Steven Oviedo. 15 octubre
Marco Ureña lucha por la pelota con José Vargas en el juego de Alajuelense ante Grecia. Fotos: Mayela López
Marco Ureña lucha por la pelota con José Vargas en el juego de Alajuelense ante Grecia. Fotos: Mayela López

El nivel de Liga Deportiva Alajuelense en el Apertura 2019 es tan alto en este torneo que podría implantar una nueva marca de puntos en torneos cortos, pero necesita un cierre casi impecable en las últimas cinco jornadas del campeonato.

Desde el Invierno 2012, que se juega con este formato de 22 fechas, el equipo que más puntos ha obtenido es el Club Sport Herediano que dirigía Hernán Medford, en el Apertura 2017, el cual finalizó la primera fase con 54 puntos, con un 81% de rendimiento.

En ese torneo, Medford terminó las primeras 22 sin derrotas y batió la marca que ostentaban los manudos desde el Invierno 2014, con 53 unidades.

A falta de cinco fechas en ese torneo, el Herediano contaba con 43 unidades, una más de las que tiene Alajuelense en este momento, también con cinco juegos pendientes, por lo que los manudos aún tienen opciones claras de implantar una nueva cifra récord.

En dicho torneo, Herediano sumó solo 11 de sus últimos 15 puntos para cerrar el torneo con 54 y el primer lugar de manera muy cómoda.

Para que la Liga se adueñe de la marca de puntos en un torneo corto necesita 13 de sus 15 puntos restantes o 12 de ellos para igualar la de los florenses.

“El grupo está unido y eso lo hemos venido trabajando. Teníamos el objetivo claro de clasificar y ya lo logramos, ahora vamos por el liderato, que es lo que queremos. Todo paso a paso. La liga ha demostrado que va paso a paso y partido a partido”, explicó Marcó Ureña, delantero de Alajuelense.

Los partidos que le restan a los manudos son de visita ante La U Universitarios, Santos de Guápiles y San Carlos; mientras que en casa jugará frente a Cartaginés y Jicaral Sercoba.

En la primera vuelta del torneo, ante estos mismos rivales los erizos sumaron 13 puntos, cifra que le alcanzaría para tener la nueva marca en certámenes cortos.

Si comparamos la Liga de Andrés Carevic con la del colombiano Hernán Torres del Invierno 2014, que terminó con 53 puntos, la actual marcha con un paso más firme.

Torres en sus primeros 17 partidos al frente de los rojinegros se dejó 38 puntos, cuatro menos de los que tiene en este momento el líder del certamen.

No obstante, Torres llevó a Alajuelense a cinco victorias seguidas en el cierre del torneo para cerrar con 53 puntos, en el mejor torneo de la Liga hasta el momento.

Con tres ganes y dos empates en el cierre, Alajuelense volvería a llegar a 53 puntos en un torneo corto.

“Todo eso da confianza, cuando se gana el equipo corrige y corrige más tranquilo. Somos conscientes de que hay cosas por mejorar. Queremos sumar y que esos puntos de diferencia se mantengan, entre más se puedan sacar mejor”, comentó Christopher Meneses, lateral izquierdo de Alajuelense.

Solo tres líderes han llegado a 50 o más puntos en torneos cortos desde el 2012. Estos fueron Alajuelense en el Invierno 2014, con 53; Herediano en el Verano 2016, con 50; y los florenses en el Apertura 2017, con 54.

De estos tres equipos, solo el Herediano en el Verano 2016 se dejó el título de campeón nacional; los otros dos perdieron la final en su estadio.

Otra marca que podría imponer Alajuelense es la de mayor diferencia entre el primer y segundo lugar, pues la marca está en 11 puntos, cuando el Herediano le sacó esa cifra a Saprissa en el 2017. A falta de cinco fechas los manudos tienen 12 puntos de ventaja en la cima.

En los últimos 14 torneos cortos, la diferencia entre el primer y segundo lugar, en promedio ha sido de 3.5 puntos.

Los manudos volverán a la acción este jueves a las 8 p. m., cuando visiten a La U en el Estadio Eladio Rosabal Cordero de Heredia.