Fanny Tayver Marín. 6 abril
Ezequiel Barco fue el encargado de cobrar un penal que solo vio el central Said Martínez. Fotografía: John Durán
Ezequiel Barco fue el encargado de cobrar un penal que solo vio el central Said Martínez. Fotografía: John Durán

Alajuelense pasó del sueño a la realidad, lo intentó, pero no se encontró con el gol y fue testigo directo del por qué es que la Confederación está tan urgida de incorporar el videoarbitraje (VAR) a todas sus competiciones, comenzando precisamente con la Liga de Campeones de Concacaf.

Previo al primer pulso entre los manudos y el Atlante United que terminó con victoria para los estadounidenses con un penal de Ezequiel Barco, el ente anunció que el ojo electrónico se implementará en las semifinales y en la final de la Concachampions; así como en la Liga de Naciones y la Copa Oro.

¡Vaya paradoja! Si el VAR estuviera en función desde este momento, muy probablemente el resultado de este partido en el Estadio Alejandro Morera Soto fuera muy distinto.

5 años, 11 meses y 28 días transcurrieron para que el cuadro manudo reapareciera en la Liga de Campeones de Concacaf, pero lo que nadie imaginó es lo que inclinaría la balanza, con un penal mal señalado por el árbitro hondureño Said Martínez.

Said Martínez iba a amonestar a Brad Guzan, pero por presión de Alajuelense y porque alguien más del cuerpo arbitral lo corrió, expulsó al arquero. Fotografía: John Durán
Said Martínez iba a amonestar a Brad Guzan, pero por presión de Alajuelense y porque alguien más del cuerpo arbitral lo corrió, expulsó al arquero. Fotografía: John Durán

Podría pensarse en una ley de compensación. En los minutos finales del primer tiempo, el experimentado arquero Brad Buzan le cometió una falta artera al atacante cubano Marcel Hernández, fuera del área.

Era una ocasión manifiesta de gol y tenía que ser expulsión.

Parecía qie Said no iba a tomar esa decisión, con la tarjeta amarilla en su mano. Sin embargo, quizás la presión de los futbolistas de Alajuelense, la jerarquía del capitán Bryan Ruiz, lo pusieron a dudar.

No está claro si fue el asistente, o el cuarto árbitro, pero alguien lo alertó de que el reclamo del equipo tico tenía razón.

Ahí fue donde Said expulsó al capitán del Atlanta United. Eso significaba que tenía que jugar el joven argentino Rocco Ríos-novo, ese futbolista anunciado por el equipo estadounidense el lunes pasado y que fue fichado con un contrato relámpago que se acabará el sábado.

La razón es que no tenían portero suplente para afrontar este encuentro contra Alajuelense.

Bryan Ruiz intentó echarse el equipo al hombro en el segundo tiempo, pero Alajuelense no encontró el gol. Fotografía: John Durán
Bryan Ruiz intentó echarse el equipo al hombro en el segundo tiempo, pero Alajuelense no encontró el gol. Fotografía: John Durán

Prácticamente no hubo tiempo de reposición, pero en vista de que el equipo de Gabriel Heinze se quedó con uno menos, cualquiera pensaría que los astros se alineaban para la Liga.

Empero, muy rápido, se dio un error garrafal del árbitro que influye directamente en la suerte de los manudos.

La pelota se estrella en el rostro de José Andrés Salvatierra y estando muy cerca de la acción, el árbitro de forma inmediata pita penal.

El carrilero insistía en mostrarle al central y al línea como le quedó el rostro por el bolazo, como prueba de que no fue mano.

Pero no hubo marcha atrás en la decisión. Y tampoco estaba disponible el VAR para comprobar la veracidad del reclamo desesperado del carrilero; mientras que las repeticiones de la señal televisiva mostraba desde todos los ángulos que no fue penal.

Ezequiel Barco tomó el balón y cobró la pena máxima que no existió, pero que fue gol, muy a pesar de que Leonel Moreira estuvo muy cerca de taparlo, apenas en el minuto 49.

Dos caras. La Liga del segundo tiempo no fue la misma del arranque.

Quizás, lo sucedido liberó al equipo de la tensión que reflejaba en la primera parte y le tocó el carácter.

Los manudos se soltaron a jugar y a buscar el gol a través de todas las vías, impulsados por Bryan Ruiz y la velocidad de un acucioso Alonso Martínez.

La Liga generó cerca de quince remates, pero el gol no cayó. Fotografía: John Durán
La Liga generó cerca de quince remates, pero el gol no cayó. Fotografía: John Durán

Pero la puntería de Marcel Hernández y Johan Venegas no estaba fina, así como los intentos de Alex López y Jurguens Montenegro.

La necesidad era de la Liga y ahora está contra las cuerdas.

Un fallo. El pecado de Alajuelense fue no jugar desde el principio como lo hizo después del error más grueso de el árbitro, porque también hubo una acción que no se sancionó como penal sobre Hernández.

Otro punto es que desde el sorteo, en la Liga siempre estuvieron conscientes de su suerte, al saber que se enfrentaban contra el equipo más poderoso de la Major League Soccer (MLS) en el plano económico.

Tener eso presente no está mal, pero quizás darle tanto énfasis también de forma implícita provoca que el equipo en la cancha respete de más a su rival, o que tenga ese chip en la mente, de que la planilla del cuadro estadounidense es más.

Eso pudo incidir en ese primer tiempo, donde el Atlanta United fue un equipo sin ritmo, pero con oficio, al punto de que disimuló muy bien que su torneo aún no empieza en Estados Unidos.

Marcel Hernández fue uno de los jugadores que más lo intentó frente al marco del Atlanta United. Fotografía: John Durán
Marcel Hernández fue uno de los jugadores que más lo intentó frente al marco del Atlanta United. Fotografía: John Durán

Rocco Ríos-novo era un extraño en el cuadro estadounidense que terminó siendo figura, en un cuadro donde hay figuras como Santiago Sosa, Ezequiel Barco, Lisandro López y el venezolano Josef Martínez que ingresó de cambio.

Atlanta United toma la ventaja y el criterio del gol de visita juega a su favor, de cara a lo que pueda pasar en Estados Unidos el 13 de abril, en un partido donde Alajuelense aún no sabe si podrá contar con Alex López y Alonso Martínez por el tema de las visas.

Ficha del juego

0 Alajuelense

Leonel Moreira, José Salvatierra, José Miguel Cubero, Daniel Arreola, Yurguin Román, Alex López, Bryan Ruiz, Barlon Sequeira, Alonso Martínez, Johan Venegas y Marcel Hernández.

D.T.: Andrés Carevic

Cambios: Jurguens Montenegro (Sequeira, al 51′) y Fernán Faerron (Salvatierra al 72′).

1 Atlanta United

Brad Guzan, Anton Walkes, Miles Robinson, George Bello, Jake Mulraney, Emerson Hyndman, Brooks Lennon, Santiago Sosa, Ezequiel Barco, Lisandro López y Franco Ibarra.

D.T.: Gabriel Heinze

Cambios: Rocco Ríos-novo (Mulraney, al 45′+1), Josef Martínez (López, al 66′) y Jorge Campbell (Ibarra, al 87′).

Gol: 0-1 (49′) Ezequiel Barco (penal).

Árbitros: Said Martínez, asistido por Wálter López y Roney Salas (Honduras).

Amonestados: Venegas; Walkes, Ibarra y Ríos-novo.

Expulsado: Brad Guzan.

Estadio: Alejandro Morera Soto, Alajuela, 6:06 pm.

Si desea unirse al canal AlajuelenseLN en Telegram, aquí encontrará el enlace directo.