Por: José Luis Rodríguez C. 18 abril, 2012

Un conflicto de dinero generó la ida de Jorge Alarcón de Herediano.

El problema se dio entre Mario Sotela, vicepresidente del Team , y Walter Cortés, empresario que llevó a Alarcón a las filas florenses.

Mientras Sotela aduce que Cortés cobró un cheque antes de tiempo, y que eso lo dejó sin dinero para pagar salarios, Cortés respondió que él cobró plata que desde febrero prestó a Sotela, a quien por mucho tiempo “le salvé la tanda”.

En medio aparece Alarcón, quien manifestó que Sotela pensó que él pasó información a Cortés acerca de cuándo podía cobrar.

“Mario Sotela puede darse con una piedra por el pecho de que yo le ayudaba. Él tenía que pagarme, no me pagó y no se interesó en llamarme ni decirme que iba a pagarme, y yo, preocupado, fui al banco y cobré cuando llegó dinero; es mi dinero, él me debía $60.000 (¢30,5 millones). Sotela tenía como obligación pagar”, manifestó Cortés.

Este empresario añadió que él fue quien prestó ¢11 millones para que el equipo no se fuera a huelga antes de enfrentarse a los generaleños el 18 de marzo, y que le molestó que Sotela dijera que el pasado viernes no les pudo pagar a los jugadores porque él cobró sus cheques.