Fanny Tayver Marín. 7 mayo
Agustín Lleida previo a un partido en el Estadio Nacional. Foto: Rafael Pacheco
Agustín Lleida previo a un partido en el Estadio Nacional. Foto: Rafael Pacheco

Agustín Lleida tiene dos años de ejercer el rol de director deportivo de Alajuelense y a pocos días de que su contrato expirara, los rojinegros lo renovaron por cuatro años.

“Es un reconocimiento al trabajo que se ha hecho en este tiempo, una confianza a que la línea que trazamos, el club piensa que es la correcta y una continuidad a todo este proceso que creo que es buena para la Liga, que es satisfactoria para nosotros y como siempre digo, donde estás feliz para qué te vas a ir, entonces creo que es un conjunto de todas esas cosas y muy contentos de poder continuar”, expresó Lleida en entrevista con La Nación.

Usted es quien hace negociaciones, contratos… pero en este caso, es distinto. ¿Cómo es que la Liga le dice que renueven de una vez?

Acababa ahora en junio y venían diciéndome desde que salimos campeones, que el contrato se acababa en junio, que teníamos que continuar con el proceso, que era importante que no se diera un cambio en ese aspecto para poder seguir la misma línea y por ahí fuimos comentando medio en broma y medio en realidad, hasta el final que hicieron una propuesta y prácticamente en unos días la firmamos. No le dimos muchas vueltas a nada, fue sencillo la verdad.

¿Por qué tanto tiempo, un contrato de cuatro años es muy extenso?

Más por parte de la Liga, yo quería dos años de contrato, pero la Liga quiso hacerlo más largo y como te digo, si uno está feliz en un sitio, entonces por qué no continuar. Lo hicimos de cuatro años.

Al final uno no está donde no quiere. Si en algún momento no estuviera a gusto, independientemente de que tenga los cuatro años de contrato me podría ir, entonces es algo que valoré y lo hicimos así de ese modo.

¿Qué ha sido lo más complicado para usted en este tiempo en la Liga?

Sobre todo los inicios, cambiar la parte cultural de la institución y que la gente pudiera entender un poco hacia dónde queríamos ir. Luego una vez que el proyecto va tomando la inercia, es un poco más sencillo todo. El arranque fue muy complicado.

Iba tomando las decisiones, pero se requería tiempo. ¿Es complejo eso?

Sí, pero a pesar de ello hasta que llegara ese tiempo, ese tiempo es el que me refiero a que era muy complicado. Al principio en todos los procesos de cambio, los resultados no llegan de inmediato y entonces me daba miedo que no se tuviera la paciencia para llegar a alcanzar resultados, porque se habría perdido el tiempo con lo que hubiéramos hecho.

Si al final, en algún momento dado del proyecto se hubiera cortado porque los resultados no llegaban de manera inmediata, hubiera sido un problema. Era lo que me preocupaba. Sin embargo, se tuvo la paciencia y ahora estamos donde estamos hoy.

¿Qué tan complejo fue lidiar contra la cultura del fútbol nacional, porque acá los entrenadores y los gerentes no duran mucho tiempo en sus cargos por lo general y pasaba mucho en la Liga?

Sí y la cultura de entender al club como algo que está por encima de todos y al final todos estamos aquí de paso y en el momento que al club le aporte más una persona diferente a nosotros, nos tenemos que hacer a un lado y darle paso a esa persona.

Al final, nosotros tenemos que estar para servir al club, no el club para servirnos a nosotros y eso era importante entenderlo así. Sino al final las instituciones llevan un freno siempre y entonces cambiar esa cultura, también con las ligas menores hacer entender que esto era un trabajo, que no era algo recreativo, donde cada seis meses nos estamos jugando nuestra posición aquí en la institución.

Todos esos cambios que costaron tanto al principio fueron muy importantes.

¿Cuáles cree que han sido los principales aciertos en la toma de decisiones?

La estructura de liga menor en un inicio creo que le atinamos en el momento de cómo la hicimos y la orientación que le dimos. Luego la elección del técnico y su continuidad después de la jornada contra Guadalupe también fueron claves. Si en ese momento después de perder contra Guadalupe en casa lo hubiéramos sacado, seguramente no habría llegado la 30 en ese semestre.

A nivel de incorporaciones y salidas, acertamos, porque de los que salieron, no les ha ido bien a ninguno en otras instituciones y los que llegaron creo que también dieron la talla y un poco lo que previmos que podían aportar lo aportaron. Esas son las cosas que nos han traído acá.

Para el aficionado en algún momento era impensado contar con jugadores como Bryan Ruiz, Leonel Moreira, el regreso de Johan Venegas o la ficha de Marcel Hernández. ¿Qué tan determinante ha sido eso?

Yo tengo una cosa muy clara y es que el talento trae expectativa, esa expectativa te trae mejores patrocinadores, te trae más gente al estadio. Esa expectativa te trae más dinero y con el dinero puedes fichar más talento. Es un poquito el camino que hemos ido llevando y al final sabíamos que trayendo gente de renombre y haciendo muchos cambios al principio íbamos a levantar una expectativa, que es la que se levantó y podíamos aumentar los ingresos.

Y con esos ingresos íbamos a poder permitir traer más talento, que es un poco lo que hicimos con la llegada de Marcel, de Johan o de Daniel Arreola en este semestre.

Es un poquito el círculo que hemos seguido y creo que no lo había contado nunca, pero es una visión que tengo de eso.

¿Para cuándo proyecta que la Liga venda un jugador hecho en su casa?

Vendimos a Ariel Lassiter y fue una de las cinco ventas más caras de la Liga en la historia. Si se ejerce la opción de compra de Jonathan Moya va a estar más o menos por los montos de Lassiter, entonces también sería una muy buena venta para la Liga.

Se irán dando cuando se tengan que dar. Al final, el objetivo aquí es desarrollar jugadores, poder lograr campeonatos y en consecuencia de ello, cuando se pueda vender a un jugador, porque haya una oferta interesante, pues la tomaremos.

Tampoco es un objetivo nuestro el estar siempre vendiendo, debemos tener un equipo competitivo, que eso es lo que nos exige la afición y cuando más bien un jugador tenga la posibilidad de irse fuera, ganar más dinero y darle mejores condiciones a su familia, entonces lo valoraremos por el jugador.

Tampoco es el objetivo número uno de la Liga estar vendiendo jugadores.

Cuando la Liga ganó la 30, usted dijo que a partir de eso en el club podrían trabajar con más tranquilidad, al quitarse el saco de presión que el club tenía encima. ¿Cómo ha sido eso?

En la Liga siempre hay presión y si hemos estado tranquilos en este semestre es porque no ha habido una semana en la que hayamos perdido. En ese aspecto ha estado bastante tranquilo el semestre, como dije después de ganar la 30, que íbamos a tener mucha más tranquilidad para trabajar y de hecho es así. La Liga en el día a día tiene mucha calma en el trabajo. No tenemos a lo mejor las preocupaciones que podíamos tener antes, o no estamos esperando la liguilla de la manera que la podíamos esperar antes.

Ahora estás viendo que en Heredia dicen que van a ser campeones, en Saprissa dicen que van a ser campeones, pero creo que no has escuchado a nadie de la Liga decir que vamos a ser campeones. Más bien nosotros nos dedicamos a lo que venimos haciendo todo el semestre, trabajar bien en el día a día, entrenar bien y ojalá que cuando haya partido se nos den las cosas y podamos ganar. Así vamos a seguir por lo que resta del torneo.

Algunos aficionados comentan que si ya renovó Agustín Lleida, lo que sigue es que se haga lo mismo con Andrés Carevic y con Leonel Moreira. ¿Cómo va eso?

Ahí seguimos trabajado casi diariamente en esos aspectos, como siempre he dicho, la de Carevic depende de nosotros, la de Leo no depende de nosotros. Entonces, te diré que la de Leo un poco más esperando, la de Andrés sí tratando de empujar, o de buscar la forma de que se pueda quedar y seguimos ahí con los dos frentes abiertos.

¿El equipo ya volvió a entrenar completo o aún hay algunos en aislamiento?

Están haciendo algunos trabajos físicos con distanciamiento, en gimnasio. Más bien estamos con mantenimiento físico en diferentes horarios para tratar de salvaguardar todos los aspectos de salud de nuestros jugadores y de sus familias, pero prácticamente ya se han ido incorporando poco a poco todos los jugadores que estaban en aislamiento.

Si desea unirse al canal AlajuelenseLN en Telegram, aquí encontrará el enlace directo.