Cristian Brenes. 16 marzo

Los árbitros del Costa Rica tienen clara su posición y no la cambian: el fútbol nacional debe detenerse ante la emergencia mundial que se vive por la pandemia generada por el nuevo coronavirus. Incluso, no quieren dirigir y no están de acuerdo, pero respetarán las ordenes de sus superiores y acudirán a los juegos del miércoles bajo protesta.

Pedro Navarro, vocero de los referis, señaló que para ellos es inconcebible pensar que es posible cumplir con protocolos en un partido y no basta con no saludarse o celebrar con el codo, ya que se dan roces y agarrones para marcar.

“El Ministro de Salud le dice a Unafut que los partidos pueden seguir siempre que se sigan los protocolos, pero: ¿cuál protocolo se sigue en un tiro de libre o un tiro de esquina donde hay 12 o 14 jugadores en el área hechos una pelota? Los protocolos se cumplen en las graderías, pero en la cancha cómo. Celebrar un gol con el codo no es un protocolo. Expusimos nuestra posición, no se debe, no estamos de acuerdo y no queremos, pero hay que cumplirlo. Nos debemos a la Federación como patrono y hay que hacerle caso”, destacó Navarro en conversación con La Nación.

Los clubes de la Primera División se reunieron con el presidente de la Fedefútbol y el Comité de Unafut para tomar medidas por el nuevo coronavirus. Fotografía: Cortesía Unafut
Los clubes de la Primera División se reunieron con el presidente de la Fedefútbol y el Comité de Unafut para tomar medidas por el nuevo coronavirus. Fotografía: Cortesía Unafut

Los silbateros expusieron este lunes por la mañana su negativa a continuar con el certamen nacional, sin importar que se realizara sin público, y esperaban que tanto la Unafut, como los presidentes de los clubes y la Fedefútbol frenaran todo. Sin embargo, no ocurrió, ante el señalamiento del ministro de Salud, Daniel Salas, quien declaró que mientras sea a puerta cerrada es posible continuar, y por ende la fecha 16 está en pie.

“Esto es algo inédito. El país está en alerta roja, con los pelos de punta y todo el mundo pensando en lo que va a pasar, pero programan partidos. Los árbitros somos mandados y aunque no estemos de acuerdo, tenemos que ir… Estamos esperando una nota de la Unafut en la que le expliquen a los árbitros cuáles son las razones de peso por las que se tiene que jugar. Es importante que la opinión pública sepa que los árbitros no están de acuerdo en dirigir, pero si así lo solicita la Federación, vamos a tener que cumplir por el principio de obediencia”, agregó Navarro.

El vocero de los réferis añadió que no contemplan no presentarse, debido a que no tienen una razón de peso para no hacerlo tras la manifestación de Salud.

Por ahora no hay ningún compañero suyo que manifestara que prefiere no ser nombrado para los seis encuentros de la jornada 16, aunque existe una preocupación generalizada por la realidad que vive el mundo ante el covid-19.

“Lo que pasa es que es complicado, porque el patrono tiene la posición del Ministro de Salud, quien expone que los partidos se pueden jugar siguiendo los protocolos… Vamos a dirigir bajo protesta, porque no estamos de acuerdo. Nos apegamos al principio de obediencia. Caso contrario habría sido si el ministro dice que se para todo, pero le da a la Unafut la posibilidad de que los partidos sigan. Nosotros no podemos desobedecer, porque dicen que con protocolos se puede seguir”, concluyó.

Ante el decreto de emergencia nacional que comunicó el Presidente de la República, Carlos Alvarado, la gran mayoría de competencias deportivas están suspendidas e incluso el fútbol femenino tomó la determinación de no jugar por el momento.

Así mismo, en el mundo las principales ligas y campeonatos continentales se detuvieron para combatir el nuevo coronavirus y frenar el contagio.