Fanny Tayver Marín. 14 noviembre, 2019
Para el primer partido de las semifinales, Alajuelense no contará con Kenner Gutiérrez, quien debe purgar dos partidos de suspensión. Jonathan McDonald y Junior Díaz sí están habilitados. Fotografía: John Durán
Para el primer partido de las semifinales, Alajuelense no contará con Kenner Gutiérrez, quien debe purgar dos partidos de suspensión. Jonathan McDonald y Junior Díaz sí están habilitados. Fotografía: John Durán

Liga Deportiva Alajuelense tiene casi un mes de estar a la espera de conocer el nombre del rival que enfrentará en las semifinales del Apertura 2019.

Fue el 20 de octubre cuando los rojinegros se apoderaron del liderato general y se ganaron el derecho de disputar una eventual gran final.

Esa espera ha sido larga, porque cuando la Liga selló ese primer lugar faltaban tres jornadas de una fase regular que todavía no se acaba.

Debido a los juegos de la Selección Nacional en la Liga de Naciones y a la presencia de Saprissa en la final de la Liga Concacaf, el parón se ha hecho extenso, pero será hasta el miércoles cuando se defina el nombre del equipo que clasificará en el cuarto lugar.

¿San Carlos o Cartaginés? ¿Hay alguna preferencia en el camerino manudo?

“La verdad que no, a todos los respetamos, sabemos que los dos que tienen la posibilidad de jugar contra nosotros son equipos que pueden hacer las cosas bien, que nos pueden complicar y que si no estamos atentos, nos van a pasar por encima, eso es claro”, manifestó el defensor Junior Díaz.

Durante los duelos en la fase regular, contra Cartaginés, el 1°. de setiembre, la Liga goleó a los brumosos en el Fello Meza, con anotaciones de Jonathan Moya, Marco Ureña, Ariel Lassiter y Jonathan McDonald; mientras que el 27 de octubre, los rojinegros recibieron a los blanquiazules en el Morera Soto y los pupilos de Hernán Medford aplicaron un cerrojo que complicó a los erizos.

Jonathan Moya contabiliza cinco goles en este torneo. Fotografía: Rafael Pacheco
Jonathan Moya contabiliza cinco goles en este torneo. Fotografía: Rafael Pacheco

Ese segundo pulsó quedó 1-1. El mexicano Julio Cruz abrió la cuenta y luego empató McDonald.

Para el 4 de setiembre, Alajuelense se midió al campeón nacional en casa y sudó para sumar tres puntos con una anotación de Allen Guevara ante un San Carlos que terminó jugando con nueve hombres, tras las expulsiones de sus centrales Álvaro Aguilar y Rudy Dawson.

El 2 de noviembre, la Liga fue a Ciudad Quesada para jugar el último partido que ha disputado hasta el momento y lo hizo sin José Salvatierra y sin el hondureño Alex López, a quienes les recetó descanso.

Alajuelense estaba en la tierra del actual monarca del fútbol tico, que no tenía otro camino que ganar si quería ‘revivir’ en el campeonato y reactivar sus opciones de clasificar. El equipo de Luis Marín le jugó con todo a la Liga y le ganó 3-1, con doblete de Álvaro Saborío y un autogol de Adonis Pineda tras un tiro libre de Álvaro Aguilar.

Alajuelense perdió en su última visita a San Carlos. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense
Alajuelense perdió en su última visita a San Carlos. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense

El gol manudo fue obra de Lassiter, quien pegó una pelota en el palo cuando Alajuelense intentaba empatar, con diez hombres porque Kenner Gutiérrez vio la cartulina roja y Andrés Carevic tuvo que rearmar su equipo al sacrificar a McDonald para que Bernald Alfaro ingresara a la contención y relevara a José Miguel Cubero, quien tuvo que acompañar a Junior Díaz como central.

Cuando la Liga buscaba la paridad, en el cierre del partido, fue cuando cayó el segundo dardo de Sabo, con una chilena.

No faltará quien considere que esos resultados son antecedentes para lo que viene, pero Díaz es del criterio que las semifinales y la final se convierten en un torneo aparte y que lo que ya pasó no cuenta.

"No hay ninguna preferencia, sino más bien estar atentos a quién pueda ser el rival. Si queremos ser campeones tenemos que ganarle a quien sea, entonces nada más estamos esperando rival para ver cuáles son las características de ellos y basado en eso preparar la semana de trabajo”, opinó el zaguero.

Jonathan McDonald tiene un criterio similar al de Díaz, al señalar que “independientemente del rival, nos tenemos que ocupar por lo que podemos controlar, que es nuestro desempeño o nuestro desenvolvimiento en la cancha, no podemos estar pensando en quién nos podemos topar”.

Además, manifestó que aunque es una frase trillada en el fútbol, “el equipo que quiere salir campeón tiene que ganarle a todos los rivales y a todas las canchas tiene que salir a ganar, entonces, que sea uno u otro, no cambia mucho”.

Eso sí, advirtió que en Alajuelense saben que deben tener sus precauciones.

“No es lo mismo el fútbol que viene haciendo Cartago después de que llegó Hernán (Medford) y lo que ya conocemos de San Carlos, así que primeramente pasa mucho por lo que nosotros podamos hacer y ocuparnos en lo que podemos controlar, que es el desempeño principalmente individual para que se refleje en lo colectivo”.

Pero aclara que el hecho de que los erizos tomen sus precauciones tampoco significa que sea que están preocupados por el rival que vayan a enfrentar.

“Nos ocupamos más de lo que podamos hacer nosotros que de lo que también pueda hacer el rival. Desde luego que hay que tratar de minimizar sus virtudes y tratar de explotar los defectos que tienen, a como todos los equipos los tenemos, así que sea el rival que nos toque en la semifinal, los hemos enfrentado y hemos hecho buenos partidos”, citó el atacante.

Alajuelense jugará el próximo martes contra Jicaral, a las 8 p. m., en el Morera Soto.

“Después de este último partido de temporada regular, ya empieza otro torneo totalmente aparte, en el que los partidos no van a ser igual de abiertos, no van a ser igual en el sentido de los marcadores, ojalá que sí, pero hay que afrontarlo inteligentemente”, finalizó.