Juan Diego Villarreal. 13 diciembre, 2019
“Para mí el Mundial con Óscar fue un pasaje extraordinario. Muchos no lo ven de esa manera, pero creo que allí están bastante errados en ese punto
“Para mí el Mundial con Óscar fue un pasaje extraordinario. Muchos no lo ven de esa manera, pero creo que allí están bastante errados en ese punto", asegura Alejandro Larrea. Fotografías: Juan Diego Villarreal

Sin miramientos y sin ningún tapujo, el entrenador uruguayo Alejandro Larrea exaltó los conocimientos del técnico Óscar Macho Ramírez, quien llevó a Costa Rica al Mundial de Rusia 2018, a la vez que censuró el trato que le dio parte de la prensa tras la eliminación.

Larrea, quien tiene a Puerto Golfito en al final del Torneo de Apertura de la Liga de Ascenso y que disputará este domingo el partido de ida, a las 11:10 a. m. en el polideportivo de Río Claro, no oculta su admiración por el trabajo de Ramírez, a quien tuvo de compañero en el Saprissa, tanto como jugador como en el cuerpo técnico, y 17 meses después de la Copa del Mundo defiende la labor del cuerpo técnico.

El charrúa no duda en admitir que en parte, lo que muestra Puerto Golfito en la cancha lo aprendió con el Macho Ramírez, con quien lo une una gran amistad y del cual solo tiene grandes recuerdos. No oculta su molestia, por el trato, según él, que le dio la prensa a Ramírez, tras la eliminación de la Sele en primera ronda del Mundial, donde perdió 0-1 con Serbia, 0-2 con Brasil e igualó 2-2 con Suiza.

“Para mí el Mundial con Óscar fue un pasaje extraordinario. Muchos no lo ven de esa manera, pero creo que allí están bastante errados en ese punto. Óscar fue campeón en todos los equipos que dirigió, tanto con Alajuelense y Saprissa y cuando fuimos jugadores fue figura del plantel”, expresó Larrea.

Ver lo malo. Sin miramientos, el uruguayo defendió la labor que se realizó en la Copa del Mundo en territorio ruso y lamentó las posiciones de la afición y cierto sector de la prensa.

“A veces parte de la prensa no le da importancia a lo que se hace. (Luis) Marín estuvo ocho años, ¿dónde está? Fuera de la Selección. Óscar (Ramírez) campeón con Saprissa, Alajuelense y un Mundial ¿dónde está? Fuera. Larrea, cuatro años en la Selección, igual, fuera. Creo que no hicimos tan mal las cosas, lo que pasa es que cuando querés ver mal todo, vas a buscar un culpable”, afirmó Larrea.

El hoy entrenador de Puerto Golfito enfatizó que el trato que se le dio a Óscar Ramírez, porque más allá de lo deportivo, otros temas que no venían al caso.

Alejandro Larrea tiene a Puerto Golfito en la final del Torneo de Apertura de la Liga de Ascenso, la cual disputará ante Sporting FC. Fotografía: Alonso Tenorio
Alejandro Larrea tiene a Puerto Golfito en la final del Torneo de Apertura de la Liga de Ascenso, la cual disputará ante Sporting FC. Fotografía: Alonso Tenorio

Óscar Ramírez es el mejor técnico de Costa Rica. Tiene una gran capacidad para entrenar, analizar, corregir. Él triunfó en Saprissa junto a Hernán (Medford), Alejandro Larrea y Marcelo Tolbovitz. En el Mundial estuvimos con un grupo de grandes jugadores que se mataron por Costa Rica, pero es tristísimo el amarillismo con el cual se le trató y el cual fue injusto”, aseveró Larrea.

Solidaridad. Al consultarle por qué tanto Ramírez como él no quisieron salir a defenderse por los resultados obtenido en Mundial, el charrúa indicó que lo hizo por solidaridad con el entrenador que lo llevó a la Tricolor. Además, resaltó que Ramírez ahora está dedicado a sus asuntos y conversa muy a menudo con él.

“Óscar no quiso salir a hablar y yo tampoco hablé porque lo respeto. Él me llamó y logramos lo que logramos, que era clasificar al Mundial. Todos ganaron plata por todo lado, fue extraordinario. Óscar no quiso venir a discutir nada, porque evidentemente cuando hay un mercadeo negativo, de lo que hiciste, es malo, es horroroso”, manifestó Larrea.

El técnico golfiteño continúo dando su posición sobre la labor en el combinado patrio al indicar que “a Óscar lo tomaron como un conejillo de indias y quisieron decir que por él hicimos el mundial que hicimos. Desde mi punto de vista se hizo un buen mundial con las armas que se tenían, con la calidad de jugadores que se llevó. Cuando no se tiene la humildad para analizar la parte futbolera y solo tenés un mercadeo para decir las pavadas que se te cruzan en la cabeza, evidentemente el fútbol no lo entendés como los que estuvimos en una cancha y estamos aún trabajando en una cancha”, reiteró Larrea.

Alejandro afirmó que una eliminatoria es durísima, por lo que el actual técnico Rónald González tiene una tarea muy complicada.

“Rónald tiene que hacer un proceso y está apretado de tiempo. La eliminatoria es bravísima. No es jugar contra Curazao y Haití. Todos los rivales que están estudiando y analizando. En vez de ayudarle le están metiendo piedras y piedras ¿Acaso no son ticos? Es increíble las pavadas que se dicen en estos días”, subrayó Larrea.