Fanny Tayver Marín. 9 septiembre
Jonathan McDonald anotó en los triunfos de la Liga frente a sus tres rivales tradicionales. Fotografía: José Cordero
Jonathan McDonald anotó en los triunfos de la Liga frente a sus tres rivales tradicionales. Fotografía: José Cordero

Alajuelense se deshizo de un mal que tenía en el torneo anterior con Nicolás dos Santos, porque aquello de que la Liga no le podía ganar a los rivales tradicionales en la fase regular ya es cosa del pasado.

En la primera vuelta de la fase clasificatoria de este Apertura 2018, la Liga fue al Fello Meza y se impuso ante Cartaginés por 2-3; en el Morera Soto derrotó al Saprissa con una joya de gol de Jonathan McDonald y este domingo goleó a Herediano 6-1 en la casa rojinegra.

¿Qué significa eso? “Eso es muy bueno porque probablemente estuviéramos en el ojo de la duda si no le hubiéramos ganado a estos equipos; para los futbolistas es motivación, inyección de seguridad para el trabajo que hacen y eso nos genera un acuerpamiento de la afición que le dará seguridad al equipo para el resto del torneo”, respondió el técnico de la Liga, Luis Diego Arnáez.

En nueve partidos, los erizos contabilizan 18 puntos, tras seis victorias (Grecia, Cartaginés, Limón, Santos, Saprissa y Herediano) y tres derrotas (Pérez Zeledón, Carmelita y San Carlos).

Tanto el cuerpo técnico como los jugadores manudos concuerdan en que solo hubo un partido de esos en el que realmente jugaron mal; pero que el equipo se envalentona, sin caer en exceso de confianza.

“Aquí lo importante es que estamos jugando bien, que cada vez nos vemos mejor y que lo que tenemos que tener es un poco más de confianza, porque al final los resultados son los que hablan. Por ejemplo, de nada valdría este triunfo con tantos goles si el miércoles visitamos a la UCR, que es un equipo difícil y no nos traemos los tres puntos. Aquí nadie puede bajar los brazos ni mucho menos”, manifestó el volante Alex López.

Por su parte, el atacante hondureño Róger Rojas considera que “en cuanto al torneo pasado en este momento veo al equipo más compacto, más fuerte, le ganamos a Saprissa, a Herediano, que son rivales directos para pelear el título y eso habla muy bien. Hay que ir paso a paso, con humildad, porque si el miércoles no ganamos echamos a perder el gran partido que hizo el equipo este domingo”.

Ro-Ro asegura que los erizos no pueden permitir que los humos se les suban a la cabeza, porque aún falta mucho torneo por delante.

“Hay que tener los pies en la tierra, no creyéndonos que ya somos los campeones porque eso sería un error, no podemos agrandarnos, así que hay que ir partido a partido. Fíjese que en este torneo le ganamos a Saprissa, ahora ganamos otro clásico contra Herediano. Eso habla de que el equipo contra rivales fuertes para el título lo está haciendo bien, pero que eso no nos saque del entorno de tener siempre los pies en la tierra, bajo perfil, el favoritismo no creárselo mucho. Hicimos un partido casi perfecto”, insistió el atacante.

La Liga visitará el miércoles a la UCR, a las 3 p. m., en el Cuty Monge.