Fanny Tayver Marín. 31 octubre, 2017
José Luis Cordero es optimista y considera que en Pérez Zeledón se acabará la racha manuda de cinco juegos sin victorias.
José Luis Cordero es optimista y considera que en Pérez Zeledón se acabará la racha manuda de cinco juegos sin victorias.

Alajuela

Alajuelense está obligado a ganar los últimos cinco partidos de la fase regular del Apertura para mantener las esperanzas de clasificar a la cuadrangular, siempre y cuando la combinación de otros resultados le ayuden.

"Me parece que la Liga tiene una final el miércoles en Pérez Zeledón, es un rival directo y ahí la Liga tiene que ir a ganar si quiere seguir con posibilidades de entrar en la cuadrangular final, quedan 15 puntos, no hay un margen de error, no nos sirve un empate y mucho menos una derrota", apuntó el presidente de Alajuelense, Fernando Ocampo.

En la Liga se niegan a morir y saldrán en busca de convertir en realidad esa misión, aunque los antecedentes no son alentadores para los manudos.

Aparte de que acumulan cinco derrotas en fila, al caer ante Santos (2-1), Carmelita (1-3), Herediano (3-2), Guadalupe (0-1) y Saprissa (2-0), los rojinegros no han podido sumar dos triunfos en fila en lo que va de este Apertura.

La Liga comenzó con un gane ante Grecia (0-3), empató con Santos (2-2), cayó frente a Herediano (0-1), empató con Guadalupe (1-1) y venció a Saprissa (2-0).

Igualó con Carmelita (1-1) y con Pérez Zeledón (3-3), se impuso en Liberia (0-2), empató con Cartaginés (2-2), doblegó a la UCR (2-1) y empató en Limón (1-1).

Alajuelense triunfó ante Grecia (3-0) el 1.° de octubre y luego vinieron las cinco derrotas consecutivas.

"Tenemos cinco partidos, tres de casa, dos de visita, pensando que el próximo miércoles que va a ser un partido contra un rival directo, tenemos que ir a ganar sí o sí. Estos cinco partidos los vemos como una final y empezamos el miércoles, en donde no podemos regalar nada", comentó José Luis Cordero.