Fanny Tayver Marín. 22 octubre, 2020
Agustín Lleida dio la versión de Alajuelense sobre el aplazamiento del partido contra Cibao. Fotografía: Daniel Sanabria
Agustín Lleida dio la versión de Alajuelense sobre el aplazamiento del partido contra Cibao. Fotografía: Daniel Sanabria

El brote de la covid-19 que se manifestó en Liga Deportiva Alajuelense postergó el regreso de los manudos a la competencia internacional que estaba previsto para este jueves, a las 4 p. m., contra el Cibao de República Dominicana.

La confederación optó por aplazar el partido correspondiente a la ronda previa de la Liga Concacaf, argumentando que “debido a inconsistencias que plantean la posibilidad de que no se siguieron todos los protocolos de Concacaf antes de este partido, se ha tomado la decisión de posponer el partido hasta que se puedan realizar más pruebas. Esta decisión ha sido tomada como precaución para priorizar la seguridad de todos los involucrados. Más detalles sobre la reprogramación de este partido se anunciarán a su debido tiempo”.

¿Falló en algo Alajuelense? Pareciera que no y que el problema se origina en un choque de regulaciones por la covid-19; situación que se resolverá con la posible actualización de las reglas, pues esta pandemia ha obligado a que en el día a día se tengan que tomar decisiones diferentes de forma constante.

El director deportivo de los manudos, Agustín Lleida, explicó paso a paso qué fue lo que ocurrió y cómo el partido se aplazó por los ‘falsos positivos’ que hay en el club.

Comenzó con una recapitulación de que hace casi tres semanas, a un número determinado de jugadores dio positivo por la covid-19, tras practicarse el hisopado nasofaríngeo y que en ese momento, todo el personal fue a cuarentena.

Las personas que dieron negativo estuvieron en aislamiento durante diez días y las personas que dieron positivo permanecieron los 14 días en su casa.

“Tras cumplir la cuarentena como marca el Ministerio de Salud y toda la reglamentación de Costa Rica regresamos a los entrenamientos, estuvimos entrenando durante esta semana y el martes se realizaron las pruebas PCR tal y como marca el protocolo de Concacaf”, aclaró Lleida.

Dichas pruebas fueron aplicadas a los 25 jugadores, al cuerpo técnico y a todo el personal administrativo.

“No solo eso, también se hizo un examen serológico para cuantificar el nivel de anticuerpos que cada jugador tenía y también se hizo un ecocardiograma a todos los jugadores que habían dado positivo para complementar estos estudios”, citó.

Además, insiste que “en ese momento cumplimos con todo lo que se nos solicitaba por parte de Concacaf, trabajamos como viene siendo habitual y el miércoles se nos entregan los resultados de dichas pruebas”.

Los exámenes indicaban lo que suponían los rojinegros, porque quienes habían dado negativo semanas atrás arrojaron el mismo resultado, al igual que los jugadores que habían dado positivo.

“Dichas pruebas dan positivo a todos los jugadores que ya habían dado positivo hace semanas, lo cual era algo que ya esperábamos, porque sabemos que todos los estudios dicen que ese PCR no pasa tan rápido de pasar de positivo a negativo que puede tardar cerca de dos meses”, apuntó Lleida.

A partir de ahí es que la Liga opta por complementar esos estudios con pruebas serológicas.

“Con el fin de corroborar los anticuerpos que ya había desarrollado cada jugador para poder justificar que ya están fuera de la enfermedad y todos ellos fueron entregados a Concacaf el martes por la mañana”.

Lleida relata que estuvieron durante todo el día esperando la respuesta, porque los análisis iban complementados con un estudio médico elaborado por el doctor Alfredo Gómez.

“En horas de la noche, una persona de Concacaf, un empleado de Concacaf nos notifica que todos los jugadores están habilitados para poder disputar el partido”.

Ahí se evidenciaba que la carga viral era tan baja que ya ninguno de los integrantes del equipo podía contagiar a otras personas.

“Nosotros nos vamos a dormir tranquilos, contamos con todo el equipo para este jueves y a las 10 a. m. se pusieron en contacto con nosotros el Comité de Competición de Concacaf, diciéndonos que los jugadores que por reglamento los jugadores que habían sido positivos de nuevo en esta prueba PCR no podían ponerse a competir, no podían ser utilizados en el partido”, indicó Lleida.

Es decir, a la Liga le estaban diciendo que no podía usar a los futbolistas que habían dado positivo.

“Visto que no podíamos completar los jugadores para disputar este partido, Concacaf toma la decisión de aplazar este partido y jugarlo seguramente la semana que viene. Ellos notificarán qué día se va a jugar, esperemos su información y cuando ellos lo digan lo haremos”, dijo el español.

Aclaró que para el campeonato nacional, Alajuelense no tendrá problemas.

“Tiene que quedar muy claro que en el protocolo de Unafut sí están especificados estos casos, en los que se contempla que el jugador no va a eliminar una PCR en dos semanas, sino que se requiere de más tiempo para que el jugador pase de positivo a negativo y esto está estipulado en el reglamento y en el protocolo de salud de Unafut”, señaló.

Insiste en que por eso mismo, el partido del fin de semana está en pie. El juego entre Alajuelense y Pérez Zeledón está pactado para el domingo, a las 4 p. m., en el Morera Soto.

“Se va a disputar, todos los jugadores están más que habilitados a nivel médico y con un aval médico para poder competir y se jugará el partido el fin de semana, igualmente que cualquier otro trabajador de Costa Rica, que en el momento que da positivo, ese trabajador es aislado durante 14 días, en caso de que haya sido positivo asintomático y a los 14 días regresa a sus funciones como profesional, sin necesidad de realizar ninguna otra PCR porque si la realizaran, volvería a salir positivo”.

En cuanto a los jugadores, al aplazarse el juego por la fase previa de la Liga Concacaf fueron citados para entrenar en el Centro de Alto Rendimiento en Turrúcares.

“Todos los jugadores están en condiciones perfectas para trabajar, de hecho se encuentran en el CAR, porque como no tuvimos partidos pasamos a entrenar y esperaremos noticias sobre la reprogramación del partido”, finalizó Lleida.