Por: Fanny Tayver Marín.   15 enero
Luis Garrido y José Miguel Cubero mostraron mucha garra en el partido contra Herediano. Fotografía: John Durán
Luis Garrido y José Miguel Cubero mostraron mucha garra en el partido contra Herediano. Fotografía: John Durán

Desde muy temprano, sus papás y su hermana estaban en las gradas del Morera Soto.

En el camerino, José Miguel Cubero se preparaba para jugar por primera vez como titular con Alajuelense, luego de que el miércoles pasado relevó al panameño Roberto Chen contra Limón en el minuto 2.

No se trataba de un partido cualquiera para él, porque después de que jugó un torneo con Puntarenas, el mundialista de Brasil 2014 se marchó al Herediano y desde entonces, nunca había enfrentado al Team.

Como curiosidad, Cubero se estrenó con la camisa rojiamarilla el 16 de enero de 2010, en el Morera Soto contra la Liga y aquel día, los erizos ganaron con un gol de Diego Estrada.

Siete años después, fue en ese mismo escenario donde Cubero se vistió de rojinegro para jugar contra Herediano y el marcador fue el mismo, con una anotación de Jonathan McDonald.

En función de defensa central, ante la emergencia que vive la zaga del León con una plaga de lesiones, el jugador se vio sólido, primero entendiéndose con Kenner Gutiérrez y luego guiando a Darío Alfaro.

Cubero se hace sentir en Alajuelense y fue uno de los puntos altos de la Liga contra los rojiamarillos.

Él estaba muy metido en el partido, los ánimos se calentaban y hubo un momento imborrable para él.

Herediano presionaba en busca del empate en los últimos minutos y la afición de la Liga, que colmó las gradas del Morera Soto, coreó a una sola voz: “Cu-be-ro; Cu-be-ro, Cu-be-ro, Cu-be-ro”…

La afición de Alajuelense se muestra contenta con la llegada de José Miguel Cubero. Fotografía: John Durán
La afición de Alajuelense se muestra contenta con la llegada de José Miguel Cubero. Fotografía: John Durán

Algunos tomaron esto como una forma de irritar a los rojiamarillos, pero en realidad, a quien más se le dio fue al propio José Miguel.

“En Heredia viví muchísimas cosas lindas, importantes y el aficionado también era de admirar, pero lo que sentí aquí fue muy grande. Por un momento me salí del partido y escuchaba y escuchaba a la gente y se le eriza a uno la piel”, comentó el futbolista.

Y agregó: “A uno nada más le queda tratar de darlo todo en la cancha porque hay que responder, porque a como gritan hay que responder en la cancha, eso es lo que vale”.

Recordó que su plan era quedarse por seis meses más en el Alcoyano, en España, pero de repente, recibió la llamada de Jafet Soto, avisándole que Herediano y Alajuelense se habían puesto de acuerdo para que jugara a préstamo con los manudos.

Jonathan McDonald fue el autor del gol con el que Alajuelense venció a Herediano. Fotografía: John Durán
Jonathan McDonald fue el autor del gol con el que Alajuelense venció a Herediano. Fotografía: John Durán

Lo conversó con su familia y su papá le aconsejó que aceptara, que se fuera a la Liga. Con mucha facilidad se adaptó al grupo, lo recibieron bien y la afición rojinegra tiene mucha química con él.

“En lo personal, salgo más motivado de lo que vine porque la afición nos está respondiendo y eso que no hemos encontrado el toque de lo que queremos, pero que estamos trabajando”.

“Quiero decirles a ellos que estoy muy contento por todo lo que se da y obviamente que voy a hacer todo lo que pueda para responderles de buena forma”.

Cuando la Liga recupere a sus defensores, él pasará al puesto que más le agrada, pues el técnico Nicolás Dos Santos dijo: “Cubero me cumple como central, pero es excepcional de contención”.

Sin embargo, él afirma que jugará en el puesto que le asignen, porque “si me contrató la Liga es para rendir en cualquier posición”.

“Hay que tratar de hacer las cosas bien, el jugador polifuncional tiene más oportunidades en un plantel y en una institución y más al salir de titular”.

Para Cubero, lo principal es que la Liga tiene nueve puntos en tres juegos.

“Ya ese partido es historia, ganamos, queríamos que fuera de una forma un poquito más tranquila, pero Herediano venía por lo de ellos. Vienen partidos seguidos, tenemos que ir a sumar a Pérez Zeledón y de mí sepan que soy una persona honrada y voy a dar el 100%”.

Que suba al medio campo ya no se ve tan lejano, porque Esteban Marín se entrenó con normalidad tras superar el esguince en el tobillo y las radiografías que se le practicaron a Kenner Gutiérrez salieron bien, al igual que las del portero Adonis Pineda.