Hondureño Róger Rojas anotó el empate en el minuto 80

Por: Fiorella Masís 21 enero

Hasta el minuto 80 Cartaginés parecía volver a sonreír, gestaba su primera victoria del Clausura en un panorama de necesidad urgente.

Pero Alajuelense no estaba dispuesto a fallecer y lo devolvió a la realidad, una realidad llamada descenso, porque los brumosos están a solo seis unidades del último puesto en la tabla acumulada. Los brumosos son décimos en la general con 25 unidades, una más que Carmelita. Liberia suma 19.

Jonathan McDonald corre por el balón ante la marca de Michael Umaña.
Jonathan McDonald corre por el balón ante la marca de Michael Umaña.

Los pamperos este domingo sí festejó, al ganar 3-1 sobre Limón.

Dicho resultado metía más presión a los locales, quienes con el triunfo parcial tomaban respiro, aunque fuera artificial.

Pero en el fútbol y cualquier deporte cada minuto cuenta y la Liga jugó los mejores en la última parte del partido.

Cartaginés se echó atrás, soportó como le ha tocado a cualquiera para llevarse tres puntos, mas no le bastó.

Sucumbió ante la presión manuda y Rojas le clavó la daga tras un error garrafal de Kevin Vega, quien en la mayor parte del cotejo se vio muy mal.

Fue un balde de agua fría para los pocos aficionados presentes en el Fello Meza.

Parecía que este domingo la historia iba a ser distinta, porque el club brumoso llegó con otra actitud.

Esta vez sí presionó, marcó y volvió a marcar si perdía la pelota, sobre todo en el inicio.

Su ímpetu encontró el premio rápidamente, con la anotación de Hernán Fener (7’).

El atacante definó impecable ante un pase de la misma calidad de Dylan Flores.

Fener marca diferencia cuando está en la cancha. Corrió cuantas pelotas le enviaron y por momentos fue un dolor de cabeza para Esteban Marín.

El delantero es de esos casos extraños, porque antes del juego de este domingo, no había sido estelar y solo sumaba 59 minutos en dos compromisos del Clausura.

Dejó claro que debería ser de la partida, aunque su tanto al final no fuese suficiente.

Esa anotación llevaba luz al equipo blanquiazul, ante un Alajuelense que no generaba mayor peligro al área rival.

Los erizos no hicieron ni siquiera un remate directo en la primera mitad.

Lo más cercano fueron dos cabezazos, muy desviados, de Róger Rojas (13’) y José Miguel Cubero (31’).

Por su parte, Fener dejó escapar el segundo gol en el 48’, dos minutos después salió expulsado Sadier Camacho y Cartaginés nunca más se encontró.

Y no precisamente porque jugara con uno menos, pues en el minuto 57 también vio la roja Pablo Gabas, quien la mereció desde antes.

Al conjunto casa le tocó estar metido en su área, sufrir hasta el final mientras la Liga mostraba su mejor cara.

El catracho Alex López pegó un balón en el palo y 11 minutos después llegó la celebración.

Vega prácticamente le dio un pase a Meneses, quien centró para un Róger Rojas solo.

Error de uno y virtud del otro para dejar a Alajuelense con un empate de buen sabor y a Cartaginés sumido en angustia

Etiquetado como: