Fanny Tayver Marín. 5 diciembre
La lesión de Christopher Meneses no es grave. Foto: Rafael Pacheco
La lesión de Christopher Meneses no es grave. Foto: Rafael Pacheco

El departamento médico de Alajuelense trabaja a toda máquina en la misión especial de recuperar a Christopher Meneses para el partido decisivo del domingo, en el que Alajuelense y Herediano se disputan un boleto a la gran final del Apertura 2018.

Los florenses llegan al Morera Soto con una ventaja de 2-1, serie que está abierta y en la que aplica el gol visitante como primer criterio de desempate.

El lateral izquierdo se lesionó el domingo pasado en el Rosabal Cordero. Los gritos que pegaba el carrilero no presagiaban nada bueno. Sin embargo, los exámenes descartaron lo peor y en la Liga lo esperarán hasta el último momento.

“Meneses sufrió un trauma directo en la rodilla izquierda. Ya se le hicieron todas las revisiones y estudios radiológicos pertinentes y se trata de una tendinitis que la estamos manejando y que no lo tenemos descartado para nuestro próximo compromiso”, manifestó el doctor Alfredo Gómez, a través de la oficina de prensa de Liga Deportiva Alajuelense.

La evolución ha sido buena y la semana larga juega a favor.

“Estamos trabajando intensamente en lo que es la rehabilitación y en todo lo que es bajar el dolor y la inflamación y el sábado estaríamos haciendo una última evaluación, pero en estos momentos no lo hemos descartado”, detalló el galeno rojinegro.

Además, ratificó que Porfirio López no está en duda para el choque del domingo; mientras que a Luis Sequeira se le efectuó una cirugía y estará tres meses fuera de las canchas.

“Sequeira fue intervenido quirúrgicamente para reparar una lesión que tenía en el tendón de Aquiles de la pierna izquierda y ya fue solucionada su situación por la vía quirúrgica. Ahora vamos a estar cuatro semanas con una inmovilización y a partir de ahí comenzamos con un proceso de rehabilitación más agresivo que puede tardar aproximadamente tres meses”, apuntó Gómez.

El retorno del lateral griego dependerá de su evolución, pues puede ser que en ese plazo ya esté “en condiciones de entrenar y quizás de competir”.