Fanny Tayver Marín.   9 febrero
Alex López fue expulsado del clásico nacional luego de agredir a Manfred Ugalde, del Saprissa. Fotografía: Rafael Pacheco

Alex López continúa sin arrancar en el Clausura 2020. El motor de Liga Deportiva Alajuelense vive el fútbol sin alegría. Al hondureño le está costando dejar atrás la sombra que le quedó de la final pasada, donde falló un penal en la definición con Herediano; él mismo ha aceptado públicamente que no está disfrutando igual.

El ’10′ erizo, en el primer duelo ante Saprissa del Clausura 2020, solo estuvo en el campo ocho minutos, debido a que en una disputa con el juvenil Manfred Ugalde lo agredió sin balón, por lo que se fue expulsado.

López se retiró cabizbajo y visiblemente molesto; no obstante, este es solo un síntoma más de lo complicado que está siendo el certamen para el cerebro.

En la primera jornada del presente certamen marcó un doblete frente a Limón, empero ese día no celebró. Ni siquiera gritó sus goles, solamente se limitó a volver a media cancha a esperar la reanudación del duelo.

En la zona de entrevista rápida de ese partido, el propio mediocampista aceptó que no pasaba por su mejor momento anímico.

"Es difícil lo que pasó. La verdad es que por más goles que anote no se me olvidará lo que pasó en la final del torneo pasado", confesó.

Ahora el funcionamiento de López en la Liga es acuerpado por Bernald Alfaro o José Miguel Cubero y no tiene tantas funciones defensivas como en el campeonato pasado.

La salida del centroamericano ante Saprissa provocó que el desgaste físico de Alfaro en el duelo ante los tibaseños fuera mayúsculo, al punto que tuvo que recibir una mano desde el banquillo cuando entró José Miguel Cubero.

La salida de Alex del campo hizo que la Liga ajustara sobre el camino.

"No se perjudicó en sacar diferencia por el hombre, pero sí nos hizo variar un poco el sistema táctico", confesó Júnior Díaz.

José Miguel Cubero no escondió la importancia que tiene Alex en la Liga.

“A nosotros nos gusta proponer. Claro que afecta, él es importante para nosotros, pero los que entramos pues también queremos estar ahí siempre”, finalizó.