Fútbol Nacional

Adal Ramones desborda pasión por Cartaginés y explica la razón de este extraño sentimiento

Conoce cada detalle de la historia de los brumosos, sigue la actualidad y movió su apretada agenda para apoyar a los blanquiazules en la final ante Alajuelense. El mexicano estará en el Morera Soto y asegura que romperán mitos

Conoce cada detalle de la historia del Cartaginés, descarta con propiedad que exista algún muñeco o maldición por la forma en la que se festejó el último título de los brumosos de 1940 y aunque su agenda es sumamente apretada por compromisos en México y Estados Unidos, llegó a Costa Rica este miércoles con el objetivo de apoyar a los blanquiazules ante Alajuelense y, como él dice, presenciar cómo se escribe una nueva historia en el Morera Soto.

Ramones, estrella del espectáculo mexicano como conductor, humorista y actor, desarrolló una pasión extraña por los de la Vieja Metrópoli que, siendo realista, hasta cuesta entender. Sin embargo, su frenesí no tiene límites, en su rostro se refleja la fe que hasta muchos fanáticos nacidos en Cartago y con años de apoyar al equipo no tienen.

Es tanto el sentir que transmite por los colores de los centenarios que hasta estuvo en el hotel de concentración del equipo la noche previa al duelo frente a los erizos, recibió una camiseta, una suéter del club, compartió con el plantel y dio una conferencia de prensa, como si fuera parte de los convocados al partido. Es más, su hijo Diego estuvo a su lado y a toda costa quiere hacerlo seguidor de Cartaginés. ¿Cómo nació este fanatismo de un azteca por los brumosos?

“En el 2018 estuve en una Teletón acá en Costa Rica, me encontraba en el escenario animando con Choché Romano y se empezó a decir que quién le va a Saprissa o quién es de Alajuelense, pero atrás un niño gritaba y no le escuchaba. Pedí que lo dejaran hablar y el niño dijo que le iba a Cartaginés, que era Cartaginés y no entendía. Choché me dijo que ese era un equipo que tenía muchísimos años de no ganar”, comentó.

Además, agregó: “al verlo solo y portando con orgullo la camiseta del Cartaginés. Hablé con él y me dijo que quería ver a su equipo ganar, que su papá nunca lo había visto ganar y lo dijo con tal sentimiento, que le dije que a partir de ese momento iba a ser un aficionado de Cartaginés más. Ese niño me impactó por la lealtad que tenía a los colores. Normalmente la gente cuando su equipo no gana se cambia de colores, como si uno se pudiera cambiar el ADN. Muchos lo pueden hacer, pero no debería ser así. Cuando un niño de cinco o seis años muestra esa lealtad, me movió y me dije que iba a ser cartaginés de corazón”.

Adal fue recibido por la dirigencia blanquiazul y estará en uno de los palcos del Morera. Más allá de que la Liga figura como el favorito en la final de la segunda fase del Clausura 2022, para él no hay nada imposible y se ve celebrando el boleto a la final.

Pese al trajín con el que vive una estrella de su talla, lo del fanatismo por los de la Vieja Metrópoli no se queda en las palabras, sino que afirma que sigue el día a día del club por un amigo que lo mantiene informado y está al tanto de los fichajes, del rendimiento y conoce a jugadores y lo que ha pasado en el certamen.

“Hago todo lo que puedo por estar conectado lo más posible a Costa Rica... He estado bastante ocupado y apenas hago pie en México, pero mi amigo y socio Juan Carlos Campos me dice cómo va todo, a quién contrataron, quién regresó como préstamo al equipo (Marcel Hernández) y me tiene al tanto de todo. Desde que Cartaginés se acercó a este momento histórico, he estado muy pendiente. Me llenó de emoción que la afición se tiró a las calles a celebrar (el pase a la final tras superar a Herediano). Hay mucho fervor, adrenalina y sé que hay mucha gente que quiere ver campeón a Cartaginés”, explicó Ramones.

El azteca hizo un último pedido a las dos aficiones, disfrutar y comportarse a la altura de lo que él admira del pueblo costarricense: la educación y el respeto.

“Espero que todos disfrutemos en el estadio y lo vivamos como es el pueblo tico.... No creo en maldiciones o en eso de que todo se debe a la forma en la que se festejó el último título en una iglesia. Hoy tenemos un equipo ganador y hay una racha que se debe romper ahora. En el Cartaginés tenemos mundialistas, líderes de goleo, experiencia, novatos y jugadores premiados. No nos podemos amedrentar porque el otro equipo tiene mejores instalaciones, millones de dólares o ciertos jugadores, debemos ser como David contra Goliat”, finalizó.

Cristian Brenes

Cristian Brenes

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre el Cartaginés.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.