma inmediata con las acciones judiciales que sean necesarias y suficientes para resguardar nuestros derechos y hacerlos valer ante cualquier instancia, incluyendo el cobro de los daños y perjuicios que actuaciones como éstas generan en nuestro perjuicio... Nuestra intención es continuar con la ejecución del contrato hasta el vencimiento del plazo acordado y esa intención guiará todas nuestras actuaciones”, finalizan.

El brumoso Byron Bonilla marcó el primer gol del juego entre Cartaginés y Limón, en la fecha cuatro del Clausura 2021. El partido solo se transmite por el Facebook de los blanquiazules y no por FUTV. Fotografía: Cartaginés.

FUTV mostró en imágenes que se hizo presente al estadio, que buscó entrar y que no se los permitieron. Además, recalcaron con tomas que había presencia de otra televisora con equipo para emitir el cotejo. Jorge Martínez y Pablo Guzmán, quienes son las caras visibles en los partidos de FUTV, señalaron en repetidas ocasiones que esto traerá un conflicto legal y recalcaron el enojo de la empresa por impedirles el ingreso y por pasar el encuentro por otro medio (Facebook).

Este medio conoce que desde el año anterior hay interés de Tigo Sport por ser la nueva casa de los choques como locales de los brumosos y faltan pequeños detalles para que se anuncie el nuevo ligamen.

Del lado de Cartaginés, Leonardo Vargas hijo, gerente del equipo, recalcó que saben las implicaciones de la decisión y las afrontarán, ya que esta es una medida que analizaron mucho.

“Desde que asumimos el club sabíamos que habían cosas que debíamos cambiar y una de esas cosas que siempre estuvo bajo análisis era el tema de los derechos de televisión. Es una decisión meditada, desde hace un año atrás se viene tomando y sabemos los pros y los contras. Esto es en bienestar de la institución y en esto nos vamos a enfocar”, dijo Vargas.

El administrativo añadió que: “Estas decisiones que se toman también nos permiten tener este equipo... A los aficionados les digo que nos apoyen y confíen en el proyecto una vez más. En estos dos años y unos meses que llevamos de estar acá siempre hemos sentido el respaldo de nuestros seguidores. Repito que esta decisión es en bienestar de toda la institución”.

Los blanquiazules anunciarán su nueva televisora en los próximos días, según dijeron. De igual forma, el enfrentamiento legal es inminente y deberán afrontarlo.