Cristian Brenes. 26 abril

Para encontrar la última clasificación de Cartaginés a una fase final hay que retroceder 1.600 días, rebuscar entre 197 partidos y llegar hasta el lejano Torneo de Invierno 2014. Lo que parecía una racha de momento es un ahora una carga tan pesada como un yunque.

Incluso, resulta difícil encontrar entre el plantel actual a futbolistas que lograron amarrar un boleto vistiendo la camiseta de los blanquiazules. Al revisar con lupa, solamente aparecen cinco nombres que estuvieron: Jameson Scott, Erick Cabalceta, Paolo Jiménez, Néstor Monge y Kevin Vega.

El club ha cambiado tanto que en aquel Invierno 2014 Claudio Ciccia era el entrenador (nueve técnicos fracasaron luego en el intento), el Fello Meza no lucía su gramilla nueva ni sus remozados camerinos y zona de prensa. Además, la institución no le pertenecía a un grupo de inversionistas, como sucede ahora.

El atacante cubano Marcel Hernández (izquierda) llegó a Cartaginés en el Apertura 2018 y aún no sabe lo que es clasificar con los brumosos. Paolo Jiménez (derecha) es el único sobreviviente de la última clasificación que se mantuvo en toda la sequía. Fotografía: Rafael Pacheco.
El atacante cubano Marcel Hernández (izquierda) llegó a Cartaginés en el Apertura 2018 y aún no sabe lo que es clasificar con los brumosos. Paolo Jiménez (derecha) es el único sobreviviente de la última clasificación que se mantuvo en toda la sequía. Fotografía: Rafael Pacheco.

Ni qué decir de la cantidad de jugadores que llegaron y se marcharon, un número para el que se tendrían que dedicar horas hasta descifrarlo.

Volviendo a quienes sí alcanzaron el objetivo de avanzar a una fase definitoria con los centenarios, el dato se puede depurar mucho más, ya que Jiménez es el único que se mantuvo en todo este tiempo; el resto salió y volvió a la institución.

Cabalceta, Scott, Monge y Vega defendieron otros colores y luego regresaron para sacarse una espina que crece campeonato a campeonato y cada semestre parece mucho más compleja de sacar.

“La última vez que se clasificó estuve presente y sé lo que se vive. La afición está esperando que entremos en las semifinales, ellos siempre desean que se concrete esto. Sabemos que si se da, se vivirá una fiesta, porque daríamos un paso más en el objetivo que nos pusimos. En lo personal estoy tranquilo, aunque con algo de ansiedad, porque es algo que queremos y el esfuerzo ha sido grande. Lo importante es ganar y esperar los resultados”, manifestó Cabalceta.

Para el Clausura 2019 Cartaginés está más cerca que nunca de acabar con su mala racha. Al menos, después de dos años lograron llegar a la última fecha con opciones, eso sí, no dependen de sí mismos, necesitan hacer su tarea y esperar ayuda de terceros.

Como mínimo los brumosos requieren imponerse por dos goles de diferencia ante Santos, un rival al que apenas derrotó en una de las últimas 12 ocasiones. Aunado a esto, es vital para los de la Vieja Metrópoli que Herediano no gane ante Pérez Zeledón en el Rosabal Cordero y que Grecia tampoco triunfe frente a Saprissa por más anotaciones que las que puedan lograr en el Fello Meza.

“Sabemos que dependemos de otro resultado, pero también hay un escenario posible para Cartaginés… En el morbo están los antecedentes inmediatos con Santos. Sabemos que nos encontraremos un buen equipo, son muy serios y tienen sus virtudes. Sin embargo, Cartaginés no solo necesita los tres puntos, sino que está capacitado para hacerlo”, recalcó el técnico Martín Arriola.

La moneda está en el aire, los blanquiazules pretenden acabar con una racha que actualmente los atormenta más que sus 79 años sin ser campeones: impedir que su ausencia en fases finales se acreciente.