José Pablo Alfaro Rojas. 16 marzo
Alejandro Sequeira, junto al futbolista, José Miguel Cubero. Fotografía: Asociación de Jugadores Profesionales.
Alejandro Sequeira, junto al futbolista, José Miguel Cubero. Fotografía: Asociación de Jugadores Profesionales.

El presidente de la Asociación de Jugadores Profesionales (Asojupro), Alejandro Sequeira, afirma que los futbolistas están en desacuerdo con la decisión de los clubes de disputar la jornada de este miércoles, luego de decretarse estado de emergencia nacional a causa del covid-19.

Sin embargo, Sequeira afirma que le harán frente a los juegos a puerta cerrada pese a su disconformidad, pues reconoce que, de no hacerlo, podrían sufrir implicaciones legales.

El exjugador sostiene que las declaraciones del ministro de salud, Daniel Salas, en las que asegura que los partidos se pueden desarrollar a puerta cerrada, respaldan la decisión de los equipos de mantener en pie la fecha de este miércoles, lo que los obliga a jugar.

Sequeira descarta, por ahora, que los futbolistas se vayan a paro.

¿Qué opinan los futbolistas de la decisión de los clubes de seguir jugando?

Los jugadores desde ayer (domingo) querían la suspensión y hemos tenido llamadas continuas con ellos. El patrono, por un lado, da el sentir, pero creo que primero está la seguridad, y la seguridad en este caso es la prevención. Lo otro es la decisión del patrono, que está respaldado por el Ministerio de Salud y dice que se puede jugar a puerta cerrada.

Ante esa decisión, estamos comunicándonos con ellos (los futbolistas), si los jugadores no quieren entrenar o algo, ya entraríamos a una situación de faltar al trabajo, porque el Gobierno no nos ha avalado, dado lo que dijo el ministro de Salud en conferencia de prensa.

¿Quiere decir que si hay jugadores que deciden no jugar, podrían tener consecuencias desde el punto de vista legal?

No querer entrenar puede ser una decisión grupal o individual, pero acarrea consecuencias contractuales, realmente el Gobierno toma esta decisión fuerte. Vamos a hablar con los jugadores, porque ir más allá traería otra problemática.

¿Hay anuencia de todos los futbolistas de jugar o hay algunos que están dispuestos a irse a paro?

Con los pocos que he hablado, no están dispuestos a ir a paro, entienden que aunque no quieren, saben que el Ministerio dijo que las condiciones se pueden dar. Hay que reconocer que los clubes están haciendo un esfuerzo de perder taquillas y hasta este momento no nos han dicho que van a tocar las garantías de los jugadores, que ese es un tema del que estamos muy pendientes.

¿Cuál diría que es la posición de los jugadores después de conocer la negativa de los clubes de suspender el torneo?

La posición es suspender, pero el hecho de que no se pueda, acarrearía otras decisiones. La intención es salvaguardar al jugador, solo que bajo los parámetros de los patronos, la decisión del Gobierno de que no hay riesgo al jugar a puerta cerrada los respalda, aunque para nosotros siempre hay riesgo.

Por lo que le entiendo, los futbolistas no quieren jugar, pero de irse a paro, tendrían que pagar consecuencias legales, por esta razón van a jugar.

Así es, porque no tenemos ningún respaldo legal, porque no ha sido un decreto de parte del Gobierno, sino más bien declara que se puede jugar a puerta cerrada. Los patronos están acatando la orden del Gobierno, nuestra posición era suspender, pero la posición que ha mediado es la del Gobierno.

Quiero decir que las condiciones laborales no se han alterado y todo el protocolo se ha mantenido. Creemos que por el contacto físico el riesgo es mayor, he hablado con presidentes y gerentes de clubes y me han externado la posición de que no se ha cambiado ninguna condición (salarial o contractual).