Fanny Tayver Marín. 25 noviembre, 2020
Jurguens Montenegro anotó en un partido muy discreto de Alajuelense ante San Francisco de Panamá. Fotografía: Prensa Alajuelense
Jurguens Montenegro anotó en un partido muy discreto de Alajuelense ante San Francisco de Panamá. Fotografía: Prensa Alajuelense

Liga Deportiva Alajuelense consiguió su objetivo, al avanzar a los cuartos de final de la Liga Concacaf, pero también es cierto que el partido se le complicó de más.

Fue un simulacro de lo que los manudos se toparán en las instancias finales, tanto en el Apertura 2020 como en esta competición internacional. No hubo desesperación en la cancha y en medio de la encrucijada, el equipo logró resolver el acertijo.

La respuesta estuvo con una acción en un chispazo de Bryan Ruiz que Jurguens Montenegro tradujo en gol.

Partidos así, cerrados, pueden ser la tónica de lo que viene para Alajuelense y aunque le costó, esta vez la Liga sacó el resultado.

“Hay que respetar al rival, ellos hacen su partido, ningún partido es fácil y hay que estar tranquilos y concentrados. Siempre podemos dar un poco más, detalles por mejorar. Ahora viene la etapa final en los dos torneos y esos detalles son importantes y seguir exigiendo, como lo hacemos”, apuntó Andrés Carevic.

Y agregó: “Tenemos una idea, una esencia bien marcada de lo que queremos jugar, de lo que queremos proponer, hemos implementado detalles en la ofensiva y la defensiva de lo que hemos hecho, la clave es el trabajo y el proceso que hemos tenido. Además, la actitud, la entrega, el esfuerzo y la disposición”.

Dijo que él estaba convencido de que sería un partido complicado.

“En el primer tiempo pudimos haber tenido más funcionamiento, iba a ser un partido cerrado, ganamos y pasamos de fase”, afirmó el argentino en la rueda de prensa virtual organizada por Concacaf.

Alajuelense recibirá el 2 de diciembre a un Real Estelí que logró el triunfo más importante de su historia al derrotar y eliminar a Herediano en el Estadio Nacional.

“Todos los equipos están bien estructurados, bien armados y no hay equipo fácil. Hay que poner atención, también es importante seguir en la competición por el ritmo de juego”, citó Carevic, quien añadió que está conforme con el accionar de su escuadrón, pues tenía 10 días de no competir.

“En la segunda mitad estuvimos mejor, con más llegadas de gol”.

Ante el San Francisco fue el regreso del defensor Junior Díaz, algo que destaca Carevic, porque el experimentado futbolista tenía mucho tiempo de estar fuera por lesión.

A pesar de que los rojinegros tenían al grueso de su nómina, con solo las bajas de Fernán Faerron y José Miguel Cubero, porque siguen en proceso de recuperación, en términos generales fue un partido muy discreto de la Liga, ante un San Francisco de Panamá que llegó a Costa Rica sin delanteros.

“Pusimos contra las cuerdas a un equipo grande”, manifestó el técnico de los canaleros, el colombiano Gonzalo Soto, quien considera que su equipo pudo tener mejor suerte contra Alajuelense y seguir los pasos del Real Estelí.

“Es el equipo más poderoso del país y uno de los más poderosos de Centroamérica. Bryan Ruiz quiso jugar, pero mi equipo tuvo opciones. Cada uno en su nivel, en sus dimensiones se va preparando, va mejorando y le complicamos la vida. Eso nos motiva”, reiteró Soto.