Fanny Tayver Marín.   16 enero
Alajuelense tiene bien medidas las cargas de sus hombres y en este arranque intenta darles minutos a todos. Foto: Rafael Pacheco

Alajuelense goza de una planilla tan fuerte que no solo le alcanza para ganar sus primeros partidos sin tener a todo su equipo al 100%, sino que también puede darse algunos lujos, como dejar fuera de convocatoria a Alex López.

La ausencia del ingeniero de la Liga asustó a más de uno, pero en realidad, los rojinegros lo están cuidando.

Él se integró a las prácticas cinco días después y Andrés Carevic había definido que para la jornada inaugural del Clausura 2021 lo tendría en la suplencia. Sin embargo, el problema administrativo que hubo con Bernald Alfaro provocó que se cambiaran los planes y que el hondureño fuera de la partida.

Alajuelense quiere tenerlo bien para el partido del miércoles, a las 9:15 p. m., en la semifinal de la Liga Concacaf contra el Olimpia, el equipo en el que él se formó.

Esto no solo se presentará por la cercanía de este juego. En realidad, Alajuelense empieza a adaptarse para jugar de forma simultánea en dos torneos, porque más adelante vendrá la Liga de Campeones de Concacaf, también habrá amistosos de selecciones nacionales e incluso está el Preolímpico.

Sin López, pero con Alfaro. Así jugó la Liga contra Limón y el sarchiseño que no había tenido tanta regularidad demostró de nuevo que tiene mucha clase.

Carevic también modificó su defensa. De nuevo repitió Daniel Arreola en la formación estelar, pero le dio descanso a Fernán Faerron. José Miguel Cubero fue titular y por primera vez jugó un partido completo, luego de esa lesión delicada que lo había hecho pensar en lo peor, porque se había fracturado cuatro vértebras.

En las bandas, la Liga dejó fuera de lista a Yurguin Román y José Salvatierra estuvo en la suplencia. Fue el turno de los Ian. Smith por la derecha y Lawrence por la izquierda.

Ian Lawrence jugó su segundo partido en Primera División. Foto: Rafael Pacheco

Barlon Sequeira es otro de los hombres que no fueron a Guápiles. Bryan Ruiz estuvo acompañado por Bernald Alfaro, por Carlos Mora y por Alonso Martínez; mientras que en la zona de ataque, Jurguens Montenegro fue a la banca y se estrenó la pareja de Johan Venegas y Marcel Hernández adelante, desde un inicio, porque el miércoles pasado el cubano fue suplente.

También hubo oportunidad para que actuaran Geancarlo Castro, Brandon Aguilera, Montenegro, Faerron y Aarón Suárez.

“Nosotros le damos importancia al día a día de entrenamiento y el trabajo está dando sus frutos, porque desde que llegamos, es lo que hicimos, trabajar, intentar dar resultados y que el equipo tenga una identidad”, expresó Andrés Carevic.

Alonso Martínez marcó el primer gol contra Limón, luego de recibir un pase de Johan Venegas. Foto: Rafael Pacheco

Que haya oportunidades para todos es parte del secreto de la Liga, sin que eso signifique que se minimice a algún rival.

Pese a mostrar tantos cambios en su formación, la planilla eriza sigue muy compacta y ratifica que es un equipo más fuerte que el que ganó la estrella 30

“Creo que no hay mucho que buscar, somos un equipo grande, hay que ir a ganar a todos lados y gracias a Dios empezamos ganando con dos victorias que son importantes para el torneo y para nosotros estar nuevamente ahí arriba”, citó el técnico del campeón nacional.

Para él, nadie debe sorprenderse por ver a tanto joven en la Liga.

“Desde que llegué es el proyecto que se pensaba en este club, de tener esa combinación de jugadores de jerarquía, los intermedios y los Sub-20″, mencionó.

Carevic contó que lo hablado con esos muchachos, dejándoles ver que los minutos que sumen es porque ellos se los ganan en la cancha, en las prácticas diarias.

“Hablando con ellos, esos minutos hay que ganárselos, entonces van a tener que seguir trabajando muy fuerte para ganarse un lugar. Tenemos un plantel corto y están contemplados para pelear un lugar, no para rellenar en este equipo. Ellos tienen que saber que tienen que seguir, no conformarse con lo que han hecho hasta ahora, sino seguir trabajando, porque son el futuro de esta institución, con 16, 17, 18 o 19 años y de acá a tres, cuatro o cinco años tienen que ser el futuro de esta institución. Entonces, seguir trabajando y que ellos entiendan que acá hay que trabajar para ganarse su lugar”, indicó.

Después de ganar sus primeros dos partidos, Alajuelense se enfoca en ese partido cinco estrellas que sostendrá el miércoles contra Olimpia, en el que estará en juego el pase a la final de la Liga Concacaf.