Esteban Valverde. 23 mayo

Carlos Watson se retiró en 2017 temporalmente del fútbol, lo hizo por su salud, porque sentía que no daba más. Casi un año después, en una entrevista con La Nación en noviembre del 2018, el estratega dio a conocer que estaba recuperado y listo para volver a su pasión.

Carlos Watson fue presentado este jueves como técnico de Uruguay de Coronado. Lo acompañó Freddy Campos, presidente del equipo. Foto: Albert Marín
Carlos Watson fue presentado este jueves como técnico de Uruguay de Coronado. Lo acompañó Freddy Campos, presidente del equipo. Foto: Albert Marín

Ahora llegó la oportunidad que lo conquistó. Carlos Watson es el nuevo entrenador de Uruguay de Coronado de la Liga de Ascenso, un plantel que le presentó un proyecto para trabajar con el material humano que más le gusta: los jóvenes.

Watson regresa al fútbol nacional con el claro objetivo de formar para ver a jugadores triunfar, aunque también es consciente que en un periodo de dos años debe buscar un lugar en la Primera División.

—¿Por qué decidió asumir el reto con Uruguay de Coronado?

Ellos me llamaron y me explicaron que es lo que querían, entendí el proyecto y me pareció muy interesante. Así me consultaron cuál era la expectativa que tenía y yo lo que les dije por el lado mío es que estoy bien y entrenando, pero cuando me sienta mal me iré para la casa, ahí agarro las cosas y me voy, pero ahora me gustó el proyecto porque ellos tienen una visión muy clara y van a desarrollar el juvenil que tienen, ellos son campeones nacionales en alto rendimiento y me parece que es un grupo que deja trabajar.

—¿Con qué ritmo de trabajo llega? En el momento de su retiro temporal la presión influyó.

Es un proyecto a largo plazo, ellos quieren desarrollar el trabajo sin quemar etapas. Aunque sabemos que de repente podemos brillar en un solo momento y nos disparamos, por ejemplo, como pasó con Turrialba, cuando yo lo agarro en la década de los 90′s, recuerdo que era un equipo similar a lo que me están presentando ahorita.

—¿Su objetivo es ascender o formar talentos?

Yo quiero hacer un buen equipo, lucharé por hacer un buen equipo, voy con la mentalidad que fui a Carmelita, Turrialba, Saprissa y las selecciones menores. Yo hice un buen equipo en aquellos momentos, porque quería jugar bien.

Usted sabe que la primera vez que estuve con Uruguay de Coronado estaba José Sosa, Luis Pérez, reactivé a Marvin Angulo, Dave Myrie, Johan Condega... También sacamos a Allan Cruz, entonces las cosas han salido bien en mis pasados equipos.

—Por lo que entiendo un título para usted es secundario. ¿Su campeonato es ver a un joven triunfar?

Yo no sé otros técnicos, pero cuando uno tuvo un carajillo y le dio un consejo y uno lo ve triunfando se siente bien, eso llena mucho, se siente bien. Hay orgullo, eso es como un trofeo. Uno sabe que en algo ayudó y que la metodología que aplicó sirvió.

—¿Pero hay un tiempo para ver resultados?

Yo calculo que en un par de años puedo estar ascendiendo, ojala se pueda dar. Voy a luchar y hacer todo lo posible por que se dé, los chiquillos son buenos y ya los vi, los maneja Julio Méndez ,quien los ha trabajado muy bien. La final de Uruguay - Guanacaste los vi y tienen condiciones, hay bases y vamos a trabajar.

—¿Entonces no veremos grandes refuerzos? ¿Va a buscar los objetivos con las divisiones menores?

Esa es la visión, el juvenil será la base. Por supuesto si aparecen los guías ideales en el campo vendrán, pero lo ideal es trabajar con los chiquillos, los refuerzos no superarán los cinco o cuatro.

—¿Personalmente cómo se siente? Usted había adelantado que estaba de alta.

Me medicaron al inicio, luego en cuanto pude comencé a entrenar bien, duro, he entrenado fuerte para mi edad, pero es que yo quería estar bien. Me siento bien y le puedo decir una cosa, no dejé de ver fútbol, no dejé de investigar y estoy actualizándome día tras día. He estado leyendo mucho, ni siquiera pensando en volver sino en actualizarme.

Ya luego, cuando yo me sentí bien dije, puedo volver, pero eso es porque la fiebre no se fue.

—El proyecto al ser un equipo de Segunda División es mucho más tranquilo que un Saprissa. ¿Eso le da paz, podrá trabajar sin presión?

Uruguay segunda división no es tan mediático como Saprissa, Saprissa es el más mediático en Centroamérica, entonces creo que sí puedo encontrar un ambiente tranquilo, bueno para trabajar, además el clima es muy bueno. Entiendo que una derrota, la cual se dará, no tiene la repercusión que tiene una derrota en Saprissa, y eso me ayudará para recomponer sin presión.

—¿Cómo toma la familia este nuevo chance?

Cuando me sentí bien yo les dije y ellos sabían que el deseo de volver estaba, de hecho en este tiempo fui mucho a la Fortuna de San Carlos a guiar a entrenadores, entonces como que nunca me fui, tenía un par de meses de colaborar con ellos. Ahora que Uruguay me llamó, pues me senté con ellos, me preguntaron cómo me sentía y yo les dije que quería, entonces van a apoyarme.

Sí les expliqué que iba a trabajar con jovencitos, que iba a un lugar más tranquilo y sin la presión de un equipo grande. Al final aceptaron.

—¿Es diferente este Carlos Watson al que decidió hacerse a un lado en diciembre del 2017?

Yo soy el mismo, sé que me voy a entregar al máximo, daré todo lo que está a mi alcance. Siempre quiero más, quiero ser el mejor entrenador del país, lucho para serlo, trato y trato... Ahorita estoy aprendiendo más de libros de fútbol, trato siempre de mejorar. Los lunes leo todos los medios, me empapó y buscó más y más para desarrollarme.