Steven Oviedo.   13 agosto
Aarón Salazar en una de las prácticas del Club Sport Herediano. FOTO: Prensa Herediano.

Que un jugador de la cantera del Club Sport Herediano triunfe en el primer equipo florense es muy poco común, por lo que Aarón Salazar desea ser una de las excepciones a la regla.

El defensor hizo todas sus divisiones inferiores en el Herediano, pero salió del equipo con el objetivo de tomar rodaje y lo consiguió de sobra.

Salazar fue campeón de la Liga de Ascenso con San Carlos y también levantó el trofeo de monarca nacional en el equipo norteño, pero lo más importante es que lo logró como figura del club dentro de la cancha.

“Esperé mucho tiempo para este momento. Estuve acá desde los siete años hasta los 17, jugué en ligas menores, me fui a San Carlos y estaba ansioso por vestir estos colores y esta camiseta. Sabía que tenía la calidad para venir a pelear por un puesto”, explicó Salazar.

Este zaguero viene de una familia muy herediana, que tuvo a un representante entre 1998 y 2011 dentro de la cancha: el defensor Robert Arias.

Arias es el tío de Salazar y cuando se dio cuenta que su sobrino vestiría los colores que defendió con pasión, se llenó de mucha alegría.

“Muy contento desde que le tocó debutar y ahora verlo cumplir un sueño de estar con la camiseta del Herediano. Es una responsabilidad muy grande la que tiene ahora, trato siempre de darle consejos de lo que significa vestir esa camisa”, detalló Robert Arias, exjugador florense.

El futbolista debutó en este torneo ante el Cartaginés en el empate 1-1 y mostró buenas condiciones, pero su primer duelo con los rojiamarillos fue el 17 de diciembre de 2017 contra Pérez Zeledón, cuando el equipo era dirigido por Hernán Medford.

En este partido, el ‘Pelicano’ estaba disputando el último juego de la cuadrangular final de ese torneo, pero se guardó a todas sus figuras para la final frente a los generaleños.

“Estaba muy contento, aparte de los futbolístico voy a tener a mi familia más cerca. Futbolísticamente muy feliz, venir a un club grande siempre es importante, por lo que le agradezco mucho a Jafet”, añadió Salazar.

El defensor es uno de los pocos jugadores que ha logrado dar el salto al primer equipo, ya que en el Herediano los jóvenes tienen que competir con planillas de alto nivel como las que ha conformado Jafet Soto recientemente.

No obstante, Salazar siempre destacó como defensor central, líder y luchador desde que se colocó los tacos e ingresó a la gramilla del Estadio Eladio Rosabal Cordero.

“A Aarón lo conozco prácticamente desde que nació por mi cercanía a Robert Arias. Me parece que ha sido un jugador que ha adquirido una madurez rápidamente. Siempre vi en él muchas condiciones, fue mi capitán en el alto rendimiento, él pasó por todas las categorías en el Herediano”, explicó Minor Díaz, técnico de la U, quien tuvo al jugador cuando trabajó en las divisiones menores del equipo.

En el Herediano, los últimos canteranos que lograron consolidarse con el primer equipo fueron Leonel Moreira y José Miguel Cubero, quienes hicieron carrera con los rojiamarillos. Además, casos como los de Leonardo González y Junior Díaz, quienes hicieron la mayor parte de su carrera en el exterior.

Aarón Salazar tendrá que pelear por un puesto con Kevin Espinoza y Cristian Reyes para ser el compañero de Keyner Brown en la defensa del equipo florense.