Cristian Brenes. 20 octubre

El clima no ayuda a Saprissa. Lejos de tener un vuelo tranquilo en el Apertura 2019, las turbulencias son una constante para un equipo que llegará prácticamente sin entrenar al juego contra Herediano, del próximo domingo.

La lluvia obligó a los morados a reprogramar el duelo ante Limón para este lunes a las 11 a. m., y con esto, modificar la planificación de una semana en la que también afrontan Liga Concacaf.

Inicialmente Wálter Centeno pretendía hacer trabajos regenerativos el lunes, martes enfocarse en una sesión más intensa y de mucha táctica por la mañana y luego viajar por la tarde a Honduras. Ya en suelo catracho se afinarían detalles el miércoles, para luego jugar jueves ante Olimpia a las 6 p. m., regresar viernes, recuperar y al menos realizar ejercicios en cancha el sábado.

Sin embargo, la gramilla de la Cueva no soportó el vendaval y en 19 minutos se tuvo que detener todo. El cambio genera que Paté ya no tenga espacio para ajustar su idea; por el contrario, será una carrera contra el reloj para que los tibaseños recuperen martes y aborden el avión que los llevará a San Pedro Sula. Mientras que miércoles será solo para reconocer el Olímpico Metropolitano, jueves compromiso, viernes de nuevo al trajín de volar y sábado un retoque mínimo.

El saprissista Mariano Torres (izquierda) y el limonense Ryan Bolaños (derecha) lucharon por la pelota en una gramilla inundada del Ricardo Saprissa. El duelo de la fecha 19 se debió suspender y reprogramar para este lunes a las 11 a. m. Fotografía: Rafael Pacheco
El saprissista Mariano Torres (izquierda) y el limonense Ryan Bolaños (derecha) lucharon por la pelota en una gramilla inundada del Ricardo Saprissa. El duelo de la fecha 19 se debió suspender y reprogramar para este lunes a las 11 a. m. Fotografía: Rafael Pacheco

“Tenemos la suerte de que saldremos tarde el martes para Honduras, tomamos la decisión de no viajar tan temprano y eso nos permite realizar un regenerativo, porque ahora tenemos partido lunes. Tocará una labor extra del cuerpo técnico para dosificar a los muchachos. Hay muchos partidos en poco tiempo, pero es el costo que se tiene al estar en un torneo internacional. Es difícil acomodar partidos del torneo local, Concacaf y también de la Selección. Esto se ha vivido siempre, pero es complejo para los jugadores”, destacó José Francisco Porras, secretario técnico de la S.

La semana es clave para Centeno y sus jugadores, si se toma en cuenta que deben imponerse ante los limonenses para recuperar el segundo lugar, luego necesitan sacar un buen resultado en la ida de las semifinales de la Liga Concacaf y posteriormente tendrán un choque a matar o morir con los florenses por la segunda plaza.

La posibilidad de rotar a nivel internacional se presenta como la más idónea para Wálter, si se toma en cuenta que ya consiguió el primer objetivo de clasificar a la Liga de Campeones y aunque pretende meterse a la final, cerrará en casa ante los catrachos. Situación muy diferente en el certamen local, donde no tienen su boleto confirmado como segundos.

“Se nos viene un partido muy difícil en Honduras, en condición de visitante y luego recibimos a Herediano. La logística no me cambia mucho, pero al cuerpo técnico sí, porque ahora deben manejar mejor las cargas”, añadió Porras.

Como si no fuera suficiente, Saprissa aún debe el compromiso como visitante frente a Jicaral de la jornada 17, que se suspendió por lluvia, y aún no tiene fecha definida de reprogramación.

Incluso, la parte deportiva de los morados recomendará modificar el horario el duelo contra el Team, originalmente a las 3:55 p. m., para no sufrir nuevamente la posibilidad de que llueva y no se pueda realizar.

“Reglamentariamente creo que no tenemos posibilidad de cambiar la hora del juego contra Herediano, pero todas las partes deberíamos revalorarlo. Definitivamente que hay que analizarlo porque se puede presentar algo similar. Igual, jugar a las 11 a. m. es muy pesado, hay mucho desgaste y nosotros lo vemos por los recorridos de los jugadores y las mediciones que tomamos”, finalizó el secretario técnico.