Steven Oviedo. 6 agosto
Johnny Chaves previo al juego del Santos de Guápiles ante el Herediano en el Estadio Eladio Rosabal Cordero. Fotografía José Cordero
Johnny Chaves previo al juego del Santos de Guápiles ante el Herediano en el Estadio Eladio Rosabal Cordero. Fotografía José Cordero

En las últimas temporadas el Santos de Guápiles se había caracterizado por mantener una planilla muy estable y por ende un equipo titular muy constante, pero en esto torneo las cosas cambiaron.

Esos movimientos están haciendo que Johnny Chaves tenga problemas para estructurar su defensa y mostrar una buena cara en el arranque del torneo.

Del Santos se fueron 11 jugadores al finalizar el Clausura 2018 y llegaron ocho refuerzos para afrontar el campeonato nacional y la Liga Concacaf.

La zona clave del Santos que más movimientos registró fue la defensa, de la que salieron del equipo Alexis Gamboa por una venta al extranjero, Edder Monguío por una mejor oferta de Pérez Zeledón y Marvin Obando, a quien no se le renovó el contrato.

Estos tres jugadores eran titulares indiscutibles en el torneo pasado, por lo que Chaves se ha visto con la tarea de remendar su zaga, pero hasta el momento sus nuevas alternativas no surten efecto, pues ha recibido seis goles en tres partidos del campeonato doméstico y dos más frente al Portmore United de Jamaica.

“Contra Saprissa estábamos bien y llegó la táctica fija y nos anotaron, contra el Portmore tuvimos 20 minutos de descontrol y contra Herediano de nuevo la táctica fija”, explicó Johnny Chaves, técnico del Santos.

(Video) Nación Deportiva: ¿Cuál es el mejor y peor equipo en el inicio del torneo?

Para suplir las bajas de los santistas solo llegaron Rándall Alvarado y Francisco Flores, quienes se tienen que complementar con jugadores como José Garro, Pablo Arboine, Michael Barquero y Juan Diego Madrigal.

No obstante, el aprendizaje de los movimientos de los compañeros le está costando a la defensa santista y con partidos entre semana el tiempo de corregir errores se minimiza.

“Está claro, nosotros también lo entendemos así. En la defensa se fueron jugadores contundentes en el torneo pasado, los que llegaron tienen que acoplarse”, detalló Juan Diego Madrigal, defensor del Santos.

Madrigal considera que otro de los aspectos que les está afectando es la cantidad de partidos amistosos, pues solo jugaron seis compromisos de esta índole y en otras ocasiones realizaron hasta 11 de estos cotejos.

“Creo que los compañeros se han adaptado bien, pero uno tiene un entendimiento con sus jugadores. Si tenés tres años de trabajo con algunos, evidentemente ya sabés los movimientos. Son muchas horas de trabajo para estar a un nivel óptimo y para eso va el Santos”, detalló Wílmer Azofeifa.

El Santos de Guápiles partió este lunes en horas de la mañana rumbo a Kingston, Jamaica, para enfrentar al Portmore United, el jueves en el Independence Park a las 5:30 p. m.