22 abril, 2015

MUNICH. AFP En una auténtica exhibición de poderío, el Bayern Múnich superó totalmente ayer al Porto con un lapidario 6 a 1, clasificándose a su cuarta semifinal consecutiva en la Champions League.

Robert Lewandowski marcó dos de los goles con los que el cinco veces campeón de Europa remontó una desventaja de 3 a 1 en el juego de ida y sentenció un triunfo de 7 a 4 en el global.

Pese a no contar con algunas de sus estrellas, como Arjen Robben y Franck Ribery, el Bayern salió como tromba desde que sonó el silbatazo inicial y para los 27 minutos había volteado el déficit.

Thiago Alcántara, Jerome Boateng, Thomas Mueller y Xabi Alonso también anotaron por el equipo de casa.

El equipo de Pep Guardiola no tuvo piedad con los desmoralizados jugadores del Porto, que iniciaron el partido defendiéndose, pero su esquema fue poco efectivo ante el poder alemán.