Fanny Tayver Marín. 29 junio
En Alajuelense pretenden sacarle mucho provecho al amistoso de este sábado contra Rosario Central. Foto: Rafael Pacheco
En Alajuelense pretenden sacarle mucho provecho al amistoso de este sábado contra Rosario Central. Foto: Rafael Pacheco

52 días después del último partido de Alajuelense como local, este sábado los rojinegros volverán a jugar en su casa y lo harán contra un rival que nunca había enfrentado a un equipo costarricense.

La Liga recibirá a las 7 p. m. al argentino Rosario Central, en el primer partido de la Copa Cementos Fortaleza que también involucra a Cartaginés.

Según el estadígrafo de la Unafut, Gerardo Coto, este partido entre los cuadros dirigidos por Luis Diego Arnáez y Edgardo Bauza abrirá expediente para el club suramericano en juegos internacionales ante los equipos costarricenses.

Aviso: Llegue temprano al Morera Soto
Aunque el amistoso entre Alajuelense y Rosario Central empezará a las 7 p. m.; a las 5 p. m., será el estreno del Once de Abril (equipo de la Liga en la Segunda División), constituido por el Alto Rendimiento de los manudos. Ellos jugarán dos tiempos de 30 minutos contra la suplencia de los rosarinos. 

"Los rosarinos únicamente presentan un duelo ante el fútbol costarricense en los años 70 cuando se midieron en fogueo al seleccionado nacional. Asimismo, los erizos contarán con un nuevo adversario argentino en su currículum, ya que previamente se midieron a varios clubes como Boca Juniors, Independiente, River Plate y San Lorenzo, entre otros", detalló Coto en el sitio web de la Unafut.

En su recuento, el periodista destacó que con esta Copa Cementos Fortaleza se reactiva una tradición que los equipos nacionales habían dejado de lado durante sus pretemporadas, al organizar copas de carácter internacional en el marco de sus amistosos previos al torneo.

Rosario Central nunca había enfrentado a un club tico. Foto: Rafael Pacheco
Rosario Central nunca había enfrentado a un club tico. Foto: Rafael Pacheco

"La historia destaca muchos momentos de estos minitorneos, la última ocasión fue en 1994 cuando se llevó a cabo una cuadrangular que involucró al Saprissa, Alajuelense, Borussia Dortmund de Alemania y Paraná de Brasil; el certamen lo terminaron ganando los alajuelenses".

La Copa Cementos Fortaleza

- Juego 1

  • Alajuelense vs. Rosario Central 
  • Sábado 30 de junio, 7 p. m.
  • Estadio Alejandro Morera Soto  


- Juego 2

  • Alajuelense vs. Cartaginés 
  • Miércoles 4 de julio, 8 p. m.
  • Estadio Alejandro Morera Soto 


- Juego 3

  • Cartaginés vs. Rosario Central 
  • Domingo 8 de julio, 11 a. m.
  • Estadio Fello Meza 
  • Juego de despedida de Rándall Chiqui Brenes


Alajuelense también hizo una recopilación de datos históricos con el aporte del periodista Alexánder Gaitán, quien recuerda que el jueves 29 de diciembre de 1932, la Liga se enfrentó a un combinado argentino en el Estadio Nacional, a las 3:15 p. m.

En aquel partido se recaudó una taquilla de ¢5.528 y el árbitro fue Enrique Ulloa.

La formación eriza estuvo integrada por Enrique Vieto, Arturo Alfaro, Guillermo Elizondo “Memo Coto”, Francisco “Chucheca” Álvarez, Santiago Bonilla (refuerzo del Herediano), Jorge Julio “Zuco” Padilla, Salvador Soto “Indio Buroy”, Hernán Bolaños (refuerzo del Orión F. C), Alejandro Morera Soto, Rafael Ángel “Macho” Madrigal (refuerzo del Club Sport La Libertad) y Evelio Martínez.

Para Alajuelense anotaron Hernán Bolaños (triplete) y Alejandro Morera Soto y como dato curioso, en aquel entonces el árbitro central finalizó el juego faltando siete minutos para la hora reglamentaria.

También recuerda que a lo largo de 99 años de historia, Alajuelense recibió en 21 ocasiones a equipos argentinos en Costa Rica.

El debut de Mauricio Montero con la Liga fue ante el River Plate. Fotografía: Archivo LN
El debut de Mauricio Montero con la Liga fue ante el River Plate. Fotografía: Archivo LN

Y destaca entre los duelos más emblemáticos los partidos contra Boca Juniors de 1950 y ante el River Plate de 1987, este último en disputa de la Copa Interamericana y que fue el partido que marcó el debut de Mauricio Montero con la Liga.