Fanny Tayver Marín. 14 septiembre
Alajuelense tiene un rendimiento del 80,55% en lo que va del torneo. Fotografía: José Cordero
Alajuelense tiene un rendimiento del 80,55% en lo que va del torneo. Fotografía: José Cordero

Al estudiar con detenimiento lo presentado hasta ahora por cada equipo en lo que va del torneo, Agustín Lleida tiene una teoría.

Según el gerente deportivo de los rojinegros, el superliderato será una lucha de dientes apretados entre Liga Deportiva Alajuelense y Saprissa.

Los manudos escalaron al primer puesto del Apertura 2019 en la tercera jornada y desde entonces no sueltan la punta.

Tras 12 partidos disputados, los rojinegros suman 29 puntos, con un rendimiento del 80,55%.

Los números de la Liga son buenos. De hecho, son mejores que los que tenían en mente al principio, cuando la dirigencia apostó por una reestructuración total de su proyecto deportivo.

De acuerdo a los promedios de los torneos anteriores, para superar la fase regular un equipo necesita llegar al menos a un número mágico de 36 puntos.

A los dirigidos por Andrés Carevic les faltan siete unidades para alcanzar esa cifra, cuando restan aún diez partidos para conocer el desenlace de la primera etapa del campeonato.

Sin embargo, en la Liga ni se confían ni se conforman.

“El primer objetivo era clasificar y estamos más cerca, el año pasado no se consiguió, cuando tengamos los puntos para clasificar pensaremos en el superliderato que sabemos que nos ayuda mucho porque te asegura una final. Iremos paso a paso”, mencionó Lleida.

De cara a lo que viene, al revisar la tabla y ver al funcionamiento de cada club, el español considera que su teoría tiene argumentos y toma fuerza.

(Video) ¿Qué ha pasado en Alajuelense?

“Vamos a estar peleando hasta las últimas jornadas con Saprissa, eso está claro, vamos a estar con Saprissa hasta el último momento, peleando el superliderato y no lo podemos decir hasta que no lo tengamos en la mano”.

En diez juegos, el Saprissa de Wálter Centeno contabiliza 20 puntos, para un rendimiento del 66,66%.

“Por ahora está pareciendo el equipo más fuerte, somos los dos más fuertes, son los dos equipos grandes del país y son los que más plantel tienen, que están mejores trabajados por los dos técnicos y seguro que van a estar peleando hasta el final, por eso te digo que hasta que no tengamos los puntos seguros no podemos hablar de estar seguros arriba”, expresó Lleida.

La noche del viernes, a pesar de que dominaba el juego contra Guadalupe, a la Liga le costó anotar. Aún así, halló la forma de sumar tres puntos con marcador de 2-1.

“Cualquier partido y cualquier rival nos va a costar, pero gracias a Dios estamos sacando los puntos, el equipo se está viendo bien, estamos logrando lo que planeamos, para lo que trabajamos y estamos arriba tranquilos”, opinó el gerente deportivo.

Al consultársele si esta Liga está para ser campeón, respondió: “Es apresurarse, tenemos un muy buen equipo, la plantilla no se tocó mucho pero fue reforzada en puestos clave como en el caso de Junior Díaz, que nos está dando mucha seguridad en el juego aéreo y la verdad estamos contentos y tranquilos en ese aspecto, porque a pesar de que han habido salidas durante el torneo y que gracias a Dios no hemos tenido muchas lesiones, siempre hemos presentado un plantel muy digno”.

Y añadió: “Un plantel que nos ha dado mucha seguridad y eso no quiere decir que vayamos a salir campeones, sí quiere decir que podamos estar luchando arriba, seguro en estas últimas instancias siendo peligrosos para cualquier rival y ese es nuestro objetivo”.

Alajuelense volverá a jugar el martes en casa. Lo hará a las 8 p. m., contra Limón.