Fútbol Nacional

Bryan Ruiz, ellos no lo saben

Opinión. El líder de la Tricolor está de regreso en este 2022, en el que probablemente sea su último año como jugador activo y con todas las ganas de disfrutar de los últimos juegos eliminatorios.

Bryan Ruiz despierta opiniones por sí solo. Como todo líder en una selección nacional, algunas personas empujan al 10 con halagos y buenos comentarios; los detractores buscan el mínimo error para ponerlo en la pared y lanzar las piedras. Es natural cuando se trata de fútbol.

El capitán de la Selección Nacional está de vuelta. Los tres primeros juegos del 2022 con la Sele lo demuestran.

Jugó 70 minutos en total, en los tres juegos fue suplente y marcó el gol que nos dio la victoria ante Panamá. Lo que más hay que rescatar es el cómo jugó; Bryan fue esa cuota de ecuanimidad cuando la angustia tocaba la puerta de la meta que una y otra vez vistió a Keylor Navas de héroe.

Ruiz tomó el balón con la jerarquía de siempre, fue el resguardo de sus compañeros para salvaguardar la pelota y bajarle las revoluciones al rival. Pasó ante México y volvió a suceder ante Jamaica, dos juegos en los que sumamos bajo la principal característica del fútbol costarricense: tácticamente disciplinados y esperando un descuido del rival para clavar el zarpazo y poner el marcador a favor.

Nos salió perfecto en la tierra del Reggae y en el Azteca nos faltó puntería porque tuvimos opciones claras para hincar a México.

Ruiz tomó las cuerdas de la marioneta para marcarle los tiempos a un Joel Campbell titánico, para ayudarle a ese delantero que después del minuto 75 necesitaba que otros corrieran por él, que otros cuidaran el esférico por él.

El líder de la Tricolor está de regreso en este 2022, en el que probablemente sea su último año como jugador activo y con todas las ganas de disfrutar de los últimos juegos eliminatorios de su impecable carrera, pero regresa con las pautas debidas.

Porque de una u otra forma en esta ocasión sí tuvo días de descanso al finalizar su temporada con Alajuelense. Además, sí tuvo espacio para realizar aunque sea una pequeña pretemporada. Aspectos sumamente importantes para un jugador profesional y que no tuvo entre el 2020 y el 2021.

Lo que pocos ven es que Bryan Ruiz es ese salvavidas al que todos recurren. Técnicos y dirigentes siempre buscan amparo en ese jugador que difícilmente se niega a un llamado, aunque en ocasiones tiene claro que lo mejor es una pausa, siempre le gana el corazón por esos colores que ama con el alma. A todo costo toma el riesgo, aunque en la misma Federación Costarricense de Fútbol guarden silencio y nadie salga a poner el pecho cuando caen las críticas. Bryan saca el paraguas y se come el aguacero.

Lo que pocos saben, o quizás pocos lo recuerdan, es que desde que Bryan Ruiz regresó al país (julio del 2020) no tiene una pretemporada completa.

En el 2021 no se negó a la convocatoria de la Liga de Naciones, ese último capítulo en el que Rónald González buscó salvar su puesto a como diera lugar; y luego la Copa Oro que significó el punto de inicio de Luis Fernando Suárez.

Bryan siempre está para todos aunque eso signifique poner en una apuesta su bienestar corporal y físico a los 36 años, la tercera edad para la vida competitiva de un deportista de alto rendimiento.

Discúlpalos Bryan, ellos no lo saben. No se dan cuenta que usted difícilmente le dice que no a un llamado con la Tricolor.

Que usted no es un psicólogo, que usted no es un motivador, que usted no es un asistente del técnico. Que lo único que busca es tratar de ayudar al equipo desde el papel que sea, protagónico o secundario. Sin quejas, sin arrugar el rostro.

Que cuando el país futbolero está en llamas por el calor de una derrota, siempre le ha dado la cara a la gente.

Discúlpalos porque ellos no saben que usted es el salvavidas al que todos recurren y siempre siempre está para la Selección Nacional.

Ferlin Fuentes

Ferlin Fuentes

Periodista que tiene a cargo la sección de El Mundo y coordinador de Breaking News.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.