Daniel Jiménez.   17 febrero

El portero Aarón Cruz vive su mejor momento en el Saprissa. El guardameta es pieza clave para que el Monstruo esté invicto en la era de Wálter Paté Centeno y ahora se prepara para enfrentar a una de las delanteras más temidas de toda América: la de Tigres de México.

En los últimos tres partidos, ante Alajuelense, Universidad de Costa Rica y Grecia, el arquero ha sido un punto alto en el equipo.

El portero Aarón Cruz realizó una buena tapada a Lucas Giovagnoli, del Municipal Grecia. Foto: Rafael Pacheco

Mantuvo el cero frente a San Carlos, Santos, la Liga y la UCR. Solo los griegos le marcaron.

Veamos las estadísticas de los últimos tres encuentros: en el clásico detuvo dos mano a mano frente al hondureño Róger Rojas.

Contra la U protagonizó ocho tapadas, dos de ellas de alto calibre en los pies de Francisco Rodríguez (mano a mano) y Johan Condega (remate).

Frente a los griegos figuró en tres oportunidades, una al minuto 89 ante un mano a mano de Lucas Giovagnoli.

"Estoy contento y agradecido con Dios por la oportunidad. El portero tiene que estar en los momentos en que se requiera y por dicha pude estar bien en el momento justo", comentó Cruz.

El meta Cruz registra 10 partidos y 951 minutos en cancha. Inició el campeonato de titular luego de una lesión de Kevin Briceño que lo obligó a ser intervenido quirúrgicamente.

Tanto Vladimir Quesada como Wálter Centeno le han dado la posibilidad de ser el estelar este campeonato.

“Uno siempre quiere jugar, el futbolista que esté en un equipo y esté contento por estar en el banquillo, es mejor que agarre las cosas y se vaya. Hay que tener paciencia, yo la he tenido. Estoy agradecido con el cuerpo técnico y compañeros por el respaldo”, acotó.

El arquero ahora se prepara para enfrentar metralla ante una de las delanteras más completas del continente.

En el equipo dirigido por Ricardo El Tuca Ferreti tiene jugadores como el francés André-Pierre Gignac, el chileno Eduardo Vargas y el ecuatoriano Enner Valencia, así como Javier Aquino y Jürgen Damm.

“Es un reto bonito, difícil, estamos muy ilusionados, en el fútbol no hay nada escrito, son once contra once, nosotros lo vemos así y queremos hacer un gran torneo”, expresó el guardameta.

Aarón está viviendo una realidad similar a la de hace exactamente un año, cuando enfrentó al América de México, también por Concachampions.

“Uno aspira siempre a jugar, desde el primer día que me puse la morada dije que iba a pelear la titularidad, esto es de esforzarse, me siento bien y contento, se viene un reto bonito contra Tigres”, concluyó.

El juego entre Tigres y Saprissa se realizará este martes a las 7 p. m. en el Estadio Ricardo Saprissa.El cuadro morado se garantiza una muy buena taquilla en este compromiso, pues el club informó el pasado fin de semana que los boletos se estaban vendiendo con mucha rapidez.

Esta serie frente al cuadro azteca se juega a ida y vuelta. El segundo compromiso se realizará el próximo martes 26 de febrero a las 9 p. m. en el Estadio Universitario.

Lenguaje morado. En el camerino del Monstruo hay respeto, pero no miedo a Tigres.

Jugadores como Michael Barrantes, Marvin Angulo y Rubilio Castillo afirmaron que el escenario es ideal para realizar un buen encuentro frente a un rival más que exigente.

“Nosotros tenemos que jugar inteligentes, no podemos irnos alegres al ataque porque sabemos del poderío de estos jugadores. Vamos a hacer un partido sin complejos”, dijo Angulo.

Criterio similar compartió Barrantes: "Todos estamos ilusionados con este partido. El un juego, cualquier cosa puede pasar, nosotros vamos a dar lo mejor. Este primer partido va a ser vital, tenemos que trabajar la parte mental".

Para este encuentro Paté Centeno volverá a jugar con la alineación titular del Saprissa, pues cuidó a 10 futbolistas en el encuentro frente a Grecia (3-2). Solo utilizó a Aarón Cruz.