Fanny Tayver Marín.   9 noviembre, 2020
En el partido contra Cartaginés, Alex López sirvió dos asistencias que Jonathan Moya concretó. Foto: Rafael Pacheco

Alex López y Jonathan Moya son dos de los cinco jugadores que no estarán con Liga Deportiva Alajuelense el miércoles ante Sporting y el fin de semana contra San Carlos, al acudir al llamado de sus selecciones para estas fechas FIFA de noviembre.

Los dos se van tranquilos no solo porque la Liga se convirtió en el primer equipo en clasificarse para las semifinales del Apertura 2020, sino porque también destacan virtudes que tiene su club.

El mediocampista hondureño expresó que el sábado pasado era un partido clave para los rojinegros, porque estaban frente a frente los líderes de los grupos y había algo particular.

Después del parón por la covid-19, a nivel de campeonato nacional, Alajuelense no había ganado en casa y hacerlo contra un rival muy fuerte es sin duda un nuevo aviso.

“Llevábamos dos partidos seguidos de no sacar los tres puntos en nuestra casa y teníamos que hacernos fuertes nuevamente. Gracias a Dios nos salió un gran partido y pudimos sumar de a tres. Debemos tener los pies sobre la tierra, saber que solo son tres puntos, nos quedan tres partidos y tenemos que terminarlos de la mejor manera”, manifestó López en la zona mixta a Teletica Radio.

Y agregó: “Fueron tres puntos importantes, que sabíamos que teníamos que ganar sí o sí. Si ganaba Cartago se nos ponía a dos puntos y se nos podían complicar las cosas, hablando del liderato, pero ahora nos quedan tres partidos en los que no vamos a buscar un punto, sino la máxima cantidad de nueve y así poder cerrar esta tercera vuelta de la mejor manera”.

Después de ese contexto, López señaló una virtud de Alajuelense, al estar en mejora continua, que es corregir algo que le estaba costando: los centros.

“Tenemos jugadores importantes arriba, (Jonathan) Moya, Jurguens (Montenegro), (Álvaro) Saborío, que van muy bien arriba y que es lo que nos hacía falta, hacer buenos centros. Obviamente que el compañero no se quiere equivocar, se me dio la oportunidad de dar dos centros buenos y Moya los concreta de buena manera”, indicó el catracho, quien contabiliza siete asistencias en lo que va del campeonato.

López se integra por estos días a su selección y sobre eso dijo: “Muy alegre de volver a mi país, a pesar de todo lo que nos está pasando en Honduras voy muy triste porque están pasando cosas muy feas que no se las deseo a nadie y espero que Honduras se levante de la mejor manera”.

Jonathan Moya también habló de qué es lo diferente que tiene esta versión de la Liga y sin pensarlo mucho afirmó: “El buen ambiente, el grupo, la familia que hay en el camerino, creo que eso nos ha ayudado mucho. Independientemente de quien juegue lo va a hacer de buena manera. En el clásico tuvimos muchas bajas, sacamos el resultado, contra el Cibao nos afectó lo de la covid-19, sacamos el resultado y el sábado ya teníamos a la mayor parte del equipo, solo faltaron Bernald (Alfaro) y Alonso (Martínez) y sacamos el resultado”.

Según el atacante que se destapó con goles en los últimos partidos, esa particularidad de no depender de nadie en específico no es obra de la casualidad.

“Creo que eso hace que la constancia, el buen trabajo en los entrenamientos, las cosas que estamos haciendo y eso se ve reflejado en la cancha. Lo del goleo siempre lo pongo de segundo, primero está el grupo. Dios me bendice con goles y es lo que me toca a mí, lo primero es el sacrificio también”, citó.

Junto a Leonel Moreira, Bernald Alfaro y Yurguin Román, Moya se enrumba a Europa para jugar el viernes contra Catar y el próximo lunes contra País Vasco. Para cuando regrese, confía en que todo seguirá siendo positivo en la Liga.

“Matemáticamente estamos de líderes, dependemos de nosotros para ser líderes generales, nos falta un puntito y esperemos en Dios que las cosas nos salgan bien en los últimos partidos”, apuntó.