Esteban Valverde. 24 marzo
Amelia Valverde también vio afectado su trabajo como seleccionadora mayor, porque Costa Rica tenía un amistoso con Brasil que no se pudo realizar. Fotografía: José Cordero
Amelia Valverde también vio afectado su trabajo como seleccionadora mayor, porque Costa Rica tenía un amistoso con Brasil que no se pudo realizar. Fotografía: José Cordero

Amelia Valverde no es solamente la entrenadora de la Selección Mayor de Costa Rica, sino que también tiene funciones como ser la coordinadora del fútbol femenino de la Federación Costarricense de Fútbol, por lo que sin duda es una voz autorizada para hablar del panorama de esta disciplina ante la crisis por el nuevo coronavirus.

La estratega no esconde su incertidumbre por el Mundial sub-20 que Costa Rica debe organizar en agosto, tampoco evade su preocupación por el mantenimiento físico que deben tener las atletas de las diferentes categorías, además recalca que cada futbolista debe entender la responsabilidad que debe tener para mantenerse.

-¿Cómo analizar el impacto del coronavirus en todo lo planificado respecto al fútbol femenino?

Yo creo que verlo desde el punto deportivo, creo que se puede detallar. En primera instancia como ciudadana puedo decir que es un impacto fuerte, nos ha sorprendido a todos. Ahora si lo llevamos al plano deportivo, lo vemos claro como que el deporte está inmerso en los cambios que ha venido a traer la situación.

Creo que tenemos que ser conscientes que el deporte está en segundo plano y lo que más importa es que prevalezca tener las medidas para combatir esto. Cuando sea el momento y nos corresponda disfrutar otra vez pues lo haremos; sin embargo, creo que el mayor impacto si lo aterrizamos un poco más está en la no práctica de cada una de las jugadoras. Obviamente cada una toma sus precauciones en sus hogares.

-¿Cuánta incertidumbre tiene por lo que suceda con el Mundial Sub-20 que el país debería organizar en agosto?

Primeramente teníamos la atención en las competiciones inmediatas que eran en abril, tanto para Selección Mayor como para la Sub-17. Ya el tema del Mundial tendremos que esperar porque claro que hay una gran incertidumbre, independientemente del nivel en el que se esté. No solamente yo me hago la pregunta, sino todos, pero debemos tener paciencia y esperar, porque ya vimos que el Comité Olímpico Internacional emitía cierto criterio sobre si reagendan o no los Juegos Olímpicos, que es incluso 15 días antes del Mundial...

Pues estamos con incertidumbre porque teníamos una planificación prácticamente lista, además nos habíamos adaptado al rol con los clubes, pero ahora solo podemos esperar. De momento lo único que podemos controlar es darles seguimiento a las jugadoras y a partir de ahí veremos. También hay otras competencias que tenemos duda de saber qué sucederá.

-¿Se puede preparar un mundial en estas condiciones?

Creo que la pregunta se puede mal interpretar de acuerdo con la respuesta. Yo creo que no se trata de preparar un mundial bien o mal; ni siquiera tenemos las condiciones de jugar un partido de fútbol, es más ni siquiera las condiciones para la mejenga del domingo, entonces hay que tener mucho cuidado y sapiencia para dar criterio. Si me dicen que el mundial es en abril o mayo, inmediatamente yo digo que no se puede hacer. Entonces debemos esperar cómo evoluciona y cómo se presenta todo. No me atrevería a decir si se puede preparar uno en estas condiciones.

Cuando sea el momento prudente se tomará el tiempo adecuado para analizarlo. Es que ni siquiera están los clasificados completos, al final hay cosas primero antes de hilar tan delgado. Esperaremos tener el tiempo suficiente para preparar a las jugadoras y que vuelvan a tomar ritmo y que puedan competir en un mundial.

-¿Qué es lo que la ocupa y preocupa más de la Sub-17 y la Sub-20 que son las representaciones que tienen un premundial y mundial a la vista?

Lo primero que nos preocupa es que todas estén bien. Queremos saber que las muchachas están bien, pero hace dos semanas que no tenemos contacto con ellas, porque se suspendió todo. Lo otro que nos ocupa es tener el contacto adecuado con los clubes para poder saber en qué momento están las chicas y ver que están haciendo. Por último, el tiempo, porque la U-17 podría estar próxima a competir, ellas tenían serie de fogueos y trabajos, pero tuvimos cancelar.

Con la Sub-20 teníamos una planificación confirmada, pero ahora hay que buscar fogueos, hay que restablecer el torneo nacional que será una prioridad.

También tenemos la Sub-15 con competencia en junio, hay que ver si se va. Esas selecciones son las que nos ocupan, pero ahora solo podemos controlar a cada jugadora en sus casas y lo que los clubes le mandaron a hacer.

.¿Cómo manejar las diferencias en preparación individual? Porque mientras vemos a equipos como Alajuelense, Herediano y Sporting que tienen a sus jugadoras haciendo trabajo en casa, en otros casos no sabemos.

Lo primero que debemos entender es que hemos tenido el contacto con los equipos. El cuerpo técnico de la Mayor y los menores han estado en comunicación con los clubes para dar ayuda, eso lo hemos hecho. Está claro que trabajar en la casa nunca será igual que en una cancha de fútbol.

Así como hemos venido cambiando, como ha cambiado el nivel de visibilidad del fútbol femenino, es importante de que de la mano las jugadoras sepan lo responsables que deben ser. Ellas deben seguir el plan de su club y lo que nosotros ponemos dar de observaciones. Sin embargo, somos conscientes de las situaciones. A este momento yo no estoy tranquila ni intranquila, lo más importante es que tanto ellas como todos los demás intentemos estar en casa el mayor tiempo posible, y si se les da el espacio y tienen el chance de entrenar, ojalá lo hagan. Ya luego vendrá el momento de retomar el contar y ver en qué nivel y en qué momento estamos para poder mejorar y tomar ritmo.

Amelia Valverde responde cómo sigue a las jugadores de la Sele Femenina

En este momento el fútbol femenino vivía de una atención importante. ¿Puede causar esto que baje la efervescencia?

Sí, pero es que baja la efervescencia en todo. Yo creo que en este momento el país es muy consciente de la situación que vive y que ya vendrá el momento de volver a los estadios, de volver a trabajar, a clases. Así que no lo veo como un retroceso, estamos en una pausa, pero es mundial. Tanto a nivel deportivo, laboral y recreativo estamos en una pausa, pero con la forma de ser del costarricense sé que se volverá a los estadios, se irá a apoyar a los equipos y esto volverá a calentar.

Diálogos: Amelia Valverde no se desvive por llegar a la Sele masculina