Fútbol Nacional

Andrés Gómez añoró durante meses su presente con Alajuelense

Nunca se desesperó y tampoco se precipitó, pero verse de nuevo en la cancha era lo que más quería

Andrés Gómez nunca se desesperó y tampoco se precipitó, pero verse de nuevo en la cancha, en un partido era lo que más quería.

Él sabía que tenía darle tiempo al tiempo mientras se recuperaba de una grave lesión y durante meses añoró su presente con Alajuelense.

La Liga lo contrató a inicios de año. Sin embargo, surgió algo inesperado.

Cuando los rojinegros compraron su ficha, él tenía algunos días de no entrenarse con Guadalupe.

Gómez recuerda que cuando llegó a su primer día con los erizos, el grupo lo recibió mejor de lo que imaginaba.

“Se me acercaron a ver qué era mi lesión, que en ese momento ni yo sabía qué era lo que tenía porque no me habían hecho una resonancia. Ese mismo día el doctor (Alfredo Gómez) me revisó, los fisioterapeutas también y fue cuando me mandaron a hacerme la resonancia y estuve en terapia”, había contado el turrialbeño a La Nación.

El diagnóstico fue como un balde de agua fría, porque la lesión que tenía lo iba a sacar de las canchas entre siete y ocho meses.

Su anhelo era quedarse en la Liga, hacer la recuperación en el Centro de Alto Rendimiento (CAR) y jugar cuando estuviera listo. Por eso él puso todo de su parte en ese momento para quedarse en el club.

Pronto se le practicó la cirugía de ligamento cruzado y ruptura de menisco de la pierna derecha.

Mientras sus compañeros se entrenaban en cancha para afrontar los partidos, él estaba haciendo lo suyo, con los fisioterapeutas Jorge Álvarez y Javier Baldi, así como con el readaptador Roberto Venegas.

El 26 de agosto jugó por primera vez con Alajuelense, cuando reemplazó a Marcel Hernández en el minuto 79, en el partido contra Grecia.

Gómez vio acción de nuevo el martes, ante Jicaral. Otra vez ingresó en lugar del cubano, en el minuto 65.

“El proceso fue muy difícil, complicado, pero siento que los fisios, el readaptador me han ayudado muchísimo con esta recuperación y siento que he puesto de mi parte muchísimo para que todo salga de la mejor manera”, mencionó el extremo.

Durante estos meses, el azucarero de la Liga siempre se mostró muy fuerte de mente.

“Fue mucho el tiempo de espera, pero siento que tuve la paciencia necesaria para esperar ese momento de volver a las canchas y agradecerle a Jorge, a Baldi, a Roberto, que siempre estuvieron ahí, siempre me dieron el trabajo necesario para yo estar bien y agradecido con ellos y con los compañeros que son los que me apoyan”.

Va sumando minutos de a poco, pero los disfruta al máximo. Se nota con ganas, con seguridad y tiene velocidad.

Registra 36 minutos en dos partidos que entró de cambio.

Es muy poco, sí, pero para él es suficiente como para saber que todo está realmente bien y que está de vuelta, como lo anhelaba desde que se puso la camisa rojinegra por primera vez.

La Liga tiene de vuelta a Leonel Moreira, Fernán Faerron, Giancarlo González y Bryan Ruiz, quienes se encontraban con la Selección Nacional.

Es muy probable que en la convocatoria para el juego de este sábado, a las 7 p. m., Gómez esté en la lista y que pueda jugar contra su exequipo.

“Guadalupe ha venido haciendo las cosas de la mejor manera, hasta este partido que pasó perdieron el invicto y siento que con el trabajo que nosotros hemos venido haciendo, con la idea del profe, siento que le podemos hacer muchísimo daño y a sacar los tres puntos que tanto los necesitamos”, apuntó.

Andrés Gómez viene de una familia futbolera que tiene historial con el cuadro de la Campiña Azucarera, pero sus primeros pasos los dio a los 10 años, cuando ingresó a la Academia Fútbol Consultants de Turrialba.

De ahí pasó a las ligas menores de Cartaginés, donde estuvo año y medio, en U-15 y U-17. Se marchó a Belén, que luego cambia de franquicia a Guadalupe y ahí jugó cuatro años.

“Guadalupe es una institución a la que siempre le voy a agradecer, que fue el equipo que me apoyó en todo momento, que me debutó y que me dio a conocer. Ahora estoy en una nueva etapa, con Liga Deportiva Alajuelense”, reseñó Gómez a La Nación en febrero pasado.

En esa charla, el jugador que cumplió 21 años en mayo hizo otra confesión sobre algo que a él mismo le llamó la atención cuando se dio su fichaje con la Liga.

“Toda mi familia está muy contenta porque yo estoy aquí. Amigos de Saprissa y Heredia me felicitan porque dicen que venir a Alajuelense fue la mejor decisión que pude haber tomado”.

Gómez añoró durante meses poder jugar de nuevo. Hoy ese deseo se volvió su presente.

Si desea unirse al canal AlajuelenseLN en Telegram, aquí encontrará el enlace directo.

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.