Fanny Tayver Marín. 9 abril
José Andrés Salvatierra volvió a entrenar con normalidad este lunes, tras superar la lesión. Fotografía: Prensa Alajuelense
José Andrés Salvatierra volvió a entrenar con normalidad este lunes, tras superar la lesión. Fotografía: Prensa Alajuelense

Alajuelense no se da por vencido y luchará hasta el final por terminar la etapa regular como líder general.

Después del balde de agua fría que le cayó a la Liga al perder el sábado pasado por 0-2 contra Santos en el Morera Soto, llegaron buenas noticias a la casa manuda.

José Andrés Salvatierra se reintegró este lunes a las prácticas junto al resto de sus compañeros, mientras que Jonathan McDonald tan solo está a la espera de que le entreguen la máscara para volver a jugar.

Y con ellos, la Liga se fortaleza, pues según Pablo Gabas, con ellos "se vuelve más competitivo el equipo".

"Salvatierra y McDonald son jugadores importantes para nosotros, tienen su regularidad. Salvatierra pelea por un lugar en el Mundial, Mac por seguir siendo el goleador del campeonato y nos va a traer una posibilidad de tener alternativas y contar con ellas", comentó Pablo Gabas.

Parte médico. "Ya Jonathan McDonald está autorizado por los cirujanos que lo operaron para entrenar con el grupo, vamos a ver cómo responde, la máscara a su medida estará lista en estos días", afirmó el doctor de la Liga, Alfredo Gómez.

Indicó que como esa máscara tiene que ser personalizada, a la medida del atacante, lleva su tiempo.

"Es muy probable que la tengamos en el transcurso de esta semana, mientras tanto, él va a estar entrenando con los cuidados necesarios, pero sí está autorizado a que comience a trabajar con el grupo", reseñó el galeno.

Tras una jugada de choque con Yostin Salinas, Mac jugó los últimos 30 minutos del clásico del 25 de marzo con una fractura en el pómulo derecho y así cobró un penal en tiempo de reposición, que significó el 3-3 entre Alajuelense y Saprissa.

Después de un debate sobre si había que operarlo o no, los especialistas recomendaron que al tratarse de un deportista lo mejor era la cirugía para no correr riesgos.

Ahora, el compañero de ataque de Róger Rojas tendrá doble protección en esa zona, pues le colocaron dos plaquitas sujetadas con tornillos para corregir la fractura y, adicionalmente, usará esa máscara que le están confeccionando.

Quien también tiene luz verde para jugar es el lateral derecho José Andrés Salvatierra.

El 8 de febrero, el carrilero se lesionó en Guápiles y eso lo tuvo sin jugar hasta el 3 de marzo, en el partido entre Herediano y la Liga.

Ese día estuvo en la suplencia rojinegra, ingresó en el 45' y diez minutos después salió lesionado de nuevo. No fue una recaída, sino que se trataba de una distensión muscular en el muslo derecho.

Salvatierra ya recibió el alta médica y este lunes se entrenó con sus demás compañeros, pero él sabe que eso no significa que su titularidad está garantizada, porque Luis Sequeira lo sustituyó de buena manera en la banda.

"En un club grande tiene que haber competencia de alto nivel y con Seque no es la excepción, siempre he luchado con los compañeros de una manera leal y siempre deseándole lo mejor a mi compañero, que lo ha hecho de gran forma en estos partidos. Ahora me toca venir y luchar por un puesto", citó Salvatierra.

Sin embargo, confesó que durante todo este tiempo le ha hecho mucha falta jugar.

"En lo personal me encanta estar en la cancha, me encanta venir a entrenar y estar en los partidos, desde pequeño mantengo esa pasión y ha sido bastante largo el tiempo, pero creo que tal vez ya la madurez me ha permitido canalizar mucho mejor esta lesión, más allá de bajonearme la he aprovechado para mejorar en otros aspectos y regresar mucho mejor de lo que lo estaba haciendo", apuntó el carrilero.

El retorno de Salvatierra coincide con un nuevo susto que se pegó Luis Sequeira, uno de los hombres que resulta más golpeado fecha a fecha, por lo que él mismo dice entre risas que ya está acostumbrado a las heridas de guerra.

Sequeira fue trasladado al hospital el sábado, tras un golpe en la mandíbula que le generó una conmoción cerebral y lo dejó desorientado.

"A él se le realizó un TAC, estuvo algunas horas en observación y todo salió muy bien. Los estudios salieron normales y en este momento Sequeira se encuentra bien, no tiene ningún problema, pero vamos a dar entre 48 y 72 horas de reposo deportivo y después se incorporará a los entrenamientos regulares", expresó el Dr. Gómez.