Esteban Valverde. 22 marzo
Álvaro Saborío complementa el fútbol con el CrossFit para mantener una mejor forma deportiva. Fotografía: José Cordero
Álvaro Saborío complementa el fútbol con el CrossFit para mantener una mejor forma deportiva. Fotografía: José Cordero

Álvaro Saborío se pudo convertir en el fichaje bomba del último mercado: Alajuelense lo contactó, pero al final la negociación no se dio. Sin embargo, el atacante no descarta ponerse la camisa rojinegra en un futuro.

El estratega uruguayo, Rubén Israel, le pidió a la junta directiva eriza un centro artillero de la siguiente manera: ‘Necesito un futbolista como Álvaro Saborío’.

Así, la dirigencia manuda decidió sondear al exjugador del Saprissa. Llamadas llegaron al jugador, quien siempre se mostró agradecido por la posibilidad.

“Sí se dio un acercamiento, pero no se concretó. Le agradezco a Alajuelense que hayan preguntado por mí, y espero que encontraran lo que buscaban”, manifestó.

(Video) Álvaro Saborío encontró en el crossfit el aliado para alargar su carrera

No obstante, el atacante declaró que en un futuro si se reactiva el interés él no tendría ningún problema en vestir de rojo y negro y tener como su nueva casa el estadio Alejandro Morera Soto.

“Yo jugaría con Alajuelense, ¿Por qué no? ¿Cuál es el problema?”, afirmó.

“Eso habla de la constancia, del profesionalismo, de tratar de mantenerme. La verdad me siento bien, sobre lo de Alajuela les agradezco mucho, ahora estoy concentrado en San Carlos y después veremos qué pasa”, añadió.

Sabo en el país solo ha actuado, en Primera División, con el Saprissa. En el conjunto tibaseño el jugador militó de 2001 a 2006; luego regresó en el 2017 pero por motivos personales prefirió retirarse un tiempo del fútbol.

Álvaro Saborío en el Estadio Carlos Ugalde Álvarez de San Carlos. Fotografía: Diana Méndez
Álvaro Saborío en el Estadio Carlos Ugalde Álvarez de San Carlos. Fotografía: Diana Méndez

“Yo primero pienso en mi familia, si es lo correcto que siga o no, si ellos pueden sufrir en algún momento y de ahí se toman decisiones, también pensando en el estado de ánimo mío y no voy a hacer que mi familia sufra por mí”, declaró en febrero del año pasado.

En la actualidad, Álvaro es figura de la Asociación Deportiva San Carlos, equipo con el que tiene 15 goles, además ocupa la tercera posición de la tabla de cañoneros que lidera Jaime Valderramos con 23.

El exjugador del Real Salt Lake de los Estados Unidos no niega que quiere volver a la máxima categoría, y también acepta que le gustaría hacerlo con los Toros del Norte.

“Estamos luchando, quiero lograr el objetivo acá y después veremos cuando ya estemos en Primera ver qué pasa”, dijo.

El romperredes cuando habla tiene una sonrisa en su rostro, en San Carlos, su charco, no esconde la felicidad.

'Ahorita no extraño nada, yo en San Carlos estoy bien. Ver que mi hijo puede ir tranquilo a disfrutar de verme jugar me motiva mucho'.

En su tierra se siente cómodo y eso se refleja en el terreno.

“Todo aquí como que se presta para estar feliz. Mi esposa y familia están bien, acá pueden hacer todo lo que quieren. Mi mejor amigo es el que conduce el gimnasio en el que entreno, por lo que lo veo casi a diario... Hago mis cosas en la finca, voy a entrenar, tengo tiempo con mi familia, tengo tiempo con el Crosffit, tiempo con el fútbol. La verdad me encanta estar acá”, señaló.

Álvaro Saborío no descarta un regreso a la división de honor y podría sorprender con los colores que llegue a colocarse encima.