Esteban Valverde. 12 febrero
'La 12' es la barra de seguidores de Alajuelense y normalmente en los partidos importantes utilizan extintores para animar al equipo. Fotografía: José Cordero
'La 12' es la barra de seguidores de Alajuelense y normalmente en los partidos importantes utilizan extintores para animar al equipo. Fotografía: José Cordero

Después de que Saprissa anunciara el veto de la Ultra Morada del estadio Ricardo Saprissa, el único equipo que quedaría con una barra organizada en sus graderías es Liga Deportiva Alajuelense, escuadra que de momento se abstiene a comentar si tomará las mismas medidas que tomaron planteles como Herediano y la S.

La Nación le consultó a la Liga, por medio de su departamento de comunicación sobre si actuarían de igual forma que los morados respecto al manejo de la ’12′, su barra, no obstante la respuesta fue que de ese tema no se referirán.

Los liguistas solamente hicieron una comunicación en la que afirman continuar dispuestos a acatar todas las recomendaciones que brinda el Ministerio de Seguridad respecto al manejo de las barras en los equipos de fútbol.

"Acudimos al llamado de la Fuerza Pública con la mayor disposición de colaborar y tomar sus recomendaciones como siempre nos ha caracterizado", pronunciaron.

De esta forma, la organización de seguidores continuará en las graderías del estadio Alejandro Morera Soto.

‘Team’ firme. Por otra parte, un club que reafirmó su compromiso de cero tolerancia con este tipo de grupos fue el Club Sport Herediano.

Juan Carlos Retana, presidente del equipo, recalcó que ellos desde el 2017 tomaron la decisión de sacar a la Garra de su reducto deportivo.

"En aquel tiempo se tomó un acuerdo en firme de todos los presidentes de clubes en donde se acordó que no se permitirían más la entrada de barras organizadas a los estadios, los únicos que se opusieron fueron Saprissa y Alajuelense, pero nosotros desde ese momento dijimos no más", dijo.

Retana añadió que varios seguidores se han reunido con él para intentar cambiar la posición de la institución, empero Fuerza Herediana, sociedad que administra el equipo, no tiene contemplado ceder.

"En Herediano no hay ni existirá de nuevo una barra. Acá no entran. Nosotros tenemos políticas muy claras y por ellas hasta hemos tenido problemas, como cuando por ejemplo nos criticaron porque sacamos aficionados identificados con camisas de los equipos rivales. Es que si nosotros vemos gente que tiene el comportamiento de una barra de un solo los sacamos", añadió.

El jerarca aceptó que son conscientes de que deben tener monitoreada cada gradería, porque existe la posibilidad que los integrantes de la Garra se unan en otro sector.

“La seguridad privada sabe muy bien que en el momento que vean un tumulto similar a una barra deben meterse en el medio, separar y sacar a las personas”, concluyó.