AFP . 23 febrero

La espectacular chilena de Olivier Giroud había sido anulada por el árbitro y el guardalínea, por posición prohibida, pero una larga revisión en el VAR aclaró dudas y desató el festejo del gol con que el Chelsea derrotó al Atlético de Madrid.

La sala de asistencia por video esclareció que la pelota le había llegado al francés de un malogrado intento de despeje de un zaguero colchenero, lo cual lo habilita, y no de un pase de su compañero, como pareció en primera instancia.

El 1 a 0 de visita vale oro para los ingleses, que ahora intentarán definir la serie en el partido de vuelta en su casa y sellar el boleto a los cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa. Le bastaría un empate por cualquier marcador para dar el paso a la siguiente ronda.

El Atlético dejó la iniciativa al equipo inglés y acabó pagando su conservadurismo en el Nacional Arena de Bucarest, donde se disputó el encuentro al no poder jugar en Madrid por las restricciones impuestas a los viajeros procedentes del Reino Unido por la pandemia.

Un muro de cinco y hasta seis hombres, por momentos, esperaba cada acercamiento de los ‘blues’, que no lograron hacer ninguna ocasión clara de gol en la primera parte.

Los jugadores de Thomas Tuchel llevaban el peligro por las bandas, especialmente por la derecha, donde Mason Mount y Callum Hudson-Odoi hicieron trabajar mucho a Thomas Lemar y Mario Hermoso.

- Luis Suárez, sin acierto -

El Atlético, más preocupado por desactivar al Chelsea que de irse hacia adelante, esperaba sus oportunidades agazapado para salir con rapidez.

Los rojiblancos tuvieron una gran oportunidad apenas comenzado el partido cuando Saúl Ñíguez robó un balón en boca de gol al portero Edouard Mendy que se le fue largo (2).

Al cuarto de hora, Luis Suárez metió un balón desde la línea de fondo que se paseó por la línea de gol sin que Lemar llegara a tiempo de empujarla (14).

El delantero uruguayo tampoco logró rematar prácticamente en el palo un pase desde la derecha (42).

El mejor goleador de la Liga española junto con Leo Messi sigue sin poder estrenar su casillero en la Champions, donde aún no ha marcado esta temporada.

El descanso no sirvió para que hubiera un cambio de dibujo en el campo, donde el Chelsea siguió teniendo el control del juego, al que intentó dar un punto de velocidad para superar el muro rojiblanco.

El Chelsea, en línea ascendente desde que Tuchel se hizo cargo del equipo a finales de enero, no lograba encontrar los huecos para pasar la defensa del Atlético, que se presentó en Bucarest con muchas bajas.

Chelsea's French striker Olivier Giroud (L) scores during the UEFA Champions League round of 16 first leg football match between Club Atletico de Madrid and Chelsea at the Arena Nationala stadium in Bucharest on February 23, 2021. (Photo by Daniel MIHAILESCU / AFP)
Chelsea's French striker Olivier Giroud (L) scores during the UEFA Champions League round of 16 first leg football match between Club Atletico de Madrid and Chelsea at the Arena Nationala stadium in Bucharest on February 23, 2021. (Photo by Daniel MIHAILESCU / AFP)

- Gol con suspense -

El Atlético, que tampoco llegaba con claridad a los dominios de Mendy, veía como sus hombres más creativos como el joven luso Joao Félix o Saúl prácticamente no aparecían, empeñados en tareas defensivas.

El muro rojiblanco acabó quebrándose cuando Giroud logró cazar un balón bombeado en el área para marcar un gran gol de chilena (69).

Inicialmente anulado por fuera de juego del delantero del Chelsea, el videoarbitraje acabó dando por bueno el tanto tras unos minutos de suspense al entender que el balón llegaba tocado por el atlético Mario Hermoso.

El tanto cayó como un jarro de agua fría en el Atlético de Madrid, que tras jugar prácticamente todo el partido a la defensiva veía como apenas le quedaban 20 minutos para cambiar de esquema y tratar de equilibrar.

Diego Simeone movió el banquillo para refrescar al equipo que dio un paso adelante y se fue en busca del empate, pero no pudo superar la red defensiva que construyó el Chelsea en los últimos instantes para acabar llevándose el partido.

El Atlético no tendrá más opción que salir al ataque en Stamford Bridge para intentar dar la vuelta a la eliminatoria.