Fútbol Nacional

Así se desmenuza la apelación y solicitud de nulidad de la temporada planteada por Limón F.C. 

El cuadro caribeño expone los argumentos de forma y fondo que considera cuestionan la campaña en la que descendió y campeonizaron Alajuelense y Saprissa

El cuadro de Limón F.C. solicitó por medio de su departamento legal la apelación de la temporada 2020 - 2021, pero: ¿cuáles son los argumentos que utilizaron para defenderse y buscar la nulidad de los dos torneos anteriores?

La Nación tiene una copia del recurso que fue presentado ante el Consejo Director de la Unafut y el Comité de Competición, en el que se detalla cada punto que según los limonenses ponen en jaque la campaña en la que ellos terminaron descendiendo.

Para iniciar, los caribeños señalan como una falta gravísima que la temporada no fuera homogénea, es decir, que se no jugara de una misma forma ambos torneos.

“Uno de los errores fundamentales que conllevan la nulidad absoluta es que la temporada no fue homogénea, y es que al no ser homogénea genera una falta gravísima a la competencia como tal y la integridad de la competición habiendo generado reglas diferentes en una misma temporada y sobre todo en lo relativo al descenso, ya que Limón no tuvo la misma oportunidad que tuvieron los clubes en el Apertura, ya que existieron dos equipos que tuvieron la última posición y se les dio la oportunidad de jugar una liguilla para que uno de estos evitara el descenso, situación que no se dio en el torneo de Clausura en el cual al que tuvo la última posición no se le dio esa oportunidad”, se lee.

“Lo que hace que no exista igualdad en la competición y en la forma de jugar el campeonato y esto genera nulidad absoluta”, agrega el documento.

Por otra parte, según Limón F.C., la Asamblea de Representantes de clubes celebrada el 8 de julio del 2020 tuvo varias fallas que la declaran nula, por lo que los acuerdos ahí tomados no debieron tener validez.

Los verdiblancos enfatizan en que la homogeneidad de la temporada no se cumplió y esto lo respaldan con el inciso J de la Ley 7800 que rige el deporte.

“La forma en que se jugó la temporada no es homogénea, se jugó y compitió de dos formas diferentes y eso no solo conlleva una nulidad absoluta, sino que es total y completamente ilegal al no haberse realizado de acuerdo a la ley 7800 antes dicha”, añaden.

Para el plantel del Caribe es claro que al darse una falla de este tipo, los planteles se toparon con faltas a la integridad, equidad deportiva y la competencia.

“No debe ni puede jugarse o competir de dos formas el descenso en una sola temporada porque establece situaciones injustas deportivamente hablando, situaciones que lesionan esa integridad deportiva y la competitividad, ya que en la cancha Limón F.C. no ocupó el último lugar de la temporada”, argumentan.

Problemas técnicos. Limón también consiguió encontrar en su análisis que la modificación al formato del campeonato que se hizo en octubre del 2020 no debería tener validez, porque los limonenses dieron a conocer que la modificación no fue inscrita en el Registro Público, como lo exige la ley.

“Al respecto se puede observar que la última modificación o inscripción de reglamento lo fue el 8 de setiembre de 2020 por lo que dicho cambio no fue inscrito ni siguió el proceso de inscripción de la norma”, acota el documento.

Limón F. C. insiste en que todas las asambleas de la Unafut deben ser declaradas nulas, por diferentes errores de proceso.

Por ejemplo, según los estatutos de la Unafut la forma de convocar a Asamblea es por medio del Consejo Director, el fiscal, la Secretaría General y los asambleístas. Al final, la del 8 de julio del 2020 fue convocada por la gerente de la Unafut, Raquel Hernández.

También el cuadro que tiene como su presidente a Celso Gamboa mostró cómo según lo estipulado la convocatoria debe ser al menos ocho días antes, empero Unafut la hizo siete días antes.

“Por otra parte no se acreditaron los poderes ni las representaciones correspondientes con que actuaron los siguientes clubes: Santos, Saprssa, Jicaral, Alajuelense, Limón F.C., Grecia y Pérez Zeledón, por lo que cualquier actuación, al no haberse acreditado ningún poder o representación es absolutamente nula”.

De igual forma, los limonenses presentan una serie de puntos que desde su defensa son irregularidades presentes en la asamblea del 23 de octubre del 2020.

El recurso limonense cierra con la petitoria de medida cautelar que es el no inicio de la temporada venidera hasta que esta situación esté resuelta, además de la apelación y solicitud de nulidad de la campaña 2020 - 2021, en la que Alajuelense consiguió su cetro 30 y Saprissa el 36.

Esteban Valverde

Esteban Valverde

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Licenciado en Periodismo Social en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre legionarios.